SALA PENAL PRIMERA

Auto Supremo Nº. 35/2014

Sucre, 17 de febrero de 2014

Expediente: Beni 27/2014

Partes Procesales: Ministerio Público contra Dany Pedraza Ferrufino

Delito: peculado

****************************************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Marcos Raúl Pérez Aramayo en su condición de Director Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni (fs. 411 a 413), impugnando el Auto de Vista Nro. 34/2013 emitido el 27 de septiembre de 2013 por la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia del Beni (fs. 389 a 393), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Dany Pedraza Ferrufino por el delito de peculado previsto en el artículo 142 del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que de la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:

En mérito a la acusación fiscal (fs.97 a 98) y desarrollada la audiencia de juicio oral, por Sentencia  Nro. 03 de 6 de noviembre de 2012 (fs.343 a 349), el Tribunal de Sentencia Segundo en lo Penal de la capital del departamento del Beni, condenó al acusado Dany Pedraza Ferrufino a la pena de tres años de privación de libertad por el delito de peculado previsto en el arículo 142 del Código Penal, a ser cumplida en el penal de Mocovi de la ciudad de Trinidad. 

Contra la Sentencia mencionada, Víctor Hugo Ugarte, Director Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni y el acusado Dany Pedraza Ferrufino formularon recurso de apelación restringida  (fs. 364 a 366 y 371 a 375), motivando el pronunciamiento del Auto de Vista Nro. 34 de 27 de septiembre de 2013, que declaró procedente en parte el recurso de apelación restringida formulado por la Dirección Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni e improcedente el recurso presentado por Dany Pedraza Ferrufino, confirmando la sentencia apelada complementado con la sanción en costas en contra del acusado, las cuales deberán ser calculadas en ejecución de sentencia.

Notificado el representante legal de la Dirección Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni con el Auto de Vista el 19 de noviembre de 2013 conforme la diligencia de fs. 394 de obrados, formuló el recurso de casación el  22 de noviembre de 2013, que es motivo de autos.

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que el recurrente Marcos Raúl Pérez Aramayo, luego de justificar su personería en representación de la Dirección Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni y bajo el título de antecedentes, interpone el recurso de casación bajo los siguientes fundamentos:

Que el Tribunal de Alzada de manera loable y acertada corrigió la omisión del Tribunal de Sentencia sancionando en costas al acusado a ser averiguadas en ejecución de sentencia, sin embargo, en cuanto a la aplicación de la pena, incurrió en las mismas contradicciones que lo hizo el Tribunal de Sentencia, por cuanto la sanción impuesta al acusado está alejada de toda realidad jurídica, pese a que se demostró en el juicio oral de manera objetiva la autoría del delito por parte del sentenciado.

a) Antecedentes

Con este epígrafe, manifiesta que su antecesor Víctor Hugo Ugarte Grajeda  al considerar que la Sentencia Nro. 3/2012 de 6 de noviembre, era contraria a los intereses de la Dirección, interpuso recurso de apelación restringida  con el argumento central de que la valoración fáctica de la prueba de cargo y descargo ocurridos en el juicio oral y compulsada por el Tribunal de instancia sentenciaron al acusado a la pena de privación de libertad de tres años a cumplir en el penal de Mocovi de Trinidad.

Que el Auto de Vista impugnado al confirmar la sentencia con el argumento de que los artículos  37 y 38 del Código Penal  regulan los parámetros que debe tomarse en cuenta a tiempo de la imposición de la pena referentes a la personalidad del acusado, la menor o mayor gravedad del hecho, las circunstancias y consecuencias del delito, la edad, la educación, la costumbre, etc., aspectos éstos que en criterio del Tribunal de Alzada fueron tomados en cuenta por el Tribunal de Sentencia, por ello, se aplicó la pena más benevolente de tres años argumentando que no es importante el hecho de probar la comisión del delito en el juicio para que los juzgadores apliquen la pena máxima, asimismo, respecto a la infracción del artículo 142 del Código Penal, el Tribunal de Alzada señaló que no existió violación y que el Tribunal de juicio no aplicó la modificación del artículo 142 del Código Penal por efecto de la Ley 004, porque el hecho cometido por el condenado fue anterior a la promulgación de la Ley 004 y que la pena aplicada es la adecuada. 

El recurrente sostiene que, pese a que el Tribunal de Alzada sostuvo que existió prueba plena durante el desarrollo del juicio oral para encontrar culpable al acusado y que se aplicó la pena acorde a la personalidad del condenado, sin observar  la modificación de la Ley 004, sin embargo, aún sin esa modificación del artículo 142 del Código Penal sanciona el delito de peculado con la pena de tres a ocho años, transcribe el texto del tipo penal referido.

Prosigue señalando que,  el Tribunal de Sentencia sin tomar en cuenta las modificaciones del delito de peculado por la Ley 004, no aplicó ni siquiera la mitad de la pena, incurriendo el violación del artículo 370 numeral  8 del Código de Procedimiento Penal, si bien admite que existe prueba plena, incoherentemente imponen al acusado la pena benevolente de tres años, cuando el delito sanciona con privación de libertad de tres a ocho años, lo que implica que no existe relación entre la parte considerativa y resolutiva de la sentencia.

b) Invoca precedentes contradictorios  que acreditan que entre la sentencia reclamada y otros librados en la misma materia y delito existe contradicción.

Que el recurrente con el propósito de que el recurso de casación sea admitido y en cumplimiento del artículo 417 del Código de Procedimiento penal, cita precedentes contradictorios que dieron lugar al recurso de apelación restringida, haciendo mención a los siguientes Autos Supremos: 118 de 12 de junio de 2012, 237 de 2 de octubre de 2012 y 245 de 8 de octubre de 2012, concluyendo que los precedentes invocados demuestran que existe contradicción entre las resoluciones citadas Sentencia y Auto de Vista Nro. 34/2013, debido a que se sancionó con penas superiores a los cuatro años por el delito de peculado sin la modificación de la Ley 004.

c) Formula recurso de casación.

Con este epígrafe, manifiesta que interpone recurso de casación contra el Auto de Vista Nro. Nro. 34 de 27 de septiembre de 2013 cumpliendo con los requisitos de los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, con el argumento que existe errónea aplicación de la ley sustantiva penal, que no refleja la verdad histórica demostrada en juicio oral, existiendo contradicción entre la parte considerativa y dispositiva de la sentencia y que el Auto de Vista impugnado adolece de la misma contradicción al confirmar la sentencia en el mínimo legal en cuanto a la aplicación de la pena, solicitando que “valorando en su verdadero alcance los antecedentes del juicio oral y analizados los precedentes contradictorios citados se modifique la pena impuesta” (sic) y se aplique otra de mayor tiempo dentro de los parámetros establecidos en el artículo 142 del Código Penal.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que conforme a la previsión del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente invocado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance.

Para su admisibilidad, a tiempo de su interposición debe observarse las condiciones de tiempo y forma establecidas en los artículos 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son: 1) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada; 2) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentido jurídico diverso, especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas; 3) Como única prueba admisible debe acompañarse copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio debe ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que en el caso presente, se constata que el recurrente  cumplió con el primer requisito de forma, es decir, al plazo para la interposición del recurso de casación, tomando en cuenta que, conforme la diligencia de fojas 394 de obrados, el recurrente fue notificado con el Auto de Vista en 19 de noviembre de 2013 y presentó el recurso de casación el 22 de noviembre de 2013, dentro del plazo de cinco días que otorga la Ley.

En cuanto a los demás requisitos de admisibilidad se tiene:

El recurrente en el caso de autos, sostiene como agravio del recurso de casación, que existe contradicción entre la parte considerativa y resolutiva de la sentencia, incurriendo en errónea aplicación de la ley sustantiva penal, vulnerándose el artículo 370 numeral 8 de la Ley 1970, en igual error hubiese incurrido el Tribunal de Alzada en el Auto de Vista recurrido al confirmar la sentencia apelada, invoca como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 118 de 12 de junio de 2012,  237 de 2 de octubre de 2012  y  245 de 8 de octubre de 2012, señalando que por el mismo delito se ha sancionado con pena superior a cuatro años, los mismos precedentes fueron invocados en el recurso de apelación restringida.

En el caso presente, se advierte que el recurrente, no cumplió con lo señalado en el art. 416 del Código de Procedimiento Penal, con relación a los fines del recurso de casación, es decir, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente invocado, en el caso de autos, si bien emergen del mismo ilícito, el recurrente no explicó de manera clara y concreta la contradicción existente entre los precedentes invocados y el Auto de Vista recurrido, limitándose a sostener que la Sentencia es contradictoria entre su parte considerativa y resolutiva y que en igual contradicción hubiese incurrido el Auto de Vista impugnado, sin embargo, los Autos Supremos referidos son de forma, no realizan análisis de fondo respecto a alguna denuncia, por lo que no desarrollan entendimiento o criterios sobre los que puedan constituirse en doctrina legal aplicable, imposibilitando a este Tribunal cumplir con su competencia unificadora y nomofiláctica.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Marcos Raúl Pérez Aramayo, Director Departamental de Salud y Bienestar Social del Comando Departamental de la Policía del Beni, impugnando el Auto de Vista Nro. 34/2013 emitido el  27 de septiembre de 2013 por la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia del Beni, en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Dany Pedraza Ferrufino por la presunta comisión del delito de peculado previsto en el artículo 142 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                 Dr. Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano.

ANTE MÍ.   Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano