SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 228/2013

Sucre, 19 de agosto de 2013

EXPEDIENTE: Oruro 149/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Cancio Mamani Churata

DELITO: asesinato, robo agravado

******************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Cancio Mamani Churata  (fs. 150 a 159), impugnando el Auto de Vista Nro. 13/2013 emitido el 27 de mayo de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro (fs. 128 a 139), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por los supuestos delitos de asesinato y robo agravado, previstos y sancionados por los artículos 252 incisos 2), 3) y 6), 332 incisos 2) y 3) del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que de la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

Desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia Nro. 03/2012 leída íntegramente el 18 de diciembre de 2012 (fs. 81 a 98), el Tribunal de Sentencia de las provincias Eduardo Avaroa, Sebastián Pagador y Ladislao Cabrera con asiento en la localidad de Challapata del departamento de Oruro, declaró a Cancio Mamani Churata, autor de los delitos de asesinato y robo agravado, previstos y sancionados por los artículos 252 incisos 2), 3) y 6), 332 incisos 2) y 3) del Código Penal, sancionándolo a sufrir la pena de treinta años de reclusión sin derecho a indulto a cumplir en el Centro Penitenciario San Pedro de la ciudad de Oruro, más costas y pago de responsabilidad civil a favor del Estado, a ser averiguable en ejecución de sentencia.

Contra la mencionada Sentencia, el imputado Cancio Mamani Churata, formuló recurso de apelación restringida (fs. 100 a 108); resuelto por Auto de Vista Nro. 13/2013 de 27 de mayo (fs. 128 a 139), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, que declaró improcedente el referido recurso y confirmó la sentencia impugnada.

Notificado el imputado con la citada resolución del Tribunal de Alzada, el 22 de julio de 2013 conforme diligencia cursante a fojas 140, interpuso recurso de casación que es motivo de autos, el 29 del mismo mes y año.

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que del memorial que cursa de fojas 150 a 159, se extraen los siguientes motivos del recurso de casación:

a) Defecto absoluto por insuficiente fundamentación del Auto de Vista impugnado. El recurrente transcribe parte de la resolución impugnada indicando que la misma está referida al primer motivo del recurso de apelación, en el que cuestionó la falta de fundamentación de la sentencia con referencia a las razones por las cuales “el tribunal de grado” (sic) concluyó estableciendo su participación y responsabilidad en el delito de “robo agravado” (sic), cuando no existe un solo medio de prueba que permita por lo menos indiciariamente establecer aquello. Argumenta “insuficiente fundamentación del Auto de Vista ya que en los hechos no ingresa a valorar el fondo del recurso y pareciera que lo desestima por cuanto en su criterio, la actuación del tribunal inferior fue correcta, aunque sin especificarlo de manera clara, concreta y positiva” (sic). Asimismo refiere que la apertura de esta instancia deviene viable frente a la clara arbitrariedad del fallo, en la necesidad de proteger los principios y garantías constitucionales básicos, siendo directriz de los mismos el del debido proceso; argumenta también que “Se ha vulnerado el derecho al debido proceso en su vertiente del derecho a una resolución fundamentada” (sic), para finalmente concluir que no comprende las razones por las que se declaró improcedente el recurso que planteó. Transcribe partes de los Autos Supremos Nros. 325 de 1 de julio de 2010, Nro. 086 de 18 de marzo de 2008 y 251/2012 de 17 de septiembre.

b) Defecto absoluto por incongruencia omisiva en el Auto de Vista impugnado. Manifiesta que el Tribunal de Alzada incurre en incongruencia omisiva porque no resolvió sobre lo planteado, ya que en el recurso de apelación restringida denunció nulidad por defecto absoluto por vulneración al principio de congruencia porque los hechos expresados en la acusación, no hubieran sido adecuadamente probados. Argumenta el recurrente que la omisión denunciada “se encuentra vinculada a aspectos de carácter jurídico y no a temas de hecho o argumentos simples” (sic). Además que la petición al respecto, fue planteada en el recurso de apelación porque “ese era el momento de realizar aquellas observaciones y no otro” (sic). Asimismo, hace referencia a una cita textual de doctrina legal aplicable, sin especificar a qué Resolución corresponde, para posteriormente efectuar cita simple de los Autos Supremos Nros. 297/2012 y 051/2013 de 1 de marzo.

c) Defecto absoluto por ausencia de un juicio lógico en la sentencia y vulneración al principio de legalidad. Afirma que en el recurso de apelación restringida denunció que “el tribunal de grado” (sic) afirmó que existe prueba de su responsabilidad en la muerte de la víctima, pero que no señaló un solo elemento de prueba. Indica que la falta de precisión en la adecuación del hecho ilícito a los elementos constitutivos de los artículos 252 y 332 del Código Penal, contravino el principio de legalidad, por lo que no cumplió con la debida subsunción del hecho al tipo penal, dando lugar a insuficiente fundamentación del fallo y la valoración defectuosa de las pruebas, conforme al artículo 370 incisos 1), 5) y 6) de la Ley Nro. 1970. Concluye señalando que al tratarse de defecto procesal absoluto sancionado con nulidad, no es necesario citar jurisprudencia contradictoria.

d) Defecto absoluto por violación del principio de sana crítica en la valoración de la prueba en la Sentencia. Señala que en el recurso de apelación restringida, hizo referencia como uno de los motivos de recurso, al defecto de sentencia previsto en el inciso 6 del artículo 370 del Código de Procedimiento Penal, por defectuosa valoración de la prueba. Manifiesta que lo que denunció, fue la forma de valoración y que expresó de manera concreta cuáles son las reglas de sana crítica que fueron vulneradas, alegando asimismo que no planteó reconsideración o revalorización de la prueba. Argumenta que “la actuación del Tribunal está en plena contradicción con el Auto Supremo Nro. 97/05 de 1 de abril de 2005 que precisa que la insuficiencia de la prueba da lugar a la duda razonable, situación que merece la aplicación del principio in dubio pro reo” (sic). Asimismo, como precedente contradictorio transcribe parte del Auto Supremo Nro. 529 de 17 de noviembre de 2006.

e) Defecto absoluto porque la Sentencia se basó en medios de prueba ilegalmente incorporados a juicio. Señala que en audiencia conclusiva solicitó la exclusión de varios medios de prueba que fueron obtenidos sin cumplir procedimientos establecidos a ese efecto. Refiere que diversas actas de entrevistas fueron incorporadas a juicio vulnerando “el derecho al contradictorio y el principio de publicidad” (sic), destacando lo señalado por el policía asignado al caso, Cabo Eddy Iván Choque Condori, haciendo referencia a investigaciones realizadas e informes “que se adjunta” (sic), para posteriormente señalar, que el referido funcionario policial se hizo presente “en calidad de testigo de descargo” (sic) (fs. 156 vta.) en que se ratifica y amplía los hechos. Al respecto el recurrente argumenta que esta prueba fue ilícitamente obtenida, habiéndose realizado observaciones puntuales y de manera fundamentada vía exclusión probatoria que no fueron consideradas adecuadamente “y lo mas grave aún es que el tribunal las tomó en cuenta y fueron decisivas para la condena” (sic), señalando asimismo que “los actos que deban constar por escrito, debe hacérselo mediante acta y conforme a las reglas establecidas en el art. 120 del CPP” (sic). Refiere que este aspecto denunciado, no fue observado por el tribunal de apelación. Asimismo, transcribe partes de los Autos Supremos Nros. 128 de 6 de marzo de 2008 y 434 de 20 de agosto de 2009.

f) Defecto absoluto, por vulneración del principio de congruencia previsto en el “ART. 362 DEL CPP” (sic). Argumenta que esta infracción fue denunciada en recurso planteado al Tribunal de Alzada, donde señaló que no se demostró su participación en el hecho por el que se le condenó, pero que “las autoridades inferiores lo declararían acreditado” (sic). Manifiesta que el Tribunal de Apelación, a tiempo de resolver sobre esta denuncia, indicó que era necesario la concurrencia de requisitos, entre ellas, “que la cuestión no tratada haya sido oportunamente introducida que ella sea decisiva para la solución del litigio…” (sic), además que “cuando se trata de inobservancia de la ley adjetiva requiere necesariamente haberse solicitado el saneamiento, conforme previene lo dispuesto por el Art. 407 del Código de Procedimiento Penal” (sic); sin embargo, el recurrente alega, que no se trata de un defecto de procedimiento que debió haber sido observado en audiencia de juicio oral, sino que emerge de la propia sentencia, “porque la afirmación realizada por el tribunal de mérito y que es observada ahora, no se la hizo sino en sentencia, luego, no era posible interponer un incidente procurando el saneamiento procesal debido al momento procesal en que fue pronunciada la sentencia como acto definitivo” (sic). Al respecto, refiere como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 51 de 1 de marzo de 2013 y 297/2012 de 20 de noviembre.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

       Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar copia de la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista impugnado, debe contener de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

Por otro lado, resulta necesario indicar que la revisión excepcional procede cuando existen denuncias fundadas de violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento insubsanables o de la Sentencia, conforme determinan los artículos 169 y 370 del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que conforme se precisó precedentemente, para la admisión del recurso de casación, la norma procesal penal exige la observancia de los requisitos previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, que se constituyen en un instrumento o en un filtro que evita que un instituto procesal, concebido para proveer justicia, se desnaturalice y se convierta en un medio dilatorio del proceso. En ese sentido, en cuanto a los requisitos de forma, resulta exigible la puntualización de los aspectos cuestionados en la resolución que se impugna e individualizar sus similares en el precedente invocado. También se debe precisar la norma adjetiva o sustantiva aplicada en el Auto de Vista cuestionado y detallar la norma u otra aplicada en sentido contradictorio en el precedente. Esta precisión de comparación de hechos similares y de normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos debe cumplirse ineludiblemente a tenor del citado artículo 417 del Código Adjetivo de la materia que de manera imperativa prescribe: "En el recurso se señalará la contradicción en términos precisos".

En el presente caso, del análisis de los actuados procesales, se evidencia que el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado, el 22 de julio de 2013 conforme diligencia cursante a fojas 140, habiendo interpuesto recurso de casación, el 29 del mismo mes y año, consiguientemente dentro del término establecido por ley.

       4.a) Respecto a la denuncia defecto absoluto por insuficiente fundamentación del Auto de Vista impugnado. En relación a este aspecto, el recurrente transcribe parte de la resolución impugnada, indicando estar referido al primer motivo del recurso que planteó en esa instancia. Alega “insuficiente fundamentación del Auto de Vista ya que en los hechos no ingresa a valorar el fondo del recurso y pareciera que lo desestima por cuanto en su criterio, la actuación del tribunal inferior fue correcta, aunque sin especificarlo de manera clara, concreta y positiva” (sic) (fojas 152  vuelta), además indica que no comprende las razones por las que se declaró improcedente el recurso que planteó, habiendo asimismo denunciado que “Se ha vulnerado el derecho al debido proceso en su vertiente del derecho a una resolución fundamentada” (sic) (fojas 152 vuelta). Invoca los Autos Supremos Nros. 325 de 1 de julio de 2010, 86 de 18 de marzo de 2008 y 251/2012 de 17 de septiembre, destacando parte de su contenido; de ello, se entiende la contradicción en relación al Auto de Vista impugnado, por lo que este motivo, deviene en admisible.

       4.b) Respecto al defecto absoluto por incongruencia omisiva en el Auto de Vista impugnado. Referente a esta denuncia, el recurrente se circunscribió a efectuar cuestionamientos contra el Tribunal de Alzada, por no haber resuelto lo planteado en el recurso de apelación restringida referido al defecto absoluto por vulneración al principio de congruencia, porque los hechos expresados en la acusación, no hubieran sido adecuadamente probados, habiendo realizado cita textual de doctrina legal aplicable sin especificar la resolución a la que corresponde. Asimismo, solamente cita “los A.S. Nº 297/2012 y el A.S. Nº 051/2013 de 1 de marzo de Sala…” (sic) (fojas 154 vuelta), sin establecer como le correspondía, el hecho similar ni distinguir en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y los simplemente citados Autos Supremos, incumpliendo lo dispuesto por el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

       En cuanto refiere defecto absoluto, el recurrente no fundamentó las normas legales en las que esté debidamente identificado como tal, tampoco especifica cuál la disminución o restricción del derecho o garantía fundamental y el agravio con relevancia en el orden constitucional, incumpliendo con la carga procesal de especificar y demostrar normativamente, en qué medida dichos aspectos inciden en la presunta vulneración de sus derechos fundamentales previstos en normas constitucionales o internacionales relacionadas al mismo, con el fin de que este Tribunal pueda admitir excepcionalmente el recurso.

       Consiguientemente, por las razones expuestas, el presente motivo deviene en inadmisible.

       4.c) Respecto al defecto absoluto por ausencia de un juicio lógico en la sentencia y vulneración al principio de legalidad. En relación a este motivo, el imputado arguyendo haber denunciado en recurso de apelación restringida, que el “tribunal de grado” (sic) afirmó su responsabilidad en la muerte de la víctima sin señalar un solo elemento de prueba, observando falta de precisión en la adecuación del hecho ilícito a los elementos constitutivos de los artículos 252 y 332 del Código Penal, consiguientemente, inexistencia de la debida subsunción del hecho al tipo penal, se limita a impugnar principalmente la determinación asumida por el Tribunal de Sentencia; sin embargo, no invoca precedente contradictorio alguno, alegando tratarse de defecto procesal absoluto. Al respecto, el recurrente no explicita las normas legales en las que se ampara a objeto de identificar lo denunciado como defecto absoluto, tampoco precisa cuál la restricción o disminución del derecho o garantía, omitiendo explicar el agravio o resultado dañoso en relación a su relevancia de connotación en el orden constitucional, incumpliendo con la carga procesal de especificar y acreditar en qué medida dichos aspectos inciden en la presunta vulneración de sus derechos fundamentales o garantías constitucionales previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vigentes para que este Tribunal consienta la admisión excepcional del recurso, por lo que no corresponde su admisibilidad.

