SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 81/2013

Sucre, 25 de marzo de 2013

EXPEDIENTE: La Paz 58/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, María Salome Marino Choque contra Gisela Fabiana Tindal Mamani

DELITO: homicidio

*****************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por la procesada Gisela Fabiana Tindal Mamani (fs 630 a 636), impugnando el Auto de Vista Nro. 149/2012 emitido el 4 de mayo de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de La Paz (fs. 616 a 619), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Maria Salome Marino Choque contra la recurrente por la presunta comisión del delito de homicidio, previsto y sancionado por el artículo 251 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

       Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Tribunal Tercero de  Sentencia de la ciudad de El Alto por Sentencia Nro. 65/2011 de 16 de junio de 2011 (fs. 497 a 503) declaró a  Gisela Fabiana Tindal Mamani autora de la comisión del delito de homicidio previsto y sancionado por el artículo 251 del Código Penal, condenándola a la pena privativa de libertad de veinte años de reclusión a cumplir en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes de la ciudad de La Paz, más el pago de costas a favor del Estado, costas y reparación del daño civil a favor de  la víctima.

La acusadora particular  María Salome Marino Choque, el representante del Ministerio Público y la procesada Gisela Fabiana Tindal Mamani, interpusieron recursos de apelación restringida (fs. 508 a 511, 512 a 513, 518 a 525), que fueron  resueltos por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz por Auto de Vista Nro. 149/2012 de 4 de mayo de 2012, declarándolo improcedente, confirmando la Sentencia impugnada.

          Contra dicha resolución la procesada Gisela Fabiana Tindal Mamani interpuso recurso de casación (fs.630 a 636) que ahora es caso de autos:

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que la procesada formuló recurso de casación con los siguientes argumentos:

a) El Tribunal de Alzada no realizó correcta revisión, verificación, análisis y valoración de los fundamentos por los cuales interpuso recurso de apelación restringida, haciendo sólo simple transcripción errada de los fundamentos, sin siquiera mencionar en que se basan para llegar a esas conclusiones,  puesto que  no tomaron en cuenta:

La calificación correcta del ilícito, debiendo juzgarse por el delito de homicidio por emoción violenta, siendo que la prueba producida  a lo largo del juicio oral, demostró que su persona fue víctima, puesto que el fallecido Sergio Santo Marino Choque fue quien en primer momento la agredió físicamente.

Que la Sentencia apelada carece de fundamentación además de ser contradictoria al insertar hechos inexistentes, no acreditados y realizar una valoración defectuosa de la prueba, máxime si se tiene pruebas que generan duda acerca de lo ocurrido el día de los hechos, al punto transcribe las doctrinas de los Autos Supremos Nros. 256 de 26 de julio de 2006, 437 de 24 de agosto de 2007 y 66 de 27 de enero de 2006, refiriendo que en el presente caso no se ha realizado una correcta valoración de la prueba producida en juicio, valorando unas si y otras no, situación que ha dado lugar a una fundamentación de la Sentencia insuficiente y contradictoria con los datos del proceso.

Que la imputada no está suficientemente individualizada en razón a que en el presente proceso penal, los miembros del Tribunal hacen una valoración tasada de la  declaración prestada por la testigo presencial Elisa Choque, quien no aportó nada para el esclarecimiento del hecho, al contrario provocó que existiera duda acerca de su participación en el hecho.

Que al momento de imponerle la pena de veinte años los miembros del Tribunal  únicamente aplicaron los artículos 37 y 39 del Código Penal, los cuales establecen la fijación de la pena y las atenuantes especiales, no tomaron en cuenta las atenuantes generales, ni los  artículos 3 de la Ley Nro. 2298,  38 y 40 del Código Penal, tampoco consideraron que tenia diecinueve años y se encontraba en estado de ebriedad, actuando en legítima defensa, que tiene una hija de cuatro años de edad, que el fallecido se dedicaba a actividades ilícitas que incluso estuvo recluido en el Penal de San Pedro, simplemente señalan que existían muchas agravantes tomando como parámetro que su persona durante el juicio estuvo inmutada ante la perdida de una vida, la gravedad del hecho, el uso de arma punzo cortante. Al respecto transcribe la doctrina legal aplicable de los Autos Supremos Nros. 99 de 24 de marzo de 2005 y 22 de 10 de enero de 2006.

Finaliza pidiendo se case el Auto de Vista, disponiendo la modificación del tipo penal y por ende la pena a imponerse, o en su caso modificar la pena de privación de libertad.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación  con el Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Por otra parte se tiene que de forma extraordinaria y sólo ante las denuncias referidas a vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración siempre que este debidamente fundamentada y exponga de manera expresa el derecho, la acción u omisión que fuere transgredido; el incumplimiento  de estos requisitos  impide abrir la competencia de este Tribunal, en mérito  de lo establecido en el artículo 17 de la Ley 025.


CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que en ese entendido, analizado el recurso de casación interpuesto, se llega a establecer que la recurrente presentó recurso de casación dentro del plazo de los cinco días previsto por el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, al mismo anexa la única prueba admisible, como es copia de la apelación restringida en la que se invocaron los precedentes contradictorios, conforme determina el párrafo segundo del referido artículo.

Asimismo, a fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo establecido en el artículo 418 del mismo cuerpo de leyes adjetivas, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice, la invocación debe efectuarse en el recurso de casación, en ese marco, se evidencia:

I. Que en los puntos uno, dos y cuatro de casación, la recurrente no invocó precedente contradictorio alguno, por ende tampoco señaló los aspectos contradictorios con el Auto de Vista impugnado, por lo que el Tribunal Supremo no puede resolver en base a derecho objetivo la probable contradicción existente, menos puede establecer la situación de hecho similar,  y considerar  si el Auto de Vista recurrido no coincide con el del precedente citado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; y ante esta insuficiencia  este Tribunal  no puede cumplir con su la labor nomofiláctica.

II. En lo que respecta a los puntos tercero, quinto y sexto del recurso de casación, se tiene que la recurrente citó los Autos Supremos Nros.  256 de 26 de julio de 2006, 437 de 24 de agosto de 2007, 66 de 27 de enero de 2006, 99 de 24 de marzo de 2005, 22 de 10 de enero de 2006 y 363 de 6 de julio de 2011, sin embargo, en la invocación de los mismos omitió señalar en términos precisos la contradicción con el Auto de Vista impugnado, obviando establecer el nexo de identidad o situación de hecho similar; carga procesal que tiene a momento de interponer el recurso, ya que se encuentra en la obligación no solo de invocar el precedente de manera específica, sino también debe señalar en términos claros la contradicción con el Auto de Vista recurrido, lo que no ocurre en el sub lite, puesto  que simplemente se limitó a repetir los fundamentos alegados en apelación restringida y a transcribir la doctrina legal aplicable de los Autos Supremos citados, refiriendo  en cuanto al Auto Supremo Nro. 363 de 6 de julio de 2011, sólo la existencia una situación similar, fundamentación insuficiente, ya que no se expuso en que consiste dicha situación similar, por lo que este Tribunal no puede ingresar a considerar el recurso deducido al no contar con este requisito establecido por ley, ya que el recurso de Casación tiene la función nomofiláctica, cuyo fin principal es la unificación de la jurisprudencia.

De lo señalado se infiere que no se cumplieron con los requisitos previstos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, lo que deviene en inviable el recurso examinado.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículos 42 numeral 1 de la ley del Órgano Judicial y en aplicación del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación por la procesada Gisela Fabiana Tindal Mamani (fs 630 a 636), impugnando el Auto de Vista Nro. 149/2012 emitido el 4 de mayo de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de La Paz (fs. 616 a 619), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Maria Salome Marino Choque contra la recurrente por la presunta comisión del delito de homicidio, previsto y sancionado por el artículo 251 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.  

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano