SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 223/2013

Sucre, 2 de agosto de 2013

EXPEDIENTE: Tarija 144/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Judith Miranda Ríos

DELITO: tráfico de sustancias controladas

****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Judith Miranda Ríos (fs. 163 a 164), impugnando el Auto de Vista “Nro. 30/2.013” (sic) y en obrados, Auto de Vista Nro. 28/2013 emitido el 24 de junio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 152 a 155), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente por el supuesto delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por los artículos 48 en relación al 33 inciso m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

       CONSIDERANDO I:  (Antecedentes del recurso de casación)

Que de la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

       En mérito a la acusación presentada por el Ministerio Público (fs. 1 a 5) y desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia Nro. 3/2010 leída íntegramente el 20 de agosto de 2010 (fs. 133 a 139), el Tribunal de Sentencia de Villamontes, capital de la Tercera Sección de la provincia Gran Chaco del distrito judicial de Tarija, declaró a Judith Miranda Ríos, autora y culpable del delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 48 en relación al artículo 33 inciso m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, condenándola a sufrir la pena de diez años de presidio a cumplir en el penal de Morros Blanco de la ciudad de Tarija; y, 200 días multa a razón de 2.- Bs. por día, más costas; además, la confiscación definitiva de bienes secuestrados a favor del Estado.

       Contra la mencionada Sentencia, la imputada Judith Miranda Ríos, formuló recurso de apelación restringida (fs. 142 a 143); siendo resuelto por Auto de Vista Nro. 28/2013 de 24 de junio de 2013 (fs. 152 a 155), dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que declaró “SIN LUGAR” (sic) el referido recurso interpuesto y confirmó en su integridad la sentencia impugnada.

       Notificada la imputada con la citada resolución del Tribunal de Alzada, el 8 de julio de 2013 conforme diligencia cursante a fojas 158, interpuso recurso de casación que es motivo de autos, el 12 del mismo mes y año.

       CONSIDERANDO II:  (Motivos del recurso de casación)

Que del memorial que cursa de fojas 163 a 164, se extraen los siguientes motivos del recurso de casación:

Argumenta que el Auto de Vista impugnado “corre la misma situación de sentencia apelada” (sic) al confirmar la misma, en virtud de prueba testifical. Hace referencia a la prueba, y entre sus argumentos, señala que la sustancia controlada se encontró en poder de su descendiente, que por más que sea menor de edad, no se puede hacer cumplir la pena a una tercera persona, para luego referir que la prueba de cargo corresponde a la parte acusadora “Art.6 CPP. A.V./A.R. 39/2.008 Sala Penal de la Corte de distrito de Tarija” (sic).

Señala que la Resolución impugnada, no se encuentra debidamente fundamentada, por lo que no cumplió lo dispuesto por el “Art. 124 del CPP” (sic), ya que debió ser clara y específica, determinando motivos de hecho y derecho y no confirmar una sentencia “a simple repetición” (sic) de la misma, habiendo vulnerado los artículos “340, 341-5) y 124 de CPP” (sic), así también los artículos “115,117 y 119 de la CPE” (sic), argumentando asimismo que no existe prueba testifical ni documental que demuestre fehacientemente su participación en el delito por el que se le condena.

Indica que el Tribunal de Alzada confirmó la admisión de prueba que no fue ofrecida, con el argumento de que basándose en principios de inmediación y contradicción le es imposible valorar o considerar elementos de prueba considerados en sentencia, y que corresponde este aspecto al Tribunal de Sentencia por estar en contacto directo con los medios probatorios; que al respecto, alega la recurrente, que el “Art. 408 1er. Parágrafo CPP” (sic) establece que deben considerar las disposiciones violadas.

Refiere que “en auto como en sentencia” (sic) valoraron la declaración del testigo de cargo, cabo Jorge Víctor Rocha Camacho, sin haberla interpretado. Y, finalmente señala que se vulneró los arts. “5, 6, 173, 362, 363, 416 y siguientes del código de procedimiento” (sic) y los artículos 115, 117, 119 de la Constitución Política del Estado.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

       Conforme a la previsión  del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente invocado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance. Para su admisibilidad, a tiempo de su interposición debe observarse las condiciones de tiempo y forma establecidas en los artículos 416 y 417 del citado cuerpo legal, es decir: 1. Interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.  2. Señalarse, en términos precisos, la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentido jurídico diverso, especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida. 3. Como única prueba admisible debe acompañarse copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio debe ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

       Que conforme se precisó precedentemente, para la admisión del recurso de casación, la norma procesal penal exige la observancia de los requisitos previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, que se constituyen en un instrumento o en un filtro que evita que un instituto procesal, concebido para proveer justicia, se desnaturalice y se convierta en un medio dilatorio del proceso. En ese sentido, en cuanto a los requisitos de forma, resulta exigible la puntualización de los aspectos cuestionados en la resolución que se impugna e individualizar sus similares en el precedente invocado. También se debe precisar la norma adjetiva o sustantiva aplicada en el Auto de Vista cuestionado y detallar la norma u otra aplicada en sentido contradictorio en el precedente. Esta precisión de comparación de hechos similares y de normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos debe cumplirse ineludiblemente a tenor del citado artículo 417 del Código Adjetivo de la materia que de manera imperativa prescribe: "En el recurso se señalará la contradicción en términos precisos".

IV.1. En relación a la notificación con el Auto de Vista impugnado. En el presente caso, del análisis de los actuados procesales, se evidencia que la parte recurrente, según diligencia cursante a fojas 158, fue notificada con el Auto de Vista Nro. 30/2013, el 8 de julio de 2013. Asimismo, en la nota de remisión del referido Auto de Vista, “Cite Of. Nº 297/2013 S.P.S.” de 26 de junio de 2013 (fs. 157), refiere remitir a la Juez de Partido y de Sentencia Segundo de Villamontes, el “Auto de Vista Nº 30/2013 (Apelación Restringida)” (sic) a objeto de que se notifique a la imputada Judith Miranda Ríos, motivo por el que la misma interpone recurso de casación contra el Auto de Vista Nro. 30/2013. Sin embargo, de la revisión de antecedentes, se evidencia que no existe el mencionado Auto de Vista Nro. 30/2013 que resuelva apelación restringida alguna, cursando en obrados sólo el Auto de Vista Nro. 28/2013 de 24 de junio de 2013, que es la única que resuelve la apelación restringida planteada por la imputada Judith Miranda Ríos, por lo que se advierte error en la anotación del número de la Resolución, por parte de los funcionarios judiciales como por parte de la imputada, la misma que plantea recurso de casación contra el Auto de Vista que resuelve la apelación restringida que interpuso, por lo que siendo la única resolución que resuelve el referido recurso, el signado con el Nro. 28/2013, se concluye que fue con este Auto de Vista, que la imputada fue notificada y contra el que planteó recurso de casación el 12 de julio de 2013 dentro del término establecido por ley.

IV.2. En relación a los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal. Respecto a los demás requisitos previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, se tiene que en el recurso de casación, la imputada se limita a efectuar cuestionamientos al Auto de Vista impugnado, para referir que la prueba de cargo corresponde a la parte acusadora, así también, realizó una simple cita del número que identifica a una Resolución emanada por la Corte Superior de Distrito de Tarija, ahora Tribunal Departamental de ese distrito, el “A.V./A.R. 39/2.008” (sic), sin establecer como correspondía, cuál la situación de hecho similar ni explicitar en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado con relación a la referida Resolución que solamente fue identificada por la imputada. Por otra parte, no invoca otros precedentes contradictorios, por ende, no cumple con la carga procesal de exponer en que consiste la contradicción en los términos exigidos por el citado artículo 417 del Código Procesal de la materia; lo que significa que, la forma inadecuada de formular el recurso por parte de la imputada Judith Miranda Ríos, hace que este Tribunal no pueda abrir su competencia para conocer el mismo, al no ser posible establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista objeto del recurso con precedente contradictorio alguno, sin que la omisión en la que incurrió la recurrente pueda ser suplida de oficio. En consecuencia, ante el incumplimiento de los requisitos formales para la admisibilidad, el recurso de casación sometido al presente análisis, deviene en inadmisible.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso  de casación interpuesto por Judith Miranda Ríos (fs. 163 a 164), impugnando el Auto de Vista “Nro. 30/2.013” (sic) y en obrados, Auto de Vista Nro. 28/2013 emitido el 24 de junio de 2013 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija (fs. 152 a 155), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente por el supuesto delito de tráfico de sustancias controladas, previsto y sancionado por los artículos 48 en relación al 33 inciso m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

       Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano