SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 229/2013

Sucre, 20 de agosto de 2013

EXPEDIENTE: Santa Cruz 150/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Zinaida Hussene Amad Damao contra Félix Enrique Pérez Ramos

DELITO: violación agravada

*****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Félix Enrique Pérez Ramos (fs. 482 a 486), impugnando el Auto de Vista Nro. 44 emitido el 20 de marzo de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 474 a 479), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Zinaida Hussene Amad Damao (acusadora particular) contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación de niño, niña o adolescente, previsto y sancionado por el artículo 308 bis del Código Penal con las agravantes establecidas en el artículo 310 numerales 2 y 4 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el juicio oral, el Tribunal de Sentencia Nro. 2 de la capital del departamento de Santa Cruz, que conoció esa causa, pronunció Sentencia Nro. 33/2011 el 16 de agosto (fs. 337 a 354), declarando al  imputado Félix Enrique Pérez Ramos, autor y culpable de la comisión del delito de violación de niño, niña o adolescente, previsto y sancionado en el artículo 308 bis del Código Penal, incluido por el artículo 3 de la Ley Nro. 2033 de 29 de octubre de 1999, con las agravantes establecidas en el artículo 310 numerales 2 y 4 del Código penal condenándolo a la pena de veinte años de presidio sin derecho a indulto, en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz.

Contra la citada Sentencia el imputado formuló recurso de apelación restringida (fs. 364 a 376), resuelto por Auto de Vista Nro. 135 de fecha 14 de junio de 2012 (fs. 442 a 446), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que lo declaró procedente, disponiendo la anulación de la sentencia impugnada y la reposición del juicio oral por otro Tribunal de Sentencia.

Contra el citado Auto de vista, la acusadora particular, formuló en tiempo oportuno, recurso de casación (fs. 450 a 454), resuelto mediante Auto Supremo Nro. 014/2013-RRC de 6 de febrero, que dispuso dejar sin efecto el Auto de Vista Nro. 135 de 14 de junio de 2012 y que la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dicte nuevo fallo conforme a la doctrina legal aplicable.

En cumplimiento del Auto Supremo mencionado, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dictó el Auto de Vista Nro. 44 de 20 de marzo de 2013 (fs. 474 a 479), declarando improcedente la apelación presentada por el  imputado.

Con el Auto de Vista referido, Félix Enrique Pérez Ramos, fue notificado en su domicilio procesal el 23 de abril de 2013, formulando el recurso de casación, motivo de autos, el 30 de abril de 2013 a horas 20:00 ante Notaria de Fe Pública (fs. 487), efectivizándose la presentación del memorial del recurso de casación ante el Tribunal Departamental del Justicia de Santa Cruz en fecha 2 de mayo de 2013.

Por otra parte, sobre el recurso de casación interpuesto, la acusadora particular, impugna la presentación del referido recurso por extemporáneo (fs. 490 a 494).

CONSIDERANDO II: (Motivo del recurso de casación)

Que el recurrente, en el memorial del recurso de casación, denuncia:

1. Que el accionar de la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia es contradictorio a lo que establece el Auto Supremo Nro. 61 de 27 de enero de 2007, pues una vez que el expediente retornó de la ciudad de Sucre, donde se resolvió el recurso de casación interpuesto por la acusadora particular, si bien, el Auto Supremo que resolvió dicho recurso ordenó que sea la misma Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz la que dictara nueva resolución, la misma ya no se encontraba compuesta por los mismos integrantes, es decir que los miembros del Tribunal que estuvieron presentes en la audiencia de fundamentación oral del recurso de apelación restringida, no fueron los mismos que resolvieron el Auto de Vista que se impugna y que el Vocal Relator del Auto impugnado, no formaba parte del Tribunal ante el cual se desarrolló la audiencia de fundamentación, lo que implica una vulneración a los principios de publicidad, oralidad y contradicción propios del sistema acusatorio, tal como establece el precedente citado al inicio que en su parte central establece que la celebración de audiencia de fundamentación oral del recurso de apelación restringida, como parte del derecho a la defensa del recurrente, necesariamente debe ser celebrada por el Tribunal que resolverá la causa, a efecto de garantizar los principios de publicidad, oralidad e inmediación, por ese fundamento el recurrente señala que corresponde anular el Auto de Vista impugnado y demás actuaciones y que se señale una nueva audiencia de fundamentación oral. Cita también como precedentes contradictorios, los Autos Supremos Nros. 494 de 15 de noviembre de 2005 de la Sala Penal Primera y 564 de 01 de octubre de 2004.

2. Señala que el Tribunal de Alzada que resolvió el Auto de Vista impugnado contradice lo señalado por el Auto Supremo Nro. 58 de 27 de enero de 2007 que dispone que en caso de advertir que el recurso de apelación restringida no cumple con los requisitos exigidos por los artículos 407 y 408 del Código de Procedimiento Penal, el Tribunal debe otorgar un plazo para subsanarlo conforme establece el artículos 399 del mismo cuerpo legal, lo que no ocurrió con el Auto de Vista que se recurre pues el Tribunal de Alzada declaró la improcedencia del recurso porque consideró que no cumplió con lo establecido por los artículos 370, 369 inciso 3) y 408, y que de ser esta afirmación cierta, la Sala Penal Segunda, debió cumplir lo establecido por el artículos 408 y consiguientemente, con lo dispuesto por el precedente citado.

3. Denuncia que el Tribunal de Alzada no se pronunció sobre los defectos procesales denunciados en la apelación restringida, defectos que vulneraron derechos fundamentales a la igualdad procesal, establecida en el artículo 12 del Código de Procedimiento Penal y 120 de la Constitución Política del Estado, derecho al juez natural en cuanto al juez imparcial, previsto en los artículos 3 del Código del Procedimiento Penal y 120 de la Constitución Política del Estado, el derecho a la libertad probatoria previsto en el artículo 171 del Código de Procedimiento Penal y el derecho a la defensa previsto en los artículos 5 del Código de Procedimiento Penal y 116 de la Constitución Política del Estado, pues el Tribunal de Alzada no se pronunció sobre ninguno de estos defectos denunciados en el punto I, incisis a), b) y c) del recurso de apelación restringida, lo que evidencia la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado con el Auto Supremo Nro. 6 de 26 de enero de 2007.

Para sustentar lo afirmado, además señala como otros precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 309/2012  de 29 de octubre de 2012, 317/2012 de 30 de octubre de 2012 y 368/2012 de 5 de diciembre de 2012.

Finalmente solicita que en base a los precedentes invocados, declare la admisibilidad de recurso y posteriormente deje sin efecto el Auto de Vista impugnado, disponga doctrina legal aplicable y se señale nueva audiencia de fundamentación para dictar nuevo Auto de Vista.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la Sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación, cuyo acceso se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista, debe establecerse de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que en el caso de autos, el recurso de casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 44 de 20 de marzo de 2013 emitido por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz dentro del plazo legal establecido para su presentación, pues de acuerdo a la revisión del cuaderno procesal, el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado en fecha 23 de abril de 2013, presentando recurso de casación en fecha 30 de abril a horas 20:00 en el domicilio de la Notaria de Fe Pública Nro. 81 de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, porque según el acta de fojas 487, luego de la búsqueda del domicilio del Secretario de la Sala Penal Segunda o de otros secretarios y al no haber encontrado ninguno, el recurrente procedió a dejar el mencionado recurso en el domicilio señalado, al amparo del artículo 130 del Código de Procedimiento Penal, habiendo sido presentado el mismo en plataforma del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, recién en fecha 2 de mayo del mismo año, debido a que el día 1 de mayo es considerado feriado nacional por el día del trabajador. Por lo expuesto se establece que el presente recurso ha sido presentado dentro del plazo legal establecido, estando cumplido en consecuencia, lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

       Asimismo, a fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo  establecido en el artículo 418 del citado adjetivo penal, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del citado adjetivo penal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice, la invocación debe efectuarse en el recurso de casación, que es el caso de autos, en ese marco, se concluye:

I. En la denuncia inserta en el punto uno, el recurrente citó el Auto Supremo Nro. 61 de 27 de enero de 2007, emitido por la Sala Penal Segunda, transcribiendo parte de la doctrina legal aplicable contenida en el y sobre la cual el recurrente expresó la contradicción en que el Auto de Vista impugnado incurrió con relación a dicho fallo; cita además los Autos Supremos Nros. 494 de 15 de noviembre de 2005 emitido por la Sala Penal Primera y  564 de 1 de octubre de 2004, sin embargo estos dos últimos precedentes invocados no serán tomados en cuenta pues el recurrente al mencionarlos, omite cumplir con el requisito de admisibilidad consistente en señalar en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el Auto Supremo citado, olvidando además establecer la situación fáctica o de hecho similar, por lo que, corresponde a éste Tribunal admitir el presente recurso a efecto de verificar la existencia de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el Auto Supremo Nro. 61 de 27 de enero de 2007.

II: En la denuncia del punto dos, el recurrente, cita como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 58 de 27 de enero de 2007, emitido por la Sala Penal Segunda, respecto de la aplicación de los artículos 407 y 408 del Código de Procedimiento Penal que según el recurrente, no fueron observados en el Auto de Vista recurrido, aspecto sobre el cual el recurrente expresó la contradicción en la que la resolución impugnada incurrió con relación al precedente invocado, correspondiendo consiguientemente, admitir el presente recurso a efecto de verificar la existencia de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el Auto Supremo Nro. 58 de 27 de enero de 2007.

       III: Con referencia al tercer punto del recurso de casación concerniente a los defectos procesales denunciados en la apelación restringida, que a decir del recurrente, vulneraron derechos fundamentales como a la igualdad procesal, derecho al juez natural en cuanto al juez imparcial, el derecho a la libertad probatoria y el derecho a la defensa, que por falta de pronunciamiento del Tribunal de Alzada, se vulneraron los artículos 124 y 398 del Código de Procedimiento Penal, infringiendo el derecho a la tutela judicial efectiva y la garantía al debido proceso, lo que constituye defecto absoluto inconvalidable conforme al artículo 169 inciso 3) de la norma citada. El recurrente cita como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 6 de 26 de enero de 2007, 309/2012 de 29 de octubre de 2012, 317/2012 de 30 de octubre de 2012 y 368/2012 de 5 de diciembre de 2012, transcribe de cada uno de ellos la doctrina legal aplicable y expresa aunque de manera sutil, la contradicción en que el Auto de Vista impugnado incurrió con cada uno de los precedentes mencionados; por lo que, corresponde a éste Tribunal admitir el presente recurso a efecto de verificar la existencia de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los citados precedentes, además de verificar la vulneración de los derechos denunciados.

En consecuencia, de lo referido precedentemente se deduce que el recurso de casación interpuesto, cumple y reúne los requisitos de procedencia previstos en los artículos 416 y 417, concerniente a la contradicción del Auto de Vista impugnado con los Autos Supremo Nros. 61 de 27 de enero de 2007, 58 de 27 de enero de 2007, 6 de 26 de enero de 2007, 309/2012 de 29 de octubre de 2012, 317/2012 de 30 de octubre de 2012, 368/2012 de 5 de diciembre de 2012, que se constituirán en base y sustento legal del recurso de casación para que se logre establecer la existencia o no de la contradicción manifestada y verificar la existencia o no de vulneración de los derechos denunciados.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Felix Enrique Pérez Ramos (fs. 482 a 486), impugnando el Auto de Vista Nro. 44 emitido el 20 de marzo de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 474 a 479), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Zinaida Hussene Amad Damao (acusadora particular) contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación de niño, niña o adolescente, previsto y sancionado por el artículo 308 bis del Código Penal con las agravantes establecidas en el artículo 310 numerales 2 y 4 del Código Penal.

        Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

          Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.