SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO 70/2013

Sucre, 15 de marzo de 2013

EXPEDIENTE: La Paz 51/2013

PARTES PROCESALES: Susy Ayllón Vargas contra Julio Cesar Quiroga Suárez, Erika Suárez Nuñez

DELITO: difamación, injuria

****************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Susy Ayllón Vargas (fs. 118 a 122), impugnando el Auto de Vista Nro. 68/2012 emitido el 11 de octubre de 2012 por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (fs. 109 a 112), en el proceso penal seguido por la recurrente contra Julio Cesar Quiroga Suarez y Erika Suarez Núñez por la presunta comisión del delito de difamación e injuria, previstos y sancionados por los artículos 282 y 287 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que de la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

En mérito a la acusación particular (fs. 8 a 9), presentada por Susy Ayllón Vargas y desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia Nro. 4/2012 de 4 de mayo de 2012 (fs. 72 a 74), el Juez Tercero de Partido y Sentencia en lo Penal de la ciudad de El Alto del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Carmen Erika Suarez Núñez, autora y culpable de la comisión del delito de injuria tipificado en el artículo 287 párrafo primero del Código Penal, condenándolo a la pena de tres meses de prestación de trabajo, a ser supervisada por el Juez de Ejecución Penal, más el pago de costas, daños y perjuicios; y, absuelta respecto al delito de difamación previsto en el artículo 282 del Código Penal, conforme a lo previsto por el artículo 363 inciso 2) del Código de Procedimiento Penal; y, en relación al imputado Julio Cesar Quiroga Suárez, declaró su absolución por los delitos de difamación e injuria, conforme a lo previsto por el artículo 363 inciso 2) del Código de Procedimiento Penal.

       Contra la referida Sentencia, Viviana Gonzales Beltrán, en representación de la imputada Carmen Erika Suarez Núñez formuló recurso de apelación restringida (fs. 88 a 92), siendo resuelto por Auto de Vista Nro. 68/2012 de 11 de octubre de 2012 (fs. 109 a 112), dictado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que anuló totalmente la Sentencia signada como Resolución Nro. 04/2012 de 4 de mayo de 2012, disponiendo la reposición del juicio por el Juzgado de Sentencia siguiente en número.

       Notificada la acusación particular con la citada Resolución del Tribunal de Alzada, el 11 de diciembre de 2012 conforme diligencia cursante a fojas 113, interpuso recurso de casación que es motivo de autos, el 18 del mismo mes y año.

CONSIDERANDO II:  (Motivos del recurso de casación)

Que la acusación particular, manifiesta que el Auto de Vista no puede revalorizar la prueba anulando totalmente el juicio, asimismo afirma que el Tribunal de Alzada, con el argumento de que las pruebas no fueron valoradas de acuerdo a la sana crítica, las leyes de la lógica o psicología, dejó de lado las declaraciones testificales concordantes, uniformes y relacionadas con lo expresado en la acusación que presentó. Refiere que el Auto de Vista revalorizó la prueba testifical, transgrediendo su derecho y garantía fundamental al debido proceso, toda vez que sólo pudo considerar las actas escritas de las referidas declaraciones. Señala que esta prueba realizada oralmente en juicio bajo el principio de inmediación, no puede ser reemplazada por la simple lectura de actas de juicio.

Indica también que las mismas declaraciones de los acusados “sentaron base” (sic) para fundamentar la Sentencia; sin embargo, el Tribunal de Alzada revalorizó la prueba testifical anulando totalmente obrados, lo que constituye intromisión en el rol del juzgador que escuchó y vio en el desarrollo del juicio la declaración de los testigos de forma oral y pública. 

Invoca como precedentes los Autos Supremos 224 de 3 de julio de 2006, 566 de 1 de octubre de 2004 y 317 de 13 de junio de 2003, conforme ratifica con más claridad en su petitorio.

       CONSIDERANDO III:  (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

       Que conforme a la previsión del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente invocado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance. Para su admisibilidad, a tiempo de su interposición debe observarse las condiciones de tiempo y forma establecidas en los artículos 416 y 417 del citado cuerpo legal, es decir:  1. Interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.  2. Señalarse, en términos precisos, la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentido jurídico diverso, especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.  3. Como única prueba admisible debe acompañarse copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio debe ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que conforme se precisó precedentemente, para la admisión del recurso de casación, la norma procesal penal exige la observancia de los requisitos previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, que se constituyen en un instrumento o en un filtro que evita que un instituto procesal, concebido para proveer justicia se desnaturalice y se convierta en un medio dilatorio del proceso. En ese sentido, en cuanto a los requisitos de forma, resulta exigible la puntualización de los aspectos cuestionados en la resolución que se impugna e individualizar sus similares en el precedente invocado. También se debe precisar la norma adjetiva o sustantiva aplicada en el Auto de Vista cuestionado y detallar la norma u otra aplicada en sentido contradictorio al precedente. Esta precisión de comparación de hechos similares y de normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos debe cumplirse ineludiblemente a tenor del citado artículo 417 del Código Adjetivo de la materia que de manera imperativa prescribe: "En el recurso se señalará la contradicción en términos precisos".

En el presente caso, del análisis de los actuados procesales, se evidencia que la parte recurrente fue notificada con el Auto de Vista impugnado, el 11 de diciembre de 2012 conforme diligencia cursante a fojas 113, habiendo interpuesto recurso de casación, el 18 del mismo mes y año, consiguientemente dentro del término establecido por ley.

La recurrente Susy Ayllón Vargas, no planteó recurso de apelación restringida; pero al serle desfavorable el fallo del Tribunal de Alzada, planteó recurso de casación y por ello, sólo a partir de esta instancia, puede exigírsele la invocación de precedentes contradictorios, considerando además lo señalado en la Sentencia Constitucional 0332/2011-R, que indica: “Cuando la sentencia no contradiga ningún precedente anterior, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice el precedente, la invocación deberá efectuarse a tiempo de presentar el recurso de casación…” (sic). Así, la recurrente, invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 224 de 3 de julio de 2006, 566 de 1 de octubre de 2004 y 317 de 13 de junio de 2003, conforme ratifica con más claridad en su petitorio; sin embargo, pese a la obligación de cumplir lo previsto en el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, omitió señalar la o las situaciones análogas entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, que debieron ser precisados y fundamentados si es que se trataban de aspectos similares, habiéndose limitado sólo a transcribir las doctrinas legales aplicables de los citados precedentes para señalar de manera general que el Tribunal de Alzada no puede revalorizar prueba, sin haber señalado qué normas se aplicaron en el Auto de Vista impugnado y que otras normas en los precedentes, o si se trataba de la misma norma, la recurrente tenía la obligación de fundamentar de qué manera se dio diverso alcance en caso de tratarse de situaciones similares, consiguientemente al no realizar estas precisiones, no cumplió con lo previsto en el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, el que refiere que en el recurso se señalará la contradicción en términos precisos.

La denuncia de la recurrente resulta además inmotivada, porque pese a señalar que el Auto de Vista ha “REVALORIZADO revisando cuestiones de hecho” (sic) (fs. 121 vuelta), no identifica y fundamenta cuáles son estas cuestiones revisadas. Asimismo, señala de manera general que se transgredió su derecho y garantía fundamental al debido proceso, omitiendo identificar qué componente del debido proceso le fue vulnerado, consiguientemente no expresó cuál es el agravio a los derechos y garantías.

En mérito a lo expuesto, no estando cumplidos los requisitos exigidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación deviene en inadmisible.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Susy Ayllón Vargas (fs. 118 a 122), impugnando el Auto de Vista Nro. 68/2012 emitido el 11 de octubre de 2012 por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (fs. 109 a 112), en el proceso penal seguido por la recurrente contra Julio Cesar Quiroga Suarez y Erika Suarez Núñez por la presunta comisión del delito de difamación e injuria, previstos y sancionados por los artículos 282 y 287 del Código Penal.

       Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.