SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 222/2013

Sucre, 2 de agosto de 2013

EXPEDIENTE: La Paz 142/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Nancy Angélica Zapata contra Julio Zapata Torrez

DELITO: lesiones graves

*****************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por el imputado Julio Cruz Zapata Torrez (fs. 445 a  449)  impugnando el Auto de Vista emitido el 25 de marzo de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (fs. 436 a 438), en el proceso penal de acción pública seguido por el Ministerio Público y  Nancy Angélica Zapata contra el recurrente por la comisión del delito de lesiones leves previsto y sancionado por el artículo 271 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

       Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Juez Tercero de Sentencia de la ciudad de La Paz, por Sentencia Nro. 31 de 27 de noviembre de 2012 (fs. 406 a 411) declaró al imputado Julio Cruz Zapata Torrez autor de la comisión del delito de  lesiones leves previsto y sancionado por el artículo 271 del Código Penal, condenándolo a la pena privativa de libertad de dos años de reclusión con costas y daños a calificar en ejecución de Sentencia, y de conformidad a lo establecido por el artículo 368 de la Ley Nro. 1970 en consideración a la pena  se le concede el perdón judicial.

Contra la Sentencia el procesado Julio Cruz Zapata Torrez, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 415 a 419), resuelto por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, por Auto de Vista Nro 33/2003 de 25 de marzo de 2013, que lo declaró improcedente; dando lugar al recurso de casación que es caso de autos.

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que el recurrente Julio Cruz Zapata Torrez alega lo siguiente: 

a) Que  el Auto de Vista  en sus dos primeros considerandos  efectuó una relación sintética del recurso de apelación restringida, asimismo cabe mencionar que existe una notable contradicción con el considerando II en cuyo contenido hizo mención de manera enunciativa a los fundamentos del recurso de apelación restringida en cuanto concierne a los aspectos de una relación descriptiva, intelectiva y jurídica que extraña, empero en apelación restringida en el acápite inobservancia de la ley, a tiempo de mencionar las disposiciones violadas y la aplicación que se pretende, se hizo una descripción del contenido de la Sentencia impugnada, por lo que se puede establecer que el Considerando II Num. 1  del Auto de Vista, viola el artículo 398 del Código de Procedimiento Penal, porque no ha ponderado, menos valorado los aspectos cuestionados en el recurso de apelación restringida, procediendo a efectuar una valoración independiente, posteriormente hace mención a los artículos 115, 116 y 117 de la Constitución Política del Estado, que garantiza el debido proceso, el derecho a la defensa, señalando que a efectos de enmendar el Considerando III de la resolución Nro. 33/2013 de 25 de marzo de 2013 el Tribunal Supremo de Justicia deje sin efecto el Auto de Vista.

b) Que en el Considerando III numeral 2 del Auto de Vista se realizó una descripción doctrinaria del artículo 407 del Código de Procedimiento Penal, también el Tribunal de Alzada hizo alusión a Autos Supremos, sin mencionar en que consisten los mismos, refiriendo que “el Tribunal de Apelación debe pronunciarse sin revalorizar prueba a fin de no desconocer el principio de inmediación, que si bien se reclama inadecuada valoración no cita en términos claros, concretos y precisos la ley infringida o aplicadas erróneamente no señaló en que consiste la falta de fundamentación y que tipo de fundamentación es la extrañada. Sobre este particular en principio en ningún momento del recurso de apelación restringida se invocó errónea aplicación de la ley sustantiva, sino mencionó inobservancia de la ley,” demostrándose que el Tribunal de Alzada no dio cumplimiento al artículo 398 del Código de Procedimiento Penal, es decir que sus resoluciones estén circunscritas a los aspectos cuestionados en la resolución, ya que en  el acápite  referido a  la aplicación que se pretende se acusó que el fallo no cumple con lo dispuesto por el artículo 173 y 359 del Procedimiento Penal, puesto que las atestaciones no  fueron valoradas en su conjunto, por cuanto por un lado  existe contradicción y no son creíbles, existiendo  valoración defectuosa de la prueba. Por otra parte haciendo mención a los artículos 115, 116 y 117 de la Constitución Política del Estado solicita se deje sin efecto  la resolución Nro. 31/2013.

c)  Que en el Considerando III  numeral 3  del Auto de Vista  se mencionó que el recurso presentado cuestionó errores relacionados con el análisis y valoración de la prueba, pero no se aclaró la valoración correcta que se debió realizar el juez ad quo y añade que la sentencia fue emitida con sana crítica y aplicación del artículo 359 del Código de Procedimiento Penal, para el efecto transcribe la Sentencia  Constitucional Nro. 903/2012-R  para luego indicar que: “la mera relación de los hechos y un análisis aislado que no son relacionados con el hecho objeto del juicio y en la medida que el recurrente exprese adecuadamente y suficientemente sus fundamentos jurídicos, el Tribunal podrá realizar la labor de contratación”, sobre este acápite es preciso aclarar que el Auto de Vista, viola de manera flagrante lo dispuesto por los artículos 115, 116 de la Constitución Política del Estado porque la resolución en lugar de otorgar protección oportuna viola la garantía constitucional al debido proceso y seguridad jurídica, cuanto el principio de duda razonable favorece al reo, pero lo mas grave es que se ha pretendido introducir como precedente contradictorio una Sentencia Constitucional cuando conforme Auto Supremo Nro. 2955 se ha establecido que las Sentencias Constitucionales no pueden ser catalogadas como precedentes contradictorios por respeto al principio de especificidad  del recurso de casación, pero mas aún en dicho acápite no se cumple con lo dispuesto por el artículo 398 del Código de Procedimiento Penal, respecto de que el Tribunal circunscribirá sus resoluciones a los aspectos cuestionados y en el caso concreto se puede establecer que se ha mencionado de manera fundamentada que la Sentencia vulnera los artículos 173 y 359 del Código de Procedimiento Penal existiendo contradicciones en cuanto a la hora de los hechos sucedidos, que genera duda razonable, asimismo no se han valorado las atestaciones de los testigos de descargo, aspectos que no han sido ponderados en la Resolución 33/2013 de 25 de marzo de 2013 por lo que se debe dejar sin efecto dicha resolución.

d)  En el Considerando II numerales 4 y 5 del Auto de Vista se hace alusión al Auto Supremo Nro. 228 de 15 de julio de 2008, sobre la nulidad de obrados e ingresa a señalar que el recurso de apelación restringida no acredita cual ha sido la afectación o indefensión a los derechos y garantías dictados en Sentencia, menos establece derechos y garantías afectados, sin referir el motivo de la presentación, sobre este particular se  incurre en una violación  de la norma jurídica, referida a la nulidad de obrados, por cuanto dicha norma legal alude la dirección funcional de la actuación policial, aspectos que no competen a los argumentos esgrimidos en el recurso de apelación restringida, constituyendo vulneración al artículo 398 del Código de Procedimiento Penal, debiéndose dejar sin efecto dicho Auto de Vista

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Por otra parte se tiene que de forma extraordinaria y solo ante las denuncias referidas de vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración siempre que este debidamente fundamentada y exponga de manera expresa el derecho que fuere transgredido, la acción u omisión; el incumplimiento de estos requisitos impide abrir la competencia de este Tribunal, en mérito de lo establecido en el artículo 17 de la Ley Nro. 025.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que en ese entendido, analizado el recurso de casación interpuesto, se llega a establecer las siguientes conclusiones:

La recurrente interpuso el  recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, al mismo anexa copia de la apelación restringida; conforme determina el párrafo segundo del referido artículo.

A fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo establecido en el artículo 418 del mismo cuerpo de leyes adjetivas, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice, la invocación debe efectuarse en el recurso de casación, en ese marco, se evidencia que:

  I. En lo que respecta a los cuatro motivos de casación descritos anteriormente en los incisos a), b), c)  y d), el recurrente acusa que el Auto de Vista Nro 33/2013 vulnera el artículo 398 del Código de Procedimiento Penal, sin embargo se tiene que en ninguno de los motivos denunciados se cumple con el requisito de invocar precedente contradictorio, por ende tampoco se señala los aspectos contradictorios con el Auto de Vista impugnado, por lo que este Tribunal no puede cumplir con su labor nomofiláctica y resolver en base a derecho objetivo la probable contradicción existente, menos puede establecer la situación de hecho similar para establecer si el Auto de Vista recurrido coincide con el del precedente citado; negligencia que hace que la formulación del recurso resulte defectuosa, al no cumplir con los requisitos que el ordenamiento jurídico exige para ello.

II. Por otra parte si bien el recurrente en los motivos primero y segundo hace la mención a los artículos 115, 116 y 117 de la Constitución Política del Estado, solo los refiere para reforzar su pretensión jurídica y solicitar que se deje sin efecto la resolución Nro. 31/2013 de 13 de febrero de 2013, realizando una simple enunciación, aspecto que no es suficiente para poder entender sus pretensiones en cuando a la mención de que el Estado garantiza el derecho al debido proceso, la defensa; sin embargo en lo que respecta al tercer motivo de casación, se tiene que el recurrente manifiesta que el incumplimiento por parte del Tribunal de Alzada a lo establecido por el artículo 398 del Código de Procedimiento Penal viola la garantía constitucional del debido proceso y seguridad jurídica dispuestos por los artículos 115 y 116 de la Constitución Política del Estado, ante esta denuncia corresponde revisar los datos del proceso y evidenciar la existencia de la violación alegada por el recurrente en lo que respecta a este tercer motivo del recurso  de casación.

III. De lo señalado se infiere que si bien el recurso de casación no cumple con los requisitos previstos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal  en cuanto a la invocación del precedente contradictorio, el recurrente acusó en el tercer motivo del recurso de casación la infracción al debido proceso y seguridad jurídica, correspondiendo a este Tribunal Supremo abrir su competencia excepcionalmente en función del mandato contenido en el artículo 115 de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, con relación a la previsión inserta en el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal, a objeto de revisar los datos del proceso y evidenciar la existencia de la violación alegada por el recurrente, en lo referente al tercer motivo de casación debiendo en consecuencia declararse admisible el recurso de casación interpuesto.

POR  TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por el imputado Julio Cruz Zapata Torrez (fs. 445 a  449)  impugnando el Auto de Vista emitido el 25 de marzo de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (fs. 436 a 438), en el proceso penal de acción pública seguido por el Ministerio Público y  Nancy Angélica Zapata contra el recurrente por la comisión del delito de lesiones leves previsto y sancionado por el artículo 271 del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano