SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No. 4 Sucre, 26 de enero de 2007

DISTRITO: La Paz

PARTES: Ministerio Público c/ Exaltación Melquíades Sandoval Quispe y otra.

Tráfico de Ss.Cc.

RELATOR: MINISTRO DR. Zacarías Valeriano Rodriguez

**********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación cursante de fojas 134 a 135 y vuelta, interpuesto por Exaltación Melquíades Sandoval Quispe y Nery Bedriñaga Gutiérrez, impugnando el Auto de Vista de fojas 131 a 132 vuelta de fecha 17 de octubre de 2005, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del juicio penal oral, público y contradictorio seguido por el Ministerio Público contra los recurrentes, por el delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 48 de la Ley No 1008; sus antecedentes, el Auto Supremo admisorio de fojas 141 y 141 vuelta, las leyes acusadas de infringidas, los precedentes invocados y;

CONSIDERANDO: que de fojas 80 a 88, el Tribunal de Sentencia No 1 de la ciudad de La Paz, dicta sentencia declarando ha ambos recurrentes, autores y culpables de la comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por los artículos 48 con relación al artículo 33 inciso m) de la Ley No 1008, condenándolos a la pena de 10 años de presidio a cumplir en la penitenciaría de "San Pedro" de la ciudad de La Paz el primero y la segunda a cumplir en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes de la misma ciudad, más el pago de 200 días multa a Bs. 1 por día y costas a favor del Estado a ser calificado en ejecución de sentencia.

Habiendo ambos recurrentes interpuesto recurso de apelación restringida, la Sala Penal Primera de la Corte Superior de La Paz, como Tribunal de alzada, pronuncia la resolución de fojas 131 a 132 vuelta en fecha 17 de octubre de 2005, declarando improcedente las cuestiones planteadas, en consecuencia confirma en su totalidad la sentencia apelada.

CONSIDERANDO: que ambos imputados Exaltación Melquíades Sandoval Quispe y Neri Bedreña Gutiérrez, recurren de casación con el siguiente fundamento:

1.- Que el Auto de Vista contradice con el precedente Auto Supremo No 675/04 de 25 de octubre de 2004, respecto a que el Tribunal de alzada en cumplimiento de la ley otorgue la posibilidad de que el apelante en el término de tres días subsane, amplíe o corrija bajo apercibimiento de rechazo, su recurso de apelación restringida, aspecto que no se habría dado en el caso de Autos.

2.- Que, el Auto de Vista es contradictorio al Auto supremo No 417 de 19 de agosto de 2003 que estableció línea doctrinal en sentido de que para la aplicación del artículo 55 de la Ley No 1008 debe establecerse: a) que el agente conozca que el transporte es ilícito, b) que el traslado de la sustancia controlada se realice por cualquier medio de transporte. Que contrariamente el único fundamento que establece el Auto de Vista para mantener el tipo penal de tráfico de sustancias controladas, es que por ese tipo penal se habría acusado.

3.- que, en el caso de Autos existe violación al derecho a la defensa previsto por el artículo 16 de la Constitución Política del Estado, así como vulneración a la normativa legal vigente, en el artículo, 169 numeral 3) del Código de Procedimiento Penal, ya que teniendo abogado defensor profesional, ante la incomparecencia del mismo, les designaron un abogado defensor de oficio incurriendo en defecto absoluto insubsanable.

CONSIDERANDO: que de la revisión y análisis del cuaderno procesal respecto a los aspectos denunciados, se establece:

1.- Que respecto a la supuesta omisión, de que el Tribunal no habría posibilitado de que se corrija o amplíe su recurso de apelación restringida, en el término de tres días bajo apercibimiento de rechazo, en el caso de Autos se advierte que el Auto de Vista no admitió el recurso al contrario considero y se pronunció sobre el fondo del mismo, por lo cual, no se advierte ninguna vulneración a derecho fundamental alguno.

2.- Que en consideración a la existencia de contradicción entre el Auto de Vista recurrido y el precedente invocado (Auto Supremo No 417 de 19 de agosto de 2003) se establece evidente contradicción con muchos casos similares donde el agente fue sorprendido en situaciones tácticas idénticas los mismos que fueron condenados por el delito de transporte de sustancias controladas (artículo 55 de la Ley No 1008) al subsumirse la conducta de ambos imputados en una norma especial (artículo 55 de la indicada Ley No 1008) frente a una norma genérica como es el artículo 48 de la ley especial, existiendo evidente error injudicando en la sentencia por indebida subsunción del hecho al tipo penal de tráfico de sustancias controladas.

3.- Respecto a la supuesta existencia de violación al derecho a la defensa al sustituir a su abogado defensor profesional, ante su incomparencia por un defensor de oficio, no es tal porque el Tribunal de Sentencia con el objeto de aplicar el principio de concentración y dar continuidad al proceso ante la ausencia de su abogado defensor dispuso la sustitución aspecto que no impedía que su abogado defensor particular continúe con el patrocinio. DOCTRINA LEGAL APLICABLE.-

Este alto Tribunal de Justicia reiterativamente ha establecido que:

"Los delitos emergentes de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, son de carácter formal y no de resultados; al respecto la doctrina moderna sostiene que el transporte de sustancias controladas de un lugar a otro, sin autorización legal sea este aéreo, terrestre, lacustre u otro medio, se halla penado por ley y que este delito queda consumando en el momento en que se descubre e incauta la droga, siendo indiferente si la sustancia controlada llega o no a su destino ni la distancia recorrida, por ello tratándose de transporte de sustancias controladas el "animus delícti" trazado por el artículo 55 de la Ley 1008, con claridad señala que comete este delito "el que ilícitamente y a sabiendas trasladare o transportare cualquier sustancia controlada". Para configurar este hecho ilícito, sólo se requiere de dos elementos: a) que el agente sepa que lo que transporta es ilícito y b) que el traslado de la sustancia controlada se realice por cualquier medio de transporte, sea terrestre, aéreo, acuático u otro que implique traslado o desplazamiento, sin que la interrupción en la comisión del delito, sea un elemento determinante para no considerar como consumado el mismo, si de por medio existieron factores preparatorios certeros e inequívocos, que marcaron indefectiblemente la relación de causa-efecto". Por consiguiente esta norma debió ser aplicada a la conducta de los imputados Exaltación Melquíades Sandoval Quispe y Nery Bedreña Gutiérrez, y no el artículo 48 de la Ley No 1008 por constituir ésta norma general en relación a la especial referida, a más de que en aplicación del principio "iura novit curia" el Tribunal de Sentencia puede apartarse de la calificación jurídica del acusador público, respetando la congruencia entre la sentencia y el hecho juzgado, con más razón si beneficia al imputado.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, de conformidad al segundo parágrafo del artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, DEJA SIN EFECTO el Auto de Vista impugnado y determina que la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dicte nuevo fallo conforme a la doctrina legal establecida. Para fines del artículo 420 del Código adjetivo citado, remítase copia del presente Auto Supremo, a todas las Cortes Superiores del país, para que por intermedio de sus Presidentes, ponga en conocimiento de los Jueces Penales de su Distrito.

RELATOR: MINISTRO DR. ZACARÍAS VALERIANO

RODRÍGUEZ

Regístrese hágase saber y devuélvase.

Sucre, veintiséis de enero de dos mil siete.

Fdo. Dr. Bernardo Bernal Callapa

Dr. Zacarias Valeriano Rodríguez

Proveído.- Abog. Ximena L. Mendizábal Hurtado -Secretaria de Cámara-