SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 463 Sucre, 17 de noviembre de 2005

DISTRITO: Tarija

PARTES: Ministerio Público c/ Ciro Fernando Ojeda.

Transporte y tráfico de sustancias controladas.

MINISTRO RELATOR: Dr. Héctor Sandoval Parada

*********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación de fojas 129 a 131 de obrados interpuesto únicamente por Ciro Fernando Ojeda contra el Auto de Vista de fojas 123 a 124 y vuelta pronunciado por la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del juicio penal seguido por el Ministerio Público por los delitos de tentativa de transporte y tráfico de sustancias controladas, sus antecedentes, las leyes acusadas de infringidas, los requerimientos de fojas 135 a 136 y de fojas 189 a 191 emitidos por los Fiscales Adjuntos de la Fiscalía General de la República, sus antecedentes, y

CONSIDERANDO: que el Tribunal del Juzgado de Partido de Sustancias Controladas emite la Sentencia de fojas 93 a 96 y vuelta en fecha 21 de mayo de 2001 por la que falla declarando a Ciro Fernando Ojeda Martínez autor del delito de tentativa de transporte de sustancias controladas, tipificado en el artículo 55 de la Ley 1008 con relación al artículo 8 del Código Penal, a quien se le condena a cumplir la pena privativa de libertad de cinco años y cuatro meses de presidio en el Penal de Morros Blancos, más el pago de 500 días multa a razón de Bs 1.- por día y costas a favor del Estado; y absuelve de culpa y pena a Ramón Paco Chambi y a Ciro Fernando Ojeda Martínez por el delito de tráfico de sustancias controladas. Contra esta Sentencia el Ministerio Público interpone recurso de apelación mediante memorial de fojas 98 y vuelta con los fundamentos de su requerimiento y, como consecuencia de ello, a fojas 107 y vuelta se emite el Auto de Vista por el que anula obrados hasta fojas 58 inclusive, es decir al estado en que se cumpla debidamente con la diligencia de notificación con el auto de declaratoria de rebeldía al procesado Ramón Paco Chambi. De fojas 112 a 114 la representación del Ministerio Público recurre de nulidad en contra del Auto de Vista referido.

Que recibido el expediente en el Tribunal Supremo, la Sala Penal, previo requerimiento fiscal y mediante auto de fojas 120 y vuelta de fecha 30 de julio de 2002, anula obrados hasta fojas 107 disponiendo que la Sala Penal de la Corte Superior de Tarija, sin esperar turno y previo sorteo de la causa, pronuncie nuevo Auto de Vista sobre el fondo de la causa ya que el tribunal de apelación, al desconocer la legal notificación efectuada mediante radio difusión de la declaratoria de Ramón Paco Chambi, dispuso indebidamente la anulación del proceso hasta fojas 57 (hasta la notificación con la declaratoria de rebeldía de Ramón Paco Chambi mediante edicto), interpretando incorrectamente el artículo 114 de la Ley 1008 ya que en el caso sub lite se debe aplicar esta disposición por ser ley especial que establece que la notificación con el auto de rebeldía se practicará válidamente mediante edictos publicados en cualquier periódico, en la radio y/o televisión estatal, sin perjuicio de la citación que se practique en la secretaría del juzgado.

CONSIDERANDO: que de fojas 123 a 124 y vuelta se dicta nuevo Auto de Vista de fecha 5 de marzo de 2003 por el que el tribunal ad quem revoca la Sentencia de fojas 93 a 96 y vuelta declarando autor de tentativa de tráfico de sustancias controladas a Ciro Fernando Ojeda Martínez, tipificado en el artículo 55 de la Ley 1008 con relación al artículo 8 del Código Penal, a quien le condena a la pena privativa de libertad de ocho años de presidio y al imputado Ramón Paco Chambi le condena a cumplir la pena privativa de libertad de diez años de presidio por el delito de tráfico de sustancias controladas, tipificado y sancionado por el artículo 48 de la Ley 1008, por ser vehementes los indicios y presunciones en aplicación del artículo 144 del Código de Procedimiento Penal en sus incisos 1), 3), 5) y 6) y les fija una multa de 500 días para cada uno a razón de Bs 1.- por día y costas a favor del Estado. Que al no estar conforme con dicha resolución, el imputado Ciro Fernando Ojeda de fojas 129 a 131 plantea el recurso de casación.

CONSIDERANDO: que en análisis el recurso de casación planteado por el imputado, a fojas 129 éste acusa que el Auto de Vista incurre en errónea interpretación e infracción de la ley sustantiva debido a que le declaran autor de tentativa de tráfico e invocan el artículo 55 de la Ley 1008 que corresponde a transporte de sustancias controladas, condenándole a sufrir una reclusión de ocho años que corresponde a los dos tercios de la pena establecida por el delito consumado, por lo que solicita se case el auto recurrido.