       4.d) Respecto al defecto absoluto por violación del principio de sana crítica en la valoración de la prueba en la Sentencia. En relación a este motivo, arguye que en recurso de apelación restringida, hizo referencia como uno de los motivos del recurso, el defecto de sentencia previsto en el inciso 6) del artículo 370 del Código de Procedimiento Penal, deduciéndose en consecuencia que el recurrente impugnó la actuación del Tribunal de Sentencia. Asimismo, hace referencia a los Autos Supremos Nros. 97/05 de 1 de abril de 2005 y 529 de 17 de noviembre de 2006; sin embargo de la revisión del mencionado recurso de apelación restringida, el motivo planteado en que menciona la citada norma legal, se encuentra en los puntos: “3.2 La sentencia se basa en una defectuosa valoración de la prueba, defecto de sentencia que se halla establecido en el art. 370.6 del CPP” (sic) (fs. 104 a 105) y “3.4. La sentencia se basa en hechos inexistentes y no acreditados. Defecto de sentencia previsto por el art. 370.6 del CPP” (sic) (fs. 106) donde se advierte que no invoca los citados Autos Supremos como precedentes contradictorios, habiendo hecho referencia sólo en el punto “3.2” (sic) del referido recurso de apelación restringida, a otras Resoluciones; por lo que no cumple con lo establecido en el párrafo segundo del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal que señala: “El precedente contradictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer la apelación restringida”, cuyo análisis de contradicción corresponde a precedentes ya invocados en el recurso de apelación restringida. Por otra parte, en el recurso de casación con relación a este motivo, tampoco se advierte fundamentación en que se determine claramente cuál la situación de hecho similar ni explicitar en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado con relación a las referidas Resoluciones en los términos exigidos por el citado artículo 417 del Código Procesal de la materia.

En cuanto refiere defecto absoluto, si bien manifiesta que este defecto se inscribe en el artículo 370 inciso 5), en relación al artículo 169 inciso 3), ambos del Código de Procedimiento Penal; sin embargo, después de transcribir parte del punto 2.2. del Auto de Vista impugnado, se limitó a señalar que lo que denunció fue la forma de valoración y que no planteó reconsideración o revalorización de la misma prueba, sin realizar fundamentación que precise cuál la restricción o disminución del derecho o garantía fundamental, ni especifique norma constitucional o internacional referida a la vulneración de sus derechos fundamentales, en relación a los hechos denunciados y que fueren de manera precisa, además de debidamente demostrados, con el propósito de que el recurso de casación pueda ser admitido excepcionalmente.

       En mérito a lo fundamentado, el presente motivo deviene en inadmisible.

       4.e) Respecto al defecto absoluto porque la Sentencia se basó en medios de prueba ilegalmente incorporados a juicio. En relación a este motivo, el recurrente después de cuestionar la actuación del Tribunal de Sentencia, refiriendo no haber sido observado por el Tribunal de Apelación, se limitó a transcribir partes de los Autos Supremos Nros. 128 de 6 de marzo de 2008 y 434 de 20 de agosto de 2009; sin establecer como le correspondía, cuál la situación de hecho similar ni explicitar en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado con relación a las referidas resoluciones en los términos exigidos por el citado artículo 417 del Código Procesal de la materia, además que la cita transcrita por el imputado del mencionado Auto Supremo Nros. 128, está referida a aspectos de procedencia y admisión del recurso de casación, correspondiendo considerar, que el mismo no establece doctrina legal aplicable, al ser un Auto Supremo de admisión del recurso. Con relación al Auto Supremo Nro. 434 de 20 de agosto de 2009, la parte transcrita por el recurrente, refiere el tratamiento que se debe dar en relación a defectos absolutos; pero no establece el sentido contradictorio con relación al Auto de Vista impugnado.

       Por otra parte, con relación a la denuncia de defecto absoluto y los fundamentos transcritos del referido Auto Supremo Nro. 434 invocado por el recurrente, refiriendo a la revisión de oficio por parte del máximo Tribunal de Justicia en casos de defectos absolutos, corresponde señalar que los mismos fueron superados al haberse puesto en vigencia, la nueva Ley del Órgano Judicial, Ley Nro. 025 de 24 de junio de 2010, ya que el artículo 15 de la Ley de Organización Judicial citado por el Auto Supremo Nro. 434 de 20 de agosto de 2009, ha sido abrogado. Así, entre la nueva jurisprudencia con relación a la admisión excepcional del recurso de casación, se tiene el Auto Supremo Nro. 80/2013 de 22 de marzo de 2013, que señala: “… respecto a las denuncias por vulneración a derechos y/o garantías constitucionales corresponde puntualizar que, si bien este Máximo Tribunal de Justicia ha consentido de manera excepcional como causal de admisión del recurso de casación las denuncias vinculadas a defectos absolutos en el trámite del proceso; ha establecido también que las mismas deben estar formuladas en apego a las exigencias contenidas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal; por tanto, no es suficiente la simple mención del defecto o la vulneración de un derecho fundamental, sino, el recurrente debe cumplir con la obligación de explicitar los hechos que dieron origen al recurso con detalle preciso del agravio, la restricción o disminución del derecho o garantía, de forma tal que el resultado dañoso emergente del defecto sea identificado con claridad, así como las consecuencias procesales cuya relevancia tenga connotaciones de orden constitucional; el incumplimiento de los requisitos señalados tiene como efecto la inadmisibilidad del motivo de casación o de la totalidad del recurso”.

En consecuencia, del análisis del presente motivo del recurso de casación, se advierte que el recurrente, no fundamentó vulneración a derechos y garantías constitucionales, menos con apego a los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, no fundamentó las normas legales en los que esté debidamente identificado el defecto absoluto como tal y tampoco especifica cuál la disminución o restricción del derecho o garantía fundamental, omitiendo explicar el agravio en relación a su relevancia en el orden constitucional, de tal forma que el resultado dañoso emergente del defecto sea identificado con claridad, así como las consecuencias procesales cuya relevancia tenga connotaciones en el ámbito constitucional, a los fines de que este Tribunal pueda admitir excepcionalmente el recurso, por lo que el presente motivo, no corresponde su admisibilidad.

       4.f) Respecto al defecto absoluto, por vulneración del principio de congruencia previsto en el “ART. 362 DEL CPP” (sic). El imputado después de hacer referencia a los argumentos del recurso de apelación planteada ante el Tribunal de Alzada, se limitó a transcribir parte el Auto de Vista impugnado, citar los Autos Supremos Nros. 051 de 01 de marzo de 2013 y 297/2012 de 20 de noviembre y transcribir una cita textual, sin establecer como correspondía, cuál la situación de hecho similar, ni explicitar en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado con relación a referidas resoluciones en los términos exigidos por el citado artículo 417 del Código Procesal de la materia; lo que significa que, la forma inadecuada de formular el recurso por parte del imputado, hace que este Tribunal no pueda abrir su competencia para conocer el mismo, al no ser posible establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista objeto del recurso con el precedente contradictorio, sin que la omisión en la que incurrió el recurrente pueda ser suplida de oficio.

       En relación a defecto absoluto, el recurrente no fundamentó las normas legales en las que esté debidamente identificada como tal y tampoco especifica cuál la disminución o restricción del derecho o garantía fundamental, omitiendo explicar el agravio en relación a su relevancia en el orden constitucional, e incumpliendo con la carga procesal de especificar y demostrar en qué medida dichos aspectos inciden en la presunta vulneración de sus derechos fundamentales previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vigentes, a objeto de que este Tribunal pueda admitir excepcionalmente el recurso, por lo que deviene en inadmisible.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida en el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE sólo el primer motivo -conforme al numeral 4.a) de la presente Resolución-, del recurso de casación formulado por Cancio Mamani Churata (fs. 150 a 159), impugnando el Auto de Vista Nro. 13/2013 emitido el 27 de mayo de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro (fs. 128 a 139), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por los supuestos delitos de asesinato y robo agravado, previstos y sancionados por los artículos 252 incisos 2), 3) y 6), 332 incisos 2) y 3) del Código Penal. Consiguientemente, se procederá al análisis de contradicción entre el Auto de Vista Nro. 13/2013 de 27 de mayo, con relación a los precedentes invocados por el recurrente, consistentes en los Autos Supremos Nros. 325 de 1 de julio de 2010, 86 de 18 de marzo de 2008 y 251/2012 de 17 de septiembre.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.