SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No. 22 Sucre, 26 de enero de 2007

DISTRITO: Oruro

PARTES: Ministerio Público c/ Benedicto Flores Lovera

Transporte de SsCc.

RELATOR: Ministro Dr. Zacarias Valeriano Rodriguez

**********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación de fojas 55 a 56 vuelta, interpuesto por Benedicto Flores Lovera, impugnando el Auto de Vista Nº 11/06 de fojas 49 a 50 vuelta, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por el delito de transporte de sustancias controladas, sus antecedentes y;

CONSIDERANDO: que concluida la audiencia oral, pública y contradictoria de juicio, tramitada ante el Tribunal de Sentencia Nº 2 de la ciudad de Oruro, se dicta la sentencia Nº 04/06 de 16 de enero de 2006 en la que se declara a Benedicto Flores Lovera, Autor y culpable del delito de transporte de sustancias controladas, condenándolo a sufrir la pena privativa de libertad de 8 años de presidio a cumplir en el penal de "San Pedro" de la ciudad de Oruro, más el pago de 500 días multa a razón de Bs. 0,20.- por día, resolución que es recurrida de apelación restringida por el imputado, recurso que es resuelto por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, mediante el Auto de Vista 11/06 de 10 de abril de 2006, el que declara improcedentes las cuestiones planteadas, confirmando la sentencia de primer grado.

De este fallo, recurre de casación el imputado, recurso que es admitido por Auto Supremo Nº 270 de 16 de agosto de 2006.

CONSIDERANDO: que en el recurso de casación deducido, Benedicto Flores Lovera denuncia que el a quo, no habría valorado debidamente la prueba testifical, la que refiere, sería "incoherente y contradictoria".

Alega que el Auto de Vista impugnado, incurrió en infracción de la previsión del artículo 15 de la Ley de Organización Judicial, vulneración de las reglas del debido proceso y otras omisiones de principios constitucionales y procesales motivo por el que acusa habría incurrido en defectos absolutos insubsanables conforme a la previsión del numeral 3) del artículo 169 de la citada Ley 1970.

Denuncia que uno de los fundamentos de la sentencia fue el presunto reconocimiento del imputado respecto a la responsabilidad del hecho, habiendo el Tribunal de alzada arribando a la falsa conclusión de haberse admitido la valoración de pruebas ilegales sin analizar los reclamos formulados.

Acusa que la resolución impugnada sería contradictoria, al Auto Supremo Nº 635/04 que señala que "el recurso de apelación es el medio legal para impugnar errores de procedimiento o de aplicación de normas sustantivas en los que se incurrió durante la sustanciación del juicio o en la emisión de la sentencia. El Auto que resuelve la apelación restringida no debe revisar cuestiones de hecho calificadas en sentencia ni proceder a realizar una nueva valoración de la prueba. La función del Tribunal de alzada es garantizar el debido proceso y por ello, corresponde actuar con sujeción a las disposiciones contenidas en los artículos 413 y 414 del Código de Procedimiento Penal".

Invoca También el Auto Supremo 127/04 que señala que para configurar este hecho ilícito (transporte de sustancias controladas), se requiere... a) que el agente sepa que lo que se transporta es ilícito..." refiriendo no haberse acreditado por la representación del Ministerio Público, la concurrencia del elemento subjetivo del tipo penal atribuido.

CONSIDERANDO: que así formulado el recurso corresponde a este Tribunal ingresar a su análisis, de ahí que verificados los antecedentes procesales y las alegaciones contenidas en el memorial de impugnación, se tiene:

Que si bien el recurrente denuncia que el a quo, no habría valorado debidamente la prueba testifical, refiriendo que la misma sería "incoherente y contradictoria", situación que se encontraría dentro de los alcances del artículo 370 numeral 6) del Código de Procedimiento Penal, empero omite precisar de qué manera la valoración del Tribunal de mérito rompió con las reglas del sistema de la sana crítica, presupuesto de la crítica impugnatoria, que no puede ser suplido por el Tribunal de casación.

Asimismo, no es suficiente denunciar vulneración de las reglas del debido proceso y omisiones de principios constitucionales y procesales, alegando que como consecuencia de ello se habría incurrido en defectos absolutos insubsanables conforme a la previsión del numeral 3) del artículo 169 de la citada Ley 1970, toda vez que el sistema de recursos exige que el recurrente precise con claridad los fundamentos y las circunstancias que pueden sustentar su denuncia, constituyéndose en carga de la parte recurrente, proveer los fundamentos de hecho y de derecho a efecto de demostrar los motivos alegados en el recurso; así mismo se hace imperioso considerar, que si bien la Ley de Organización Judicial en su 15vo. articulado dispone la REVISION DE OFICIO de los procesos, empero tal disposición no obliga a los Tribunales a coincidir con los criterios impugnatorios del recurrente, máxime si el sistema procesal penal se adscribe a la teoría de la convalidación de las formas, que se sustenta en la efectividad del acto y fundamentalmente en división de roles de los sujetos procesales, recayendo el derecho de accionar la crítica sobre la actividad procesal, en las partes bajo advertencia de convalidación conforme señala el artículo 170 de la Ley 1970, exceptuando aquellas situaciones expresamente sancionadas de nulidad y las que constituyen defectos absolutos, lo que no exime a las partes de la responsabilidad de ponerlas en evidencia ante el Tribunal de revisión.

Respecto a la denuncia de que el Auto de Vista impugnado incurriría en contradicción externa con el Auto Supremo Nº 635/04, se tiene que la misma no es evidente ya que el fallo dictado observa la doctrina legal y no realiza una nueva valoración de la prueba ni revisa cuestiones de hecho, habiendo actuado con sujeción a las disposiciones contenidas en los artículos 413 y 414 del Código de Procedimiento Penal.

Finalmente respecto a lo señalado en el Auto Supremo Nº 127/04, se tiene que de los elementos de prueba contenidos en la sentencia se ha acreditado la concurrencia del elemento subjetivo en la conducta del imputado, máxime si el Tribunal de mérito exterioriza en el fallo, los criterios de experiencia en los que funda su razonamiento para concluir mas allá de la duda razonable que el procesado tenía conocimiento de que lo que transportaba era ilícito, por lo que no se ha demostrado que el fallo del Tribunal de alzada al confirmar la sentencia del a quo, hubiera incurrido en contradicción con el precedente invocado.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad prevista en el artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, declara INFUNDADO el recurso de casación de fojas 55 a 56 vuelta, interpuesto por Benedicto Flores Lovera.

RELATOR: MINISTRO DR. ZACARIAS VALERIANO

RODRIGUEZ

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Bernardo Bernal Callapa

Dr. Zacarias Valeriano Rodriguez

Sucre, veintiséis de enero de dos mil siete.

Proveído.- Abog. Ximena L. Mendizábal Hurtado -Secretaria de Cámara