SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 410 Sucre, 8 de noviembre de 2005

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Santiago Macías Hinojosa c/ Humberto Claros y otra

Estafa y otros

*********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación cursante de fojas 118 a 122 interpuesto por Martha Yolanda Villarroel Céspedes, en representación de Santiago Macías Hinojosa, impugnando el Auto de Vista de 5 de septiembre de 2005 cursante de fojas 113 a 115 y vuelta pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal seguido por el recurrente contra Humberto Claros Ureña y Ruth Rivera Linaja por los delitos de estafa, apropiación indebida y abuso de confianza, previstos y sancionados por los artículos 335, 345 y 346 del Código Penal, sus antecedentes y

CONSIDERANDO: que para la admisibilidad del recurso de casación se debe cumplir con los requisitos formales exigidos por los artículos 416 y 417 de la Ley Nº 1970, debiendo el recurrente interponer el recurso de casación dentro de los cinco días computables a partir de la notificación con el Auto de Vista pertinente, precisar los hechos similares y establecer la contradicción de una o más normas adjetivas o sustantivas aplicadas en el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado.

CONSIDERANDO: que el recurrente Santiago Macías Hinojosa, mediante su apoderada Martha Yolanda Villarroel Céspedes, cumple con los requisitos de admisibilidad establecidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, habiendo presentado en término hábil, denunciando que el Auto de Vista recurrido, al anular el proceso y disponer reenvío del proceso a efectos de un nuevo juzgamiento, crea inseguridad jurídica, constituyendo defecto absoluto que conculca derechos y garantías constitucionales, así como a la garantía constitucional del "debido proceso".

Cumple también el recurrente con los requisitos de admisibilidad del recurso al invocar precedentes contradictorios al fallo consistentes en los Autos Supremos Nº 481 de 23 de septiembre de 2003, Nº 49 de 6 de febrero de 2002 y Nº 89 de 8 de marzo de 2002 fundamentando la contradicción existente con el fallo recurrido.

CONSIDERANDO: que de la revisión del Auto de Vista impugnado se colige que el recurso de casación, al denunciar existencia de defectos absolutos no subsanables de convalidación según manda el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, en el Auto de Vista impugnado, señalando y fundamentando la contradicción del fallo recurrido con los precedentes invocados ya referidos, así como denuncia violación a derechos, garantías y principios constitucionales, abre la competencia de este Alto Tribunal, por lo que debe admitirse el recurso de casación interpuesto.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto de fojas 118 a 122; asimismo, para el cumplimiento del artículo 418 segundo párrafo de la Ley Nº 1970, se dispone que por Secretaría se haga conocer a las Salas Penales de las Cortes de Justicia del país las piezas procesales siguientes: Auto de Vista cursante de fojas 113 a 115 y vuelta y el presente Auto Supremo.

Regístrese y hágase saber.

 

Fdo. Dr. Héctor Sandoval Parada

Dra. Rosario Canedo Justiniano

Sucre, ocho de noviembre de dos mil cinco.

Proveído.- David Baptista Velásquez - Secretario de Cámara.