SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 37/2013

Sucre, 19 de febrero de 2013

EXPEDIENTE: Cochabamba 30/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Aurelio Pardo Gonzáles contra Luís Alejandro Tapia Gonzáles

DELITO: estafa, estelionato

******************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por María Irene Vargas viuda de Pardo en representación del fallecido acusador particular Aurelio Pardo Gonzáles (fs. 278 a 279), impugnando el Auto de Vista Nro. 18 emitido el 12 de octubre de 2012 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 261 a 264), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Aurelio Pardo Gonzáles contra Luís Alejandro Tapia Gonzáles por los supuestos delitos de estafa y estelionato, previstos y sancionados por los artículos 335 y 337 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I:  (Antecedentes del recurso de casación)

Que de la revisión de los antecedentes remitidos en casación se establece lo siguiente:

       En mérito a la acusación presentada por el Ministerio Público (fs. 3 a 5) y la acusación particular (fs. 16 a 17), presentada por Aurelio Pardo Gonzáles y desarrollada la audiencia de juicio, por Sentencia de 5 de octubre de 2009 (fs. 198 a 202), el Tribunal de Sentencia Nro. 3 en lo Penal de la capital del departamento de Cochabamba, declaró a Luís Alejandro Tapia Gonzáles, absuelto de pena y culpa de la comisión de los delitos de estafa y estelionato previstos y sancionados por los artículos 335 y 337 del Código Penal y en consecuencia la cesación de todas las medidas cautelares personales impuestas al imputado.

Contra la referida Sentencia, el acusador particular Aurelio Pardo Gonzáles formuló recurso de apelación restringida (fs. 220 a 221), siendo resuelto por Auto de Vista Nro. 18 de 12 de octubre de 2012 (fs. 261 a 264), dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, que declaró improcedente la apelación restringida interpuesta por la acusación particular, y en consecuencia confirmó la Sentencia impugnada.

Notificada la acusación particular con la citada Resolución del Tribunal de Alzada, el 18 de enero de 2013 conforme diligencia cursante a fs. 265, interpuso recurso de casación que es motivo de autos, el 28 de enero del mismo año.

CONSIDERANDO II:  (Motivos del recurso de casación)

Que el recurrente en sus alegatos, refiere que hubo defectuosa valoración de la prueba, -aspecto que señala haber impugnado en su recurso de apelación restringida-  en razón de que la acusación demostró la comisión del delito de estelionato mediante el Certificado de Matrimonio de Luís Alejandro Tapia Gonzáles, toda vez que este imputado, transfirió el vehículo marca Toyota, con placa de circulación 1708-TBB, sin la participación de su cónyuge, cuando el referido bien era de carácter ganancial. Indica que el Tribunal de Sentencia, tampoco valoró las Anotaciones Preventivas que afectan el mencionado bien; asimismo indica que el Tribunal de Alzada omitió considerar las declaraciones de los testigos de cargo. Por otra parte señala que el Auto de Vista impugnado, no consideró las declaraciones de los testigos de cargo Elmