SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 312/2013

Sucre, 31 de octubre de 2013

EXPEDIENTE: Tarija 212/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Antonio Esper Durán contra Santos Idelfonso Torrez Cruz

DELITO: amenaza, daño calificado

***********************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Santos Idelfonso Torrez Cruz (fs. 83 a 85), impugnando el Auto de Vista Nro. 31/2013 emitido el 26 de julio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 69 a 71), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público, Antonio Esper Duran (acusador particular) contra el recurrente por la presunta comisión de los delitos de amenazas y daño calificado, previstos y sancionados por los artículos 293 y 358 inciso 5) del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación de referencia, tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el juicio oral y ordinario, el Tribunal de Sentencia de Entre Ríos de la provincia Oconnor del departamento Tarija, que conoció esa causa, pronunció Sentencia Nro. 3/2010 el 27 de agosto de 2010 (fs. 25 a 28), declarando al imputado Santos Idelfonso Torrez Cruz, autor y culpable del delito de daño calificado, previsto y sancionado por el artículo 358 inciso 5) del Código Penal, condenándolo a la pena privativa de libertad de dos años y seis meses de reclusión, a cumplirse en la Carceleta de Entre Ríos de ese Departamento, y; en cuanto al delito de amenazas dispuso su absolución por no existir suficiente prueba que genere convicción en el Tribunal sobre la responsabilidad penal del imputado.

Contra la citada Sentencia el imputado Santos Idelfonso Torrez Cruz, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 37 a 43), resuelto por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija por Auto de Vista Nro. 31/2013 de 26 de julio de 2013, que lo declaró sin lugar y confirmó la Sentencia apelada.

Con el Auto de Vista referido, el imputado Santos Idelfonso Torrez Cruz se dio por notificado formulando el recurso de casación, motivo de autos, el 18 de septiembre de 2013 (fs. 83 a 85).

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que el recurrente, en el memorial del recurso de casación, expone los siguientes motivos:

       1. Deliberación de la Sentencia como acto único que no puede ser suspendido, mientras no se dicte la parte dispositiva de la Sentencia. Citando antecedente relativo a la Sentencia apelada, señala que el Auto de Vista impugnado, en el Considerando III “Análisis del caso concreto”, indicó que no existe documentación u otro medio que respalde la aseveración del apelante y que no se habría realizado observación alguna al momento de reiniciar la audiencia en que se leyó la parte resolutiva de la Sentencia, aplicando el artículo 17 parágrafo III de la Ley del Órgano Judicial, sin embargo revisado el memorial de apelación se evidencia que al tenor del artículo 372 del Código de Procedimiento Penal ofreció el acta de registro donde consta la suspensión o interrupción de la deliberación de la Sentencia ocurrida el 27 de agosto de 2010; en ese sentido, precisa la contradicción con los Autos Supremos Nros. 153 de 2 de febrero de 2007 (SP-I) y 131 de 13 de mayo de 2005 (SP-I), cuyas doctrinas legales aplicables se encuentran relacionadas a la deliberación como acto único que no puede ser suspendido, mientras no se dicte la parte dispositiva de la Sentencia, violándose de esa manera el artículo 358 del Código de Procedimiento Penal, pues lo correcto era el ingreso a deliberación sin interrupción y dictar la parte resolutiva de la Sentencia.

2. Vulneración del artículo 412 del Código de Procedimiento Penal. En el memorial de apelación al tenor del artículo 412 del Código de Procedimiento Penal solicitó audiencia de prueba o de fundamentación, sin embargo el Tribunal de Alzada no señaló audiencia y nunca llevó a cabo, transgrediendo de ese modo el derecho a la defensa y del debido; en ese sentido, precisa que el Auto de Vista impugnado vulnera el citado artículo 412, por cuanto era obligación del Tribunal de Apelación señalar la audiencia solicitada, en mérito a que las normas procesales son de cumplimiento obligatorio.

Asimismo, en el petitorio del recurso de casación, indica la contravención a los principios constitucionales del debido proceso, seguridad jurídica y derecho a la defensa, que constituyen defectos absolutos, conforme determina el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal.

Concluye solicitando se admita el recurso de casación planteado y se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado, ordenando que el Tribunal de Alzada dicte nueva resolución de vista de acuerdo a la doctrina legal establecida.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la copia de la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista impugnado, debe contener de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

Por otro lado, resulta necesario indicar que la revisión excepcional procede cuando existen denuncias fundadas de violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento insubsanables o de la sentencia, conforme determinan los artículos 169 y 370 del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que el recurso de casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 31/2013 de 26 de julio de 2013 emitido por la  Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija dentro del plazo legal establecido para su presentación, encontrándose cumplido lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, y el recurrente adjuntó copia del recurso de apelación restringida, siendo éste el único medio de prueba permitido.

Asimismo, a fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo establecido en el artículo 418 del citado adjetivo penal, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del citado adjetivo penal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice la invocación debe efectuarse en el recurso de casación, en ese marco, se concluye:

I. En cuanto a la denuncia uno del recurso de casación, concerniente a la deliberación de la Sentencia como acto único que no puede ser suspendido, mientras no se dicte la parte dispositiva de la Sentencia, se evidencia que el recurrente invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 153 de 2 de febrero de 2007 (SP-I) y 131 de 13 de mayo de 2005 (SP-I), los cuales fueron invocados por el apelante a tiempo de interponer el recurso de apelación restringida; en ese sentido, se advierte que el impugnante desarrolló parte de sus doctrinas legales aplicables y sutilmente mencionó la presunta contradicción, en lo que respecta a la deliberación como acto único que no puede ser suspendido, mientras no se dicte la parte dispositiva de la Sentencia; por lo que, serán considerados para la labor nomofiláctica los precedentes que anteceden.

II. En lo que respecta a la denuncia dos del recurso de casación, referente a la vulneración del artículo 412 del Código de Procedimiento Penal, se tiene que el recurrente si bien no invocó precedente contradictorio con carácter de especificidad a los fines del artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, esto es señalando en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el precedente contradictorio y estableciendo el nexo de identidad o situación de hecho similar, empero denunció la transgresión del derecho a la defensa y del debido proceso, por vulneración del artículo 412 del referido cuerpo legal; consecuentemente, concierne revisar la posible existencia de defecto absoluto relacionado a la transgresión del derecho a la defensa y del debido proceso por vulneración del citado artículo 412, correspondiendo a éste Tribunal Supremo abrir su competencia excepcionalmente.

Por último, en cuanto a la acusada contravención a los principios constitucionales del debido proceso, seguridad y derecho a la defensa, que constituyen defectos absolutos, es menester destacar que el recurrente si bien cita el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, empero no precisa la forma quebrantada, la restricción o disminución de un determinado derecho fundamental o garantía constitucional y tampoco explica el resultado dañoso o consecuencia procesal presuntamente ocasionado, cuya relevancia tenga connotaciones de orden constitucional; de este modo, se incumple con la carga procesal de precisar y acreditar en qué medida dicho aspecto incide en la presunta vulneración de sus derechos fundamentales o garantías constitucionales previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vigentes y en el Código de Procedimiento Penal.

En consecuencia, de lo referido precedentemente se deduce que el recurso de casación interpuesto, cumple y reúne los requisitos de procedencia previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal; por lo que, los Autos Supremos Nros. 153 de 2 de febrero de 2007 (SP-I) y 131 de 13 de mayo de 2005 (SP-I) se constituirán en base y sustento legal del recurso de casación para que se logre establecer la existencia o no de la contradicción manifestada en el inciso uno de los de los alegatos transcritos en la presente resolución y bajo la prerrogativa expuesta en el inciso dos de los referidos alegatos, haciendo abstracción a los requisitos de forma, corresponde con carácter excepcional disponer su admisión a efectos de verificar la posible existencia de defecto absoluto relacionado a la transgresión del derecho a la defensa y del debido proceso, por vulneración del artículo 412 del Código de Procedimiento Penal.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Santos Idelfonso Torrez Cruz (fs. 83 a 85), impugnando el Auto de Vista Nro. 31/2013 emitido el 26 de julio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 69 a 71), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público, Antonio Esper Duran (acusador particular) contra el recurrente por la presunta comisión de los delitos de amenazas y daño calificado, previstos y sancionados por los artículos 293 y 358 inciso 5) del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de éste recurso de casación, todo conforme prevé el artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano