SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº. 147/2013

Sucre, 28 de mayo de 2013

EXPEDIENTE: Chuquisaca 101/2013

PARTES PROCESALES: Angélica Rico Feraudy contra Benita Alvarez Aramayo

DELITO:  estafa

*****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Angélica Rico Feraudy (fs. 155 a 156) impugnando el Auto de Vista Nro. 128 emitido el 3 de mayo de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca (fs. 139 a 142), en el proceso penal de acción pública por conversión de acciones seguido por la recurrente contra Benita Álvarez Aramayo por la presunta comisión del delito de estafa, previsto y sancionado por el artículo 335 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el mencionado proceso, el Juzgado de Partido Mixto, Liquidador y de Sentencia Nro. 2 en lo penal de la capital del departamento de Chuquisaca, que conoció esa causa, dictó Sentencia Nro. 14 el 12 de diciembre de 2012, declarando a Benita Álvarez Aramayo, absuelta de culpa y pena del delito de estafa convertido a acción privada. La acusadora particular interpuso recurso de apelación restringida contra la mencionada resolución, el mismo que fue declarado improcedente confirmando la Sentencia impugnada en su totalidad, dando origen al recurso que es caso de autos.

       CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que la impetrante Angélica Rico Feraudy, formula recurso de casación, bajo el siguiente único argumento:

       1. El Auto de Vista motivo de impugnación, a momento de pronunciarse sobre el segundo motivo de apelación restringida referido a la violación de las reglas de la sana crítica, señala: “…que las circunstancias valoradas en base a las reglas de la sana critica es una atribución privativa del juzgador quien ha razonado adecuadamente en cuanto a la aplicación imperativa del mandato legal”, fundamento que, según el recurrente, es contrario a lo dispuesto en el Auto Supremo Nro. 214 de 28 de marzo de 2007, por dos motivos, el primero, que el Tribunal de Alzada ejerce un control sobre la logicidad realizado en Sentencia, por lo que las circunstancias valoradas en base a la sana crítica “no es una privación privativa del juzgador para que el Tribunal de Alzada no puede ejercer el control cuando se invoca la violación a las reglas de la sana critica,” (sic), en un segundo motivo, el Auto Supremo Nro. 214 de 28 de marzo de 2007 “establece que cuando no se cumple con las reglas establecidas en el citado precedente el Tribunal de Alzada debe declarar inadmisible el recurso…” (sic), en el caso de autos el Tribunal de Alzada declaró improcedente este motivo no obstante que la apelante cumplió con las reglas establecidas en el ya referido precedente contradictorio, por lo que debió ingresarse a ejercer el control a la aplicación de las reglas de la sana crítica prueba decisiva que motivó la absolución de la acusada, empero el Auto de Vista declaró improcedente este motivo con el fundamento “es decir invocando una norma procesal no puede pretender habilitar el análisis de un artículo sustantivo por cuanto no resulta ser el mecanismo técnico adecuado al artículo 379 del Código de Procedimiento Penal y conforme ha sido planteado” (sic), situación que demuestra la contradicción del fundamento del Auto de Vista impugnado, toda vez que la apelante impugnó la violación a las reglas de la sana crítica conforme dispone el precedente invocado, en el cual se señala la única circunstancia por la que el Tribunal de Alzada puede negarse a ejercer el control.

Concluye solicitando que el máximo Tribunal de Justicia establezca doctrina legal, y que el Tribunal Departamental de Chuquisaca pronuncie nueva resolución.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisión que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación Restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

       CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que efectuado el análisis del recurso de casación, se llega a las siguientes conclusiones: 

       I. El recurso de casación fue interpuesto por la impetrante en fecha 16 de mayo de 2013, habiendo sido notificada con el Auto de Vista en fecha 9 de mayo de 2013, por lo que se tiene dentro del término establecido por ley, asimismo, adjunta copia del recurso de apelación restringida, siendo el único medio de prueba permitido.

       II. Con relación a la única denuncia cita como precedente el Auto Supremo Nro. 214 de 28 de mayo de 2007, el mismo que en su doctrina legal establece los requisitos para impugnar violación de las reglas de la sana crítica y el procedimiento a seguir por parte del Tribunal de Alzada, el referido precedente según el recurrente es contrario al Auto de Vista ahora impugnado por dos motivos; primero porque las circunstancias valoradas en base a la sana crítica “no es una privación privativa del juzgador” (sic), para que el Tribunal de Alzada no pueda ejercer control ante invocación de la sana crítica; segundo, la contradicción gira en torno a que la apelante denunció violación a las reglas de la sana crítica conforme dispone el precedente invocado para el caso de autos, empero el Tribunal de Alzada declaró la improcedencia de la denuncia, cuando el precedente señala una única causal para negar a ejercer el control de violación a las reglas de la sana crítica, por tanto habiendo señalado la contradicción entre el Auto de Vista y el precedente invocado y no siendo necesaria la invocación del precedente en apelación restringida referido a un defecto que surge en el Auto de Vista, corresponde su admisión.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Angélica Rico Feraudy (fs. 155 a 156) impugnando el Auto de Vista Nro. 128 emitido el 3 de mayo de 2013 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca (fs. 139 a 142), en el proceso penal de acción pública por conversión de acciones seguido por la recurrente contra Benita Álvarez Aramayo por la presunta comisión del delito de estafa, previsto y sancionado por el artículo 335 del Código Penal.

       Por Secretaría de Sala remítase fotocopias legalizadas de la Sentencia, del Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, a efecto de lo previsto en el citado artículo 418 parágrafo segundo del Código de Procedimiento Penal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.