SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 224/2013

Sucre, 2 de agosto de 2013

EXPEDIENTE: Tarija 145/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Oscar Cuellar Gallo, Ursula Amanda Saldaña Castillo

DELITO: tráfico de sustancias controladas

*****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Oscar Cuellar Gallo y Ursula Amanda Saldaña Castillo, representados por Aldo Wilfredo Velasco Martínez (fs. 187 a 195), impugnando el Auto de Vista Nro. 26 emitido el 20 junio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 171 a 174), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Ursula Amanda Saldaña Castillo y Oscar Cuellar Gallo por la presunta comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 48 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el juicio oral y ordinario, el Tribunal de Sentencia en lo penal de la ciudad de Yacuiba, provincia Gran Chaco, del departamento de Tarija, pronunció Sentencia absolutoria en favor de los acusados Ursula Amanda Saldaña y Oscar Cuellar Gallo, leída en su integridad en fecha 6 de julio de 2010 (fs. 141 a 147). Contra la citada Sentencia el Ministerio Público formuló recurso de apelación restringida (fs. 156 a 158), resuelto por Auto de Vista Nro. 26 de 20 de junio de 2013 (fs. 171 a 174), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que lo declaró procedente, y anuló totalmente la Sentencia impugnada disponiendo la reposición de un nuevo juicio oral, formulándose el recurso de casación motivo de autos.

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

       Que los recurrentes mediante su apoderado, en el memorial del recurso de casación, exponen los siguientes motivos:

1. Que el Tribunal de Alzada no enmarcó su pronunciamiento al objeto de impugnación siendo un vicio ultra petita y extra petita. Que el Ministerio Público dentro del recurso de apelación restringida no citó de manera concreta la disposición legal  que considera violada, ni detalló la aplicación que pretendió, limitándose a citar como violadas normas sustantivas. Que dichas omisiones fueron suplidas por el Tribunal de Alzada, el que justificó la anulación de sentencia por errores in procedendo en relación a la valoración de la prueba y la falta de fundamentación y motivación. Reitera el recurrente que la denuncia en apelación restringida fue por violación de normas sustantivas y que el Tribunal de Alzada debió haberse pronunciado sobre los puntos apelados conforme dispone el artículo 17 parágrafo II de la Ley del Órgano Judicial. Invoca como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 250 de 17 de septiembre de 2012, señalando que existe una situación similar, por cuanto en el mismo, el Tribunal de Alzada aplicó lo dispuesto en el artículo 17 parágrafo I de la Ley Nro. 025 y olvido aplicar lo señalado en el párrafo II del referido artículo, asimismo, señala que la contradicción radica en que el Auto de Vista se aparta de la aplicación de los artículos 398 del Código de Procedimiento Penal y el artículo 17 parágrafo II de la Ley Nro. 025.

2. El Tribunal de Alzada ingresó en revalorización de la prueba. Que el Tribunal de Alzada señaló que la Sentencia absolutoria se basó en una mala valoración de las declaraciones de los funcionarios policiales al ir en contra de la lógica y la experiencia, aspecto que -a criterio del recurrente- denota una revalorización de las pruebas, asimismo los fundamentos del Tribunal de Alzada fueron contra la lógica, al afirmar que la palabra de un funcionario policial es irrefutable frente a la de otros testigos. Cita como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 119 de 29 de abril de 2010, señalando que la situación de hecho similar radica en que en el citado precedente, el máximo Tribunal de Justicia determinó la revalorización de la prueba por parte del Tribunal de Alzada, asimismo, identifica la contradicción al señalar que en el precedente el máximo Tribunal de Justicia, determinó que el Juez o Tribunal otorgó crédito a un testigo en vez de otro por la impresión que se formó, cuando el Auto de Vista impugnado expresa que: “el valor de las declaraciones de los funcionarios policiales por el ejercicio de funciones en cumplimiento del deber tienen mayor credibilidad que la palabra del imputado y de testigos de cargo,…” (sic). Concluye señalando que el Tribunal de Alzada al haber revalorizado prueba vulneró los artículos 169 inciso 3) y 330 del Código de Procedimiento Penal y solicita se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista, debe establecerse de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

Por otro lado, resulta necesario indicar que la revisión excepcional procede cuando existen violaciones flagrantes al debido proceso y defectos absolutos de procedimiento insubsanables o de la sentencia, conforme determinan los artículos 169 y 370 del Código de Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que analizados los argumentos expuestos por  los recurrentes, éste Tribunal Supremo concluye que el recurso de casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 26 de 20 de junio de 2013 dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, en fecha 12 de julio de 2013, habiendo sido notificado en fecha 5 de julio de 2013, por lo que se tiene el recurso de casación dentro del plazo legal establecido para su presentación, encontrándose cumplido lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, no adjunta copia del recurso de alzada al haber sido favorable la Sentencia en sus pretensiones.

Con relación a los demás requisitos de formulación del recurso de casación, se tiene:

1. Que el Tribunal de Alzada no enmarcó su pronunciamiento al objeto de impugnación siendo un vicio ultra petita y extra petita. En relación a la primera denuncia el recurrente invoca el Auto Supremo Nro. 250 de 17 de septiembre de 2012, no se exige que el mismo haya sido citado en apelación restringida por cuanto acusa un defecto que surge del Auto de Vista, asimismo, se tiene que el recurrente identifica la situación de hecho similar y la contradicción existente entre el precedente y el Auto de Vista impugnado, cumpliendo de esta manera con lo señalado en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, por tanto corresponde la admisión del presente punto.

2. El Tribunal de Alzada ingresó en revalorización de la prueba. Con relación a la segunda denuncia, el recurrente invoca el Auto Supremo Nro. 119 de 29 de abril de 2010, no se exige que el mismo haya sido citado en apelación restringida por cuanto acusa un defecto que surge del Auto de Vista, asimismo, se tiene que el recurrente identifica la situación de hecho similar y la contradicción existente entre el precedente y el Auto de Vista impugnado, cumpliendo de esta manera con lo señalado en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, por tanto corresponde la admisión del presente punto. 

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la regla contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE los puntos 1. y 2. del recurso de casación interpuesto por Oscar Cuellar Gallo y Ursula Amanda Saldaña Castillo, representados por Aldo Wilfredo Velasco Martínez (fs. 187 a 195), impugnando el Auto de Vista Nro. 26 emitido el 20 junio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 171 a 174), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Ursula Amanda Saldaña Castillo y Oscar Cuellar Gallo por la presunta comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 48 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.