SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 267/2013

Sucre, 30 de septiembre de 2013

EXPEDIENTE: La Paz 180/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Susana María Inés Peña Barrón, Defensoría de la Niñez y Adolescencia contra Reynaldo Vásquez Cerrudo

DELITO: abuso deshonesto

****************************************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Reynaldo Vásquez Cerrudo (fs. 936 a 949), impugnando el Auto de Vista Nro. 8 emitido el 11 de abril de 2013 y el Auto Complementario de 5 de junio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz  (fs. 880 a 882 y de 886), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público, Susana María Inés Peña Barrón  y Defensoría de la Niñez y Adolescencia contra Reynaldo Vásquez Cerrudo, por la presunta comisión del delito de abuso deshonesto, previsto y sancionado por el artículo 312  en relación a los incisos 2), 3) y 4) del artículo 310 del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el juicio oral, público y contradictorio, el Tribunal Segundo de Sentencia de la capital del departamento de La Paz, que conoció esa causa, por Sentencia Nro. 01/2012  de 19 de enero (fs. 342 a 352) declaró al imputado Reynaldo Vásquez Cerrudo autor y culpable  de la comisión del delito de abuso deshonesto, previsto y sancionado en el artículo 312 con la agravante del artículo 310 incisos 2), 3) y 4) del Código Penal, imponiéndole la pena de diez años de presidio, más el pago del daño civil y costas a calificarse en ejecución de sentencia.

Contra la mencionada sentencia, el imputado formuló recurso de apelación restringida  (fs. 366 a 378), resuelto por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de La Paz que admitió el recurso y declaró improcedente, dando origen al recurso de casación interpuesto por el acusado Reynaldo Vásquez Cerrudo (fs. 576 a 595), que fue resuelto por la Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia mediante Auto Supremo Nro. 324/2012 de 12 de diciembre de 2012, que dejó sin efecto el Auto de Vista recurrido y ordenó que la misma Sala Penal pronuncie nueva resolución conforme a la doctrina legal señalada. 

Devueltos los antecedentes, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció el Auto de Vista Nro. 8 de 11 de abril de 2013 que declaró improcedentes los recursos de apelación incidental y restringida interpuestos por el imputado Reynaldo Vásquez Cerrudo. En consecuencia, confirmó la Sentencia contenida en la Resolución Nro. 1 de 19 de enero de 2012.

A la solicitud de complementación y enmienda (fs. 884)  emitió el Auto Complementario de 5 de junio de 2013 (fs. 886), siendo notificado el recurrente el 21 de agosto del mismo año, conforme la diligencia que cursa a fojas 891, interponiendo recurso de casación el 28 de agosto de 2013 que es motivo de autos.

CONSIDERANDO II: (Motivo del recurso de casación)

Que el recurrente  expone los siguientes motivos:

I. De la ampulosa y repetitiva transcripción del Auto Supremo Nro. 324/2012  en los puntos I) y II) del recurso de casación, el recurrente coincidentemente acusa falta de pronunciamiento y falta de fundamentación del Auto de Vista Nro. 8/2013 de 11 de abril, el auto complementario de fecha 5 de junio de 2013 porque incumplieron con la doctrina legal aplicable del Auto Supremo Nro. 324/2012 de 12 de diciembre de 2012, referida a la obligación de los jueces y tribunales de desarrollar los fundamentos de la resolución, pronunciándose sobre los puntos cuestionados, vale decir, que cada punto resuelto debe llevar su respectivo argumento, la falta de fundamento de la resolución de uno de los puntos cuestionados, implica inobservancia a la tutela judicial efectiva, al debido proceso, por tanto constituye defecto absoluto inconvalidable.

a) En ese antecedente, el recurrente denuncia en que el Tribunal de Alzada al pronunciar el Auto de Vista Nro. 8/2013 de 11 abril y el complementario de 5 de junio de 2013 incurrió en falta de pronunciamiento y fundamentación, contradiciendo al Auto Supremo Nro. 324/2012 de 12 de diciembre de 2012,  al señalar: en el tercer Considerando numeral 11) “la estructura de la Sentencia, cumple con los requisitos previstos por el art. 360 del CPP, dejando establecido que el apelante no presenta precedente contradictorio alguno lo que significa que no dio cumplimiento al art. 416, segundo parte del citado cuerpo legal”, argumento que -en criterio del recurrente- no responde al recurso de apelación restringida denunciado en el “romano II con el título error In procedendo, numeral 1) insuficiente fundamentación de la sentencia art. 370 inc. 5) del CPP y violación de derechos y garantías constitucionales…” (sic) y menos responde al Auto Supremo Nro. 442 de 10 de septiembre de 2007, invocado en apelación restringida, cuya doctrina se desarrolla sobre la fundamentación de las resoluciones judiciales, por lo que la omisión le priva el derecho a decidir si acepta o funda impugnación en contra de ellas y que viola el derecho a acceder a un justo proceso.

Prosigue señalando que no es evidente que no hubiese cumplido con el artículo 416, segunda parte del Código de Procedimiento Penal, porque “…prueba de ello es que la fundamentación complementaria y el recurso de apelación restringida,  “romano I. Apelación restringida error In procedendo, numeral 1. Insuficiente Fundamentación de la Sentencia, art. 370 inc. 5) Romano II.I con el Título de Falta de Fundamentación Descriptiva y romano II.II con el título Falta de Fundamentación valorativa de la sentencia violación del debido proceso y el derecho a la defensa…” (sic) y cita  los  Autos Supremos Nº 472 de 13 de noviembre de 2006 (SPII),  422 de 20 de octubre de 2006 (SPII) y 443 de 12 de septiembre de 2007, en virtud a los cuales se dejó sin efecto el Auto de Vista 37/2012.  Invoca como precedente contradictorio específico el Auto Supremo Nro. 324 de 12 de septiembre de 2012.  Además de los Autos Supremos Nros. 214 de 28 de marzo de 2007, 356 de 26 de junio de 2009, 262 de 27 de abril de 2009 y 43 de 12 de septiembre de 2007, señalando que el Tribunal de Alzada debió verificar la construcción intelectiva que siguió el juzgador en el análisis de las pruebas, establecer si se aplicó o no las reglas de la sana crítica, si se observaron las reglas fundamentales de la lógica, pruebas que en su criterio- no fueron valoradas por el Tribunal de Sentencia.

b) Así mismo, el recurrente sostiene que el Auto de Vista incurrió en falta de pronunciamiento y fundamentación al sostener en el tercer considerando: Numeral 8que no se encuentra facultado para revalorizar las pruebas y no puede rever hechos ni actuaciones durante la sustanciación del proceso”, porque no resolvió la denuncia del recurso de apelación restringida según los fundamentos inmersos en el “romano II. Error in procedendo, numeral 1) Insuficiente Fundamentación, romano II.II con el título de Falta de Fundamentación Valorativa de la Sentencia, no exige revalorizar la prueba, ni rever los hechos y actuaciones durante la sustanciación del proceso…” (sic), sino simple y llanamente como sostiene el Auto Supremo Nro. 214 de 28 de marzo de 2007 del que transcribe parte de su doctrina legal referida a:  “…verificar si el iter lógico expresado en la fundamentación del fallo se encuentra acorde con las reglas del recto entendimiento humano, analizando si la motivación es expresa, clara, completa y emitida con arreglo a las normas de la sana crítica, cual es la lógica, la experiencia común y la psicología, controlando si las conclusiones obtenidas responde a las reglas del recto entendimiento humano sin que para ello les esté permitido ingresar a una reconsideración de los hechos o de las pruebas, de ahí que alegar como motivo del recurso de apelación restringida, la infracción a las reglas de la sana crítica, obliga al impugnante a señalar cuales son las normas del correcto entendimiento humano inaplicadas o aplicadas erróneamente, expresando las partes de la sentencia en las que consta el agravio…” (sic), de lo que concluye que el Tribunal de Alzada no verificó el control de las pruebas en la fundamentación de la sentencia,  si se encuentra acorde con las reglas del recto entendimiento humano y tampoco, por lo que considera que el Auto de Vista impugnado es contradictorio al Auto Supremo mencionado.

c) Finalmente, alega  que el Auto de Vista incurrió en falta de fundamentación y pronunciamiento al sostener en su tercer considerando  Numeral 9 se inhibe de analizar los errores in procedendo, porque no se reclamó oportunamente el saneamiento, ni efectúo reserva de recurrir” (sic) cuando no resolvió el agravio denunciado en el recurso de apelación restringida en el “romano II.1), II.I con el título Insuficiente fundamentación de la sentencia art. 370 num.5) del CPP, y principalmente en el romano II.II con el título de falta de fundamentación valorativa de la Sentencia”, dejándole sin atención negativa o positiva, incumpliendo la Doctrina Legal Aplicable establecida en el referido Auto Supremo Nro. 324/2012 del que transcribe “ no existe fundamentación ni congruencia en el Auto de Vista recurrido, cuando en el mismo se evidencia que el Tribunal de Alzada, no se pronunció sobre el fondo de los puntos cuestionados en el recurso de apelación restringida, no siendo suficiente escudarse en argumentos que tienen por finalidad evadir la responsabilidad de absolver expresamente los cuestionamientos deducidos por los recurrentes, aspecto que vulnera el art. 124 y 398 del CPP…” (sic).

Concluye solicitando la admisión del recurso y pide se dicte resolución dejando sin efecto el Auto de Vista recurrido y se disponga que la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de La Paz, dicte un nuevo Auto de Vista, por no ser excusable y reiterativo, sea con responsabilidad.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de  casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el art. 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista, debe establecerse de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que analizados los argumentos expuestos por el recurrente, éste Tribunal Supremo concluye:

En el caso de autos, de la revisión de los datos del proceso, el  recurso de casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 8/2013 de 11 de abril y el auto complementario del 5 de junio, emitidos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz,  notificado el recurrente con el Auto Complementario el 21 de agosto de 2013 (fs. 891) y presentó el recurso de casación, el 28 del mismo mes y año, de lo que se tiene  que fue presentado dentro del plazo legal establecido por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.  El recurrente adjunta copia del recurso de apelación restringida como único medio admitido en el recurso de casación.

El recurrente en el recurso de apelación restringida invocó los Autos Supremos Nros. 214 del 28 de marzo de 2007, 442 de 10 de septiembre de  2007,  472 de 13 de noviembre de 2006, 422 de 20 de octubre de 2006. 

En casación invoca los Autos Supremos, 356 de 26 de junio de 2009, 262 de 27 de abril de 2009 y 43 de 12 de septiembre de 2007.

De manera específica para sustentar su motivo invoca el Auto Supremo Nro. 324 de 12 de diciembre de 2012, que conforme el análisis de admisibilidad realizado respecto a las resoluciones citadas, se determina:

1. Con relación a la denuncia del inciso a) referidos a la falta de pronunciamiento y fundamentación  del Auto de Vista Nro. 8/2013 y su auto complementario de 5 de junio,  al señalar que el Tribunal de Alzada en el tercer Considerando numeral 11) “la estructura de la Sentencia, cumple con los requisitos previstos por el art. 360 del CPP, dejando establecido que el apelante no presenta precedente contradictorio alguno lo que significa que no dio cumplimiento al art. 416, segundo parte del citado cuerpo legal”, el recurrente, invoca el Auto Supremo Nro. 324/2012 de 12 de diciembre, emitido en el presente caso, del que señala que  es deber del Tribunal de Alzada desarrollar los fundamentos de la resolución, a más de ceñirse a los puntos apelados, porque cada punto resuelto debe contener su argumento, con el debido fundamento y motivación, por lo que considera que el  Auto de Vista recurrido al carecer de fundamentación y pronunciamiento es contradictorio  al precedente invocado, de lo que resulta este punto del recurso en admisible y se constituirá en base el precedente invocado para la labor nomofiláctica a efectos de verificar el contradictorio.

2. Respecto a la denuncia del inciso b) referida a la falta de pronunciamiento y fundamentación del Auto de Vista impugnado, al resolver en el Considerando Numeral 8que no se encuentra facultado para revalorizar las pruebas y no puede rever hechos ni actuaciones durante la sustanciación del proceso”, porque el Tribunal de Alzada no controló la prueba de cargo y descargo, si se cumplió o no las reglas de la sana crítica; el recurrente invoca el Auto Supremo Nro. 214/2007 de 28 de marzo, del que trascribiendo la doctrina legal aplicable estableció el sentido contradictorio señalando que el Tribunal de Alzada no procedió conforme a la doctrina legal señalada en el mismo,  por lo que este punto del recurso es admisible, cuyo  precedente se constituirá en base para la labor nomofiláctica. 

3. Respecto al inciso c)  con relación a que el Auto de Vista recurrido carece fundamentación al expresar en el tercer considerando:  Numeral 9 se inhibe de analizar los errores in procedendo, porque no se reclamó oportunamente el saneamiento, ni efectúo reserva de recurrir”,  el recurrente invoca el Auto Supremo Nro. 324/2012 de 12 de diciembre de 2012, del que transcribiendo parte de la doctrina legal desarrollada, señala que el Auto de Vista es contradictorio, toda vez que no refleja los fundamentos de su agravio alegado en apelación restringida, por lo que este punto del recurso también deviene en admisible y el precedente se constituirá en base para la labor de verificación de la contradicción acusada.

Con relación a los  Autos Supremos Nros. 472 de 13 de noviembre de 2006, el 422 de 20 de octubre de 2006 y el 443 de 12 de septiembre de 2007 que fueron citados en el recurso de apelación restringida, así como  en el recurso de casación, empero el recurrente, omite cumplir con el requisito de admisibilidad consistente en señalar en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los mencionados Autos Supremos,  limitándose simple y llanamente a citarlos, sin tomar en cuenta que no es suficiente referir y citar precedente contradictorio, sino que dicha formalidad se cumple cuando de manera fundamentada y motivada se contrasta el Auto de Vista que se impugna con los Autos de Vista o Autos Supremos que se invoca, indicando y reflejando de qué modo se presenta la contradicción que se alude; por lo que, no serán considerados para la resolución de fondo.

Finalmente, con relación a los Autos Supremos Nros. 356 de 26 de junio de 2009, 262 de 27 de abril de 2009 y 43 de 12 de septiembre de 2007 que fueron citados a tiempo de interponer el recurso de casación, sin embargo, el recurrente omite cumplir con el requisito de admisibilidad como es el de  señalar en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los mencionados Autos Supremos,  limitándose simple y llanamente a citarlos, sin tomar en cuenta que no es suficiente referir y citar precedentes contradictorios, sino que dicha formalidad se cumple cuando de manera fundamentada y motivada se contrasta el Auto de Vista que se impugna con los Autos de Vista o Autos Supremos que se invoca, indicando y reflejando de qué modo se presenta la contradicción que se alude; incurriendo así en incumplimiento del segundo párrafo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

En consecuencia, de lo referido precedentemente se deduce que el recurso de casación interpuesto, no obstante su ampulosa redacción, repetitiva y poco organizada, cumple los requisitos de procedencia previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

Consiguientemente, para  la verificación de la contradicción de los incisos a), b) y c) se constituirá en base el Auto Supremo Nro. 324 de 12 de diciembre de 2012. El inciso b) se verificará también el sentido contradictorio sobre la base del Auto Supremo Nro. 214/2007 de 28 de marzo de 2007.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Reynaldo Vásquez Cerrudo (fs. 936 a 949), impugnando el Auto de Vista Nro. 8/2013 de 11 de abril de 2013 y el Auto complementario del 5 de junio, emitidos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz  (fs. 880 a 882),  en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Susana María Inés Peña Barrón y Defensoría de la Niñez y Adolescencia contra el recurrente por la presunta comisión del delito de abuso deshonesto  previsto y sancionado en el artículo 312 con la agravante de los incisos 2), 3) y 4) del artículo 310 del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                      Jorge I. von Borries Méndez.

ANTE MÍ.   Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.