SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: Nº 344 Sucre, 28 de septiembre de 2005

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Yamile Kattan Talamás c/ Amples Regiani

Estelionato

*********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación cursante de fojas 754 a 762 interpuesto por Yamile Elizabeth Kattan Talamás impugnando el Auto de Vista de fecha 30 de junio de 2005 cursante de fojas 744 a 746 pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por la recurrente contra Amples Regiani por el delito de estelionato, artículo 337 del Código Penal, los antecedentes del proceso, y

CONSIDERANDO: que para la admisibilidad del recurso de casación se debe cumplir con los requisitos formales exigidos por los artículos 416 y 417 de la Ley Nº 1970, debiendo el recurrente interponer el recurso de casación dentro de los cinco días computables a partir de la notificación con el Auto de Vista pertinente, precisar los hechos similares y establecer la contradicción de una o más normas adjetivas o sustantivas aplicadas en el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado.

CONSIDERANDO: que la recurrente Yamile Elizabeth Kattan Talamás manifiesta que, conforme consta a fojas 733, el sorteo de la causa que prevé el artículo 74 de la Ley de Organización Judicial tiene lugar en fecha 30 de mayo de 2005; habilitando como Vocal Relator al Dr. Jacinto Morón Sánchez el Auto de Vista que se impugna es dictado el 30 de junio de 2005, es decir veintisiete días hábiles después del sorteo, de donde se infiere que los Vocales de la Sala Penal Primera ya habrían perdido competencia en virtud de lo previsto por el artículo 411 párrafo in fine del Código adjetivo de la materia que otorga un plazo de veinte días para que el tribunal de alzada resuelva el recurso, y que correspondía remitir el recurso al tribunal llamado por ley, por lo que constituyendo un defecto absoluto no susceptible de convalidación, por mandato de lo dispuesto en el artículo 169 numerales 1) y 3), concordante con el artículo 370 numeral 5) del Código de Procedimiento Penal, porque atenta contra el derecho a la seguridad jurídica y al debido proceso consagrados en los artículos 7 y 16 IV de la Constitución.

Que el Auto de Vista impugnado, además de incurrir en inobservancia y errónea aplicación de la norma sustantiva, incurre en error de hecho por incorrecta valoración de la prueba, carece de la debida fundamentación, vulnerando lo prescrito en el artículo 124 del Procedimiento Penal.

Asimismo, invoca como precedentes contradictorios:

El Auto Supremo Nº 66 de 5 de agosto de 1999, Auto de Vista y Sentencia dictados dentro del proceso penal que por el delito de estelionato siguió José Luís Peñaranda Barrios, en representación de Almacenes Warrant Santa Cruz S.A., contra Daniel Hurtado Silva y otros.

Auto Supremo Nº 450 de 19 de Agosto de 2004 dentro del proceso penal por el delito de estelionato que siguió el Banco Nacional contra Antonio Amado Murillo y otros.

Auto Supremo Nº 573 de 31 de octubre de 2000, Auto de Vista y Sentencia dictados dentro de un similar caso de estelionato cuya jurisprudencia y doctrina legal es contradictoria con el Auto motivo del recurso, solicitando se dicte una nueva resolución de acuerdo a la doctrina legal.

CONSIDERANDO: que de la revisión del Auto de Vista impugnado se establece que el recurso de casación cumple con los requisitos de admisibilidad señalados por ley al haber sido interpuesto en el plazo legal, así como señalar los precedentes contradictorios emitidos por el Supremo Tribunal de Justicia, a más de que señala violación al derecho constitucional, a la seguridad jurídica y al debido proceso consagrados en los artículos 7 y 16 IV de la Constitución Política del Estado. En virtud a la denuncia de la existencia de un defecto absoluto no subsanable según manda el artículo 169 inciso 3 del Código de Procedimiento Penal, y al haber cumplido con los requisitos exigidos por ley, debe admitirse la impugnación interpuesta.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto de fojas 754 a 762; asimismo, para el cumplimiento del artículo 418 segundo párrafo de la Ley Nº 1970, se dispone que por Secretaría se haga conocer a las Salas Penales de las Cortes de Justicia del país las piezas procesales siguientes: Auto de Vista cursante de fojas 744 a 746 y el presente Auto Supremo.

Regístrese y hágase saber.

Fdo. Dr. Héctor Sandoval Parada

Dra. Rosario Canedo Justiniano

Sucre, veintiocho de septiembre de dos mil cinco.

Proveído.- David Baptista Velásquez - Secretario de Cámara.