Que efectivamente los jueces de instancia tienen la facultad que les confiere el artículo 135 del Código de Procedimiento Penal para apreciar y valorar la prueba a su prudente arbitrio y conforme a las reglas de la sana crítica, sin ingresar en errores de hecho o de derecho en la apreciación de las pruebas o en la aplicación de la ley y, en el caso de autos, tanto el tribunal de primera instancia como la corte ad quem, al pronunciar el Auto de Vista recurrido, han quebrantado la interpretación del artículo 55 de la Ley 1008 pues la prueba existente en el expediente nos refiere que se encontró en el estómago del imputado 167 gramos de cocaína, así demuestra el acta de incautación y pesaje de fojas 9, como el acta de incineración de la droga en presencia de notario de fe pública de fecha 5 de febrero de 2001 cursante a fojas 48, habiendo subsumido su conducta el procesado Ciro Fernando Ojeda en el tipo penal de transporte de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 55 de la Ley 1008, evidenciándose en el Auto de Vista infracción a normas penales sustantivas al condenarlo a ocho años de presidio por el delito de tráfico de sustancias controladas e invocar el artículo 55 de la Ley 1008 con relación al artículo 8 del Código Penal que corresponde al delito de "tentativa de transporte de sustancias controladas", existiendo contradicción entre la parte enunciativa "tentativa de tráfico de sustancias controladas" y la indicación específica del delito de transporte de sustancias controladas, artículo 55 de la Ley 1008.

Al haberse demostrado por las pruebas producidas en el juicio que el procesado Ciro Fernando Ojeda adecuó su conducta típica, antijurídica y culpable al tipo penal de TRANSPORTE DE SUSTANCIAS CONTROLADAS, artículo 55 de la Ley 1008, al ser encontrado con las cápsulas de cocaína ingeridas en el interior de su cuerpo, evidenciándose en el fallo recurrido infracción a normas penales sustantivas, lo que corresponde es aplicar el numeral 3) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal.

Respecto al análisis de la conducta de Ramón Paco Chambi en relación al Auto de Vista impugnado, al condenarlo a diez años de presidio por la comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, tipificado y sancionado por el artículo 48 con relación al artículo 33 inciso m) de la Ley 1008, igualmente incurre el tribunal de alzada en causal de casación al condenar al procesado Ramón Paco Chambi sin que exista prueba plena en su contra, incurriendo en violación a la ley sustantiva, infringiendo el artículo 243 del Código de Procedimiento Penal anterior ya que la única prueba existente en contra de este procesado es el establecimiento de su identidad o filiación y que hubiese hecho el servicio militar, prueba absolutamente insuficiente para dictar sentencia condenatoria en su contra.

CONSIDERANDO: que a fojas 187 y vuelta Ciro Fernando Ojeda Martínez solicita la extinción de la acción penal con el argumento de que habiendo vencido los cinco años establecidos por la citada disposición de la Ley 1970 y en cumplimiento de la Sentencia Constitucional solicita se declare la extinción de la acción penal y se ordene el archivo de la causa. Que el Ministerio Público, sobre el particular, se pronuncia en sentido de que no es procedente en vista de que la dilación del proceso se debió a la conducta procesal del imputado y, más aún, del declarado rebelde por que el hecho de la declaración de rebeldía ya conlleva una dilación por las emergencias de las publicaciones de los edictos, así como la dilación producida a consecuencia de las inasistencias a las audiencias públicas convocadas en el juicio por parte del procesado Ciro Fernando Ojeda Martínez a fojas 63 y vuelta, fojas 69 y vuelta y de fojas 72 a 73, aspectos que hacen improcedente la solicitud, por lo que debe ser rechazada.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con intervención de la Dra. Beatriz Sandoval de Capobianco, Ministra de la Sala Penal Primera, convocada al efecto, en desacuerdo con el requerimiento del Ministerio Público de fojas 135 a 136, aplicando el numeral 3) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal y numeral 1) del artículo 59 de la Ley de Organización Judicial, CASA el Auto de Vista recurrido y, deliberando en el fondo, declara al imputado Ciro Fernando Ojeda Martínez autor del delito de transporte de sustancias controladas, previsto y sancionado en el artículo 55 de la Ley 1008, condenándole a la pena de ocho años de presidio en la Cárcel de Morros Blancos de la ciudad de Tarija, al pago de 200 días multa a razón de Bs 2.- por día, daños y perjuicios al Estado, absolviéndolo del delito de tráfico de sustancias controladas, artículo 48 con relación al artículo 33 inciso m) de la Ley 1008. Respecto a la conducta de Ramón Paco Chambi, no existiendo prueba plena en su contra, se lo absuelve de pena y culpa del delito de tráfico de sustancias controladas, artículo 48 con relación al artículo 33 inciso m) de la citada Ley 1008. Asimismo, declara INFUNDADO el recurso interpuesto de fojas 129 a 131 de obrados.

En cuanto a la extinción de la acción penal solicitada por Ciro Fernando Ojeda Martínez, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 189 a 191, se RECHAZA dicha solicitud y NO HABER LUGAR a ello en razón de que el imputado ha sido protagonista en la dilación e imposibilidad de la conclusión oportuna del presente juicio.

Relator: Ministro Dr. Héctor Sandoval Parada.

Regístrese y hágase saber.

Fdo. Dr. Héctor Sandoval Parada

Dra. Rosario Canedo Justiniano

Dra. Beatríz Sandoval de Capobianco

Sucre, diecisiete de noviembre de dos mil cinco.

Proveído.- David Baptista Velásquez - Secretario de Cámara.