SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 62/2013

Sucre, 7 de marzo de 2013

EXPEDIENTE: Santa Cruz 46/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Angel Rondon Rojas

DELITO: suministro de sustancias controladas

******************************************************************************************************************

       VISTOS: El  recurso de casación interpuesto por Angel Rondon Rojas (fs. 438 a 439) impugnando el Auto de Vista Nro. 44 emitido el 16 de octubre de 2012 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 431 a 435), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la presunta comisión del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 51 con relación al artículo 33 inciso i) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

       CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

       Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

       Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Tribunal Séptimo de  Sentencia de la capital del departamento de Santa Cruz, por Sentencia Nro. 13/2012 de 2 de mayo de 2012 (fs. 403 a 409), declaró a Angel Rondon Rojas absuelto del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionados por el artículo 51 con relación al artículo 33 inciso i) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, por existir duda razonable sobre la responsabilidad penal del imputado en el hecho sometido a juzgamiento, al ser insuficiente la prueba de cargo aportada por la acusación fiscal, disponiendo que se deje sin efecto todas las medidas cautelares personales que se hubieren dictado en contra del imputado

       El Representante del Ministerio Público, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 416 a 419), el que fue resuelto por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista Nro. 44 de 16 de octubre de 2012, declarándolo procedente y anulando totalmente la Sentencia absolutoria, ordenando la reposición del juicio por otro Tribunal de Sentencia llamado por ley.

Contra dicha resolución el procesado Angel Rondon Rojas interpuso recurso de casación (fs. 438 a 439) que ahora es caso de autos:

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

Que el procesado en el recurso de casación alega:

a) Que el Tribunal Séptimo de Sentencia aplicó correctamente la ley al absolverlo, porque el Director de la investigación aplicó mal el procedimiento y no  realizó ninguna investigación que sustente la acusación realizada en su contra, siendo que las pruebas excluidas no fueron producidas guardando el mandato establecido por el artículo 13 del Código de Procedimiento Penal, ya que no cumplían con los requisitos formales y tampoco fueron obtenidas legalmente, y querer  legalizar lo ilegal raya de irracionalidad  toda forma de derechos humanos y discriminación que en la actualidad se encuentra penado por ley, pues la libertad probatoria no significa la vulneración de derechos, obtención de pruebas ilegales e imposición del representante del Ministerio Público; por lo que el Tribunal de Sentencia cumplió a cabalidad las reglas señaladas por la Constitución Política del Estado y el Código de Procedimiento Penal al declararlo absuelto de pena y culpa. Al contrario los de Alzada en el Auto de Vista no valoraron los antecedentes realizados por el inferior, pues el Representante del Ministerio Público al efectuar  la apelación realizó una serie de conjeturas sin base legal aplicable.

       b) Que el Auto de Vista impugnado carece de motivación y fundamentación, ya que sólo tomó en cuenta pruebas subjetivas y supuestos por el Tribunal de Alzada, quebrantando el derecho constitucional al debido proceso, seguridad jurídica, dejándole en flagrante indefensión, vulnerando el artículo 124 del Código de Procedimiento Penal y la Sentencia Constitucional Nro. 0221/2007 de 2 de abril de 2007.

Finaliza pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista en aplicación del artículo 15 de la Ley del Órgano Judicial, declarándolo absuelto de culpa y pena del hecho.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Por otra parte se tiene que de forma extraordinaria y sólo ante las denuncias referidas de vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración siempre que este debidamente fundamentada y exponga de manera expresa el derecho transgredido la acción u omisión; el incumplimiento  de estos requisitos  impide abrir la competencia de este Tribunal, en mérito  de lo establecido en el artículo 17 de la Ley Nro. 025.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de los requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que en ese entendido, analizado el recurso de casación interpuesto, se llega a establecer las siguientes conclusiones:

El recurso fue interpuesto por el procesado en fecha 26 de diciembre del 2012 conforme se desprende del timbre electrónico y el comprobante de caja cursantes a fojas 437 y 438; de la revisión de la diligencia de notificación de fojas 436 se tiene que Angel Rondon Rojas fue notificado  con el Auto de Vista de fecha 16 de octubre de 2012 en su domicilio procesal y no  personalmente conforme determina el artículo 163 del Código de Procedimiento Penal, y ante la inexistencia de la notificación personal, se da por interpuesto el recurso de casación dentro del plazo establecido por ley.

Asimismo, a fin de analizar el cumplimiento de los demás requisitos exigidos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, sobre la base de lo establecido en el artículo 418 del mismo cuerpo de leyes adjetivas, debe recordarse que el Tribunal de Casación tiene como labor contrastar los hechos denunciados con los precedentes contradictorios a los que se refiere el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, por ello, para ingresar al fondo del recurso y resolver la problemática planteada, es requisito la invocación del Auto de Vista o Auto Supremo preexistente y contradictorio. Ahora bien, cuando el precedente contradice la Sentencia el mismo debe ser invocado ineludiblemente en el recurso de apelación restringida, pero cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice, la invocación debe efectuarse en el recurso de casación.

En ese marco,  se evidencia que:

I. En lo que respecta al primer y segundo motivo de casación, el recurrente no invocó precedente contradictorio alguno, por ende tampoco señaló los aspectos contradictorios con el Auto de Vista impugnado, por lo que el Tribunal Supremo no puede resolver en base a derecho objetivo la probable contradicción existente, menos puede establecer la situación de hecho similar, y si el Auto de Vista recurrido no coincide con el del precedente citado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance, por lo que este Tribunal no puede ingresar a considerar el recurso deducido al no contar con este requisito establecido por ley, ya que el recurso de casación tiene la función nomofiláctica, cuyo fin principal es la unificación de la jurisprudencia.

II. Respecto a la alegación de falta de fundamentación del Auto de Vista, el recurrente sólo se limitó a señalar la existencia del mismo y no fundamentó su denuncia, no siendo suficiente este aspecto, puesto que no puede argüir la existencia de falta de fundamentación sin una motivación sólida, que indique de manera clara de que modo se produjo el supuesto defecto que generaría indefensión y la vulneración al debido proceso y a sus derechos o garantías  constitucionales, lo que involucra incumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa procesal para la admisibilidad del recurso. 

De lo señalado se infiere que no se cumplieron con los requisitos previstos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, lo que deviene en inviable el recurso examinado.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto Angel Rondon Rojas (fs. 438 a 439) impugnando el Auto de Vista Nro. 44 emitido el 16 de octubre de 2012 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 431 a 435), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la presunta comisión del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionado por el artículo 51 con relación al artículo 33 inciso i) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas..

       Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente).        

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.   Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.