SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 308/2013

Sucre, 24 de octubre de 2013

EXPEDIENTE: Potosí 209/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Banco Solidario S.A., Rafael Pinto Largo, Teófilo Quispe Largo, Nely Camacho Martínez de Quispe, Griselda Isla Oyola de Quinteros, Urbano Mamani Mamani, Andrés Machaca Ojeda, Marcelina Vargas Ventura de Machaca contra Maritza Eliana Herbas Soza

DELITO: falsificación de documento privado, uso de instrumento falsificado, estafa

****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Maritza Eliana Herbas Soza (fs. 176 a 179), impugnando el Auto de Vista Nro. 42/2013 emitido el 23 de septiembre de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí (fs. 166 a 169), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público, Banco Solidario S.A., Rafael Pinto Largo, Teofilo Quispe Largo, Nely Camacho Martínez de Quispe, Griselda Isla Oyola de Quinteros, Urbano Mamani Mamani, Andrés Machaca Ojeda y  Marcelina Vargas Ventura de Machaca (victimas) contra la recurrente por la presunta comisión de los delitos de falsificación de documento privado, uso de instrumento falsificado y estafa agravada, previstos y sancionados por los artículos 200, 203, 335 y 346 bis del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el juicio oral y ordinario, el Tribunal de Sentencia Nro. 1 de la capital del departamento de Potosí, que conoció esa causa, pronunció Sentencia Nro. 7/2013 el 6 de junio de 2013 (fs. 128 a 146), declarando a la imputada Maritza Eliana Herbas Soza autora y culpable del delito de estafa agravada, previsto y sancionado por los artículos 335 y 346 bis del Código Penal, condenándola a la pena privativa de libertad de cuatro años de reclusión, a cumplirse en el Centro de Readaptación Productiva “Santo Domingo” de la localidad de Cantumarca de ese Departamento, y; en cuanto a los delitos de falsificación de documento privado y uso de instrumento falsificado dispuso su absolución por no existir suficiente prueba que genere convicción en el Tribunal sobre la responsabilidad penal de la imputada.

Contra la citada Sentencia la imputada Maritza Eliana Herbas Soza, formuló recurso de apelación restringida (fs. 151 a 155), resuelto por Auto de Vista Nro. 42/2013 de 23 de septiembre de 2013 (fs. 166 a 169), pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, que lo declaró admisible y confirmó parcialmente la Sentencia impugnada, modificando la pena de cuatro años de reclusión a tres años de reclusión.

Con el Auto de Vista referido, Maritza Eliana Herbas Soza fue notificada personalmente el 30 de septiembre de 2013 (fs. 170) formulando recurso de casación, motivo de autos, el 7 de octubre de 2013 (fs. 176 a 179).

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que la recurrente, en el memorial del recurso de casación, expone los siguientes motivos:

1. Indebida valoración de prueba no introducida legalmente a juicio. Citando argumentos del punto II.2. “Fundamentación Probatoria Descriptiva”, acápite tres de la Sentencia apelada señala que suscribió acuerdo transaccional con las víctimas, siendo presentado como prueba de un incidente, sin embargo el Tribunal de Sentencia en forma contradictoria procedió a valorar dicha prueba que no fue introducida conforme a derecho, vulnerando los artículos 13 y 172 del Código de Procedimiento Penal, generándose de esa manera error in procedendo, por el cual se vulnera también el derecho al debido proceso consagrado en los artículos 115 y 119 de la Constitución Política del Estado. Precisa que en el Auto de Vista impugnado existió errónea valoración de los extremos apelados, pues el Tribunal de Alzada debió anular la Sentencia apelada por valoración de elemento que fue base de la sanción penal impuesta, vulnerándose de ese modo su derecho al debido proceso.

2. Error en el quantum de la pena. Los miembros del Tribunal de Sentencia no efectuaron una correcta compulsa de las atenuantes y circunstancias propias del proceso, si bien refirieron como atenuantes la familia y el resarcimiento del daño que acordó con las víctimas, quienes presentaron desistimiento, sin embargo la sanción impuesta resulta excesiva, existiendo errónea dosimetría penal, pues lo correcto era la imposición de la pena mínima de un año contemplada en el artículo 335 del Código Penal, por no existir daño posible, aplicando lo dispuesto por el artículo 40 inciso 3) del Código Penal. Indica que el Auto de Vista impugnado si bien consideró el referido extremo, reduciendo la pena hasta tres años de reclusión, empero aún resulta perjudicial la pena impuesta, pues debió imponérsele la pena mínima de un año, procurando la paz social a la penalización innecesaria de los hechos, de ahí que la resolución de vista le causa perjuicio ya que se encuentra sometida a una pena injusta y desmedida.

3. Falta de fundamentación en la Sentencia como vulneración al principio del Juez natural consagrado en el artículo 20 del Código Penal. Que toda resolución judicial debe encontrarse debidamente fundamentada en derecho, cumpliendo con el principio de exhaustividad, lo cual constituye un elemento que garantiza el debido proceso, en el caso de autos la Sentencia en el punto referido a la “Fundamentación probatoria jurídica” se limitó a repetir los argumentos esgrimidos en la acusación, sin especificar en qué forma se probaron los elementos del ilícito penal de estafa, por lo que la resolución impugnada carece de fundamentación jurídica y de una correcta adecuación del tipo penal. Señala que el Tribunal de Apelación no consideró los elementos mencionados, mas al contrario se circunscribió a manifestar que la Sentencia apelada cumple con los requisitos esenciales y analizar dos circunstancias referidas a Rosemary Mamani Mendizábal y Marco Antonio Portillo, siendo entonces superflua el análisis y valoración para continuar con el defecto de la Sentencia que motivo el recurso de apelación.

4. Errónea calificación del hecho juzgado como delito de estafa.  Por la prueba testifical aportada en el juicio se asumió que habría utilizado una serie de argucias y engaños a fin de obtener de las presuntas víctimas montos de dinero; sin embargo efectuado el análisis cabal de las atestaciones vertidas por las víctimas testigos se puede verificar que no se llevó a cabo ninguna actitud destinada a engañar a las víctimas o hacerles ver una falsa realidad para que le entreguen sumas de dinero, mas al contrario al ser asesora de crédito de forma voluntaria le entregaron dineros que los retuvo en su poder sin depositarlos a las cuentas bancarias correspondientes, lo que constituiría una apropiación indebida de montos conforme determina el artículo 345 del Código Penal, por lo que existe una equivoca aplicación normativa del artículo 335 del referido Cuerpo Legal, al no subsumirse los hechos juzgados y probados a éste tipo penal, de ahí que el Tribunal de Sentencia debió declarar su inocencia en juicio.

Concluye solicitando se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado, disponiendo que el Tribunal de Alzada dicte nueva resolución de vista de acuerdo a la doctrina legal establecida.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la copia de la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista impugnado, debe contener de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

Por otro lado, resulta necesario indicar que la revisión excepcional procede cuando existen denuncias fundadas de violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento insubsanables o de la sentencia, conforme determinan los artículos 169 y 370 del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que analizados los argumentos expuestos por la recurrente, éste Tribunal Supremo considera:

El Recurso de Casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 42/2013 de 23 de septiembre de 2013 emitido por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí dentro del plazo legal establecido para su presentación, encontrándose cumplido lo dispuesto por el párrafo primero del artículos 417 del Código de Procedimiento Penal, y la recurrente adjuntó copia del recurso de apelación restringida, siendo éste el único medio de prueba permitido.

Asimismo, a fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo establecido en el artículo 418 del citado adjetivo penal, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del referido cuerpo legal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice la invocación debe efectuarse en el recurso de casación, en ese marco, se concluye:

I. En cuanto a las denuncias uno, dos, tres y cuatro del recurso de casación, concerniente a indebida valoración de prueba no introducida legalmente a juicio, error en el quantum de la pena, falta de fundamentación en la Sentencia como vulneración al principio del Juez natural consagrado en el artículo 20 del Código Penal y errónea calificación del hecho juzgado como delito de estafa, la recurrente Maritza Eliana Herbas Soza -fuera de omitir la invocación del precedente contradictorio en el recurso de casación con carácter de especificidad a los fines del art. 419 del referido cuerpo legal, esto es señalando en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el precedente contradictorio y estableciendo el nexo de identidad o situación de hecho similar- no expresa de forma puntual y suficiente los motivos de hecho y de derecho por los que considera lesionados sus derechos fundamentales, sus afirmaciones genéricas están desprovistas de adecuados y precisos fundamentos jurídicos que sustenten su posición, fundamentos en los que debió exponer con claridad y precisión los principios o criterios interpretativos que no fueron cumplidos o fueron desconocidos por el Tribunal de Alzada, toda vez que el recurso de casación esta instituido para impugnar el Auto de Vista, resultando insuficiente la alusión de indebida valoración de prueba, error en el quantum de la pena, falta de fundamentación en la Sentencia, errónea calificación y enumeración de normas legales supuestamente infringidas que contiene el recurso en examen, referidas además a infracciones en que hubiera incurrido el Tribunal de Sentencia, por cuanto solo en la medida en que la impugnante exprese adecuada y suficientemente los fundamentos jurídicos del recurso el Tribunal de Casación puede cumplir su función nomofiláctica y garantizar el derecho a la igualdad, función que en el caso resulta imposible de cumplir por la omisión de la recurrente.

Por último, en cuanto a la acusada vulneración de la garantía del debido proceso, es menester destacar que la recurrente si bien cita los artículos 115 y 119 de la Constitución Política del Estado, empero no precisa la forma quebrantada, la restricción o disminución de un determinado derecho fundamental o garantía constitucional y tampoco explica el resultado dañoso o consecuencia procesal presuntamente ocasionado, cuya relevancia tenga connotaciones de orden constitucional; de este modo, se incumple con la carga procesal de precisar y acreditar en qué medida dicho aspecto incide en la presunta vulneración de sus derechos fundamentales o garantías constitucionales previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vigentes y en el Código de Procedimiento Penal.

Consecuentemente, al no cumplir el presente recurso con los requisitos previstos en los citados artículos 416 y 417, resulta inadmisible.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida en el artículo 42  numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Maritza Eliana Herbas Soza (fs. 176 a 179), impugnando el Auto de Vista Nro. 42/2013 emitido el 23 de septiembre de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí (fs. 166 a 169), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público, Banco Solidario S.A., Rafael Pinto Largo, Teófilo Quispe Largo, Nely Camacho Martínez de Quispe, Griselda Isla Oyola de Quinteros, Urbano Mamani Mamani, Andrés Machaca Ojeda y Marcelina Vargas Ventura de Machaca (victimas) contra la recurrente por la presunta comisión de los delitos de falsificación de documento privado, uso de instrumento falsificado y estafa agravada, previstos y sancionados por los artículos 200, 203, 335 y 346 bis del Código Penal.

       Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.