SALA PENAL SEGUNDA

AUTO SUPREMO: No 10 Sucre 28 de enero de 2005

DISTRITO: Oruro

PARTES: Antonio Eduardo Alvarez Torrico c/ Rex Enrique Figueroa C.

Estelionato.

MINISTRO RELATOR: Dr. Héctor Sandoval Parada

**********************************************************************************

VISTOS: el recurso de casación y nulidad de fojas 291 y vuelta interpuesto por Rex Enrique Figueroa Cardozo, impugnando el Auto de Vista de fojas 287 y vuelta de fecha 7 de noviembre del 2003, dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Oruro, dentro la demanda de suspensión condicional de la pena deducida por el recurrente dentro del fenecido proceso penal seguido por Antonio Eduardo Álvarez Torrico por el delito de estelionato; sus antecedentes, el requerimiento del Fiscal Adjunto de fojas 296 y

CONSIDERANDO: que cursa a fojas 271 a 272 la sentencia pronunciada por el Juez de Partido en lo Penal Liquidador Nº 2 de la ciudad de Oruro, que falla declarando improbada la demanda de concesión de la suspensión condicional de la pena impetrada por Rex Enrique Figueroa Cardozo.

Que la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Oruro, por Auto de Vista cursante a fojas 287 y vuelta de fecha 7 de noviembre del 2003, declara improcedente el recurso de apelación de fojas 276 fundamentado a fojas 284 y en consecuencia confirma la sentencia motivada de fojas 271 a 272 de obrados.

Que Rex Enrique Figueroa Cardozo no conforme con el fallo de segunda instancia, recurre de casación y nulidad a fojas 291 y vuelta denunciando la violación del artículo 59 del Código Penal e inobservancia del artículo 296 inciso 1) del Código de Procedimiento Penal de 1973; como causal de nulidad denuncia que en el auto de vista pronunciado no se encuentra correctamente identificado el querellante, constituyendo causal de nulidad al tenor del artículo 297 inciso 7) del Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO: que de la revisión de antecedentes con relación a las infracciones acusadas por el recurrente, encontramos que los jueces de instancia al pronunciar sus fallos han obrado correctamente, apreciando y valorando en su justa dimensión las pruebas y antecedentes aportados al caso , llegando a la inequívoca conclusión de que la solicitud de suspensión condicional de la pena incoada por el condenado Rex Enrique Figueroa Cardozo no es procedente por no cumplir con los requisitos previstos en el artículo 366 inciso 2) de la Ley Nº 1970 y 59 del Código Penal, normas que exigen para otorgar el referido beneficio de que el solicitante no haya sido objeto de otra condena anterior por delito doloso en los últimos cinco años.

Que en caso de autos se ha establecido, al margen de la sentencia de 31 de marzo de 2003 que le impuso la pena de tres años de reclusión por el delito de estelionato, que existe otra sentencia dictada por el Juez Instructor Liquidador Nº 3 de Oruro que lo condenó a la pena de un año de reclusión, otorgándole por mandato del artículo 368 del Código de Procedimiento Penal perdón judicial, sin embargo dicho beneficio no hace desaparecer la condena, simplemente determina su no cumplimiento, por constituir el perdón judicial una institución jurídica de carácter humanitario que se otorga al no reincidente y tenga una pena menor de dos años; de lo expuesto se establece que contra el solicitante existen dos condenas, hecho que hace inviable la suspensión condicional de la pena que le fue impuesta.

Respecto a la causal de nulidad denunciada por no consignar los dos apellidos del querellante a tiempo de especificar el caso en el Auto de Vista, no constituye ninguna causal de nulidad por no haber incidido este hecho en forma alguna en la resolución.

POR TANTO: la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia, de acuerdo con el requerimiento fiscal de fojas 296, aplicando el inciso 2) del artículo 307 del Código de Procedimiento penal, declara INFUNDADO el recurso de casación y nulidad deducido con costas.

Relator: Ministro Dr. Héctor Sandoval Parada.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Héctor Sandoval Parada

Dra. Rosario Canedo Justiniano

Sucre, veintiocho de enero de dos mil cinco.

Proveído.- David Baptista Velásquez - Secretario de Cámara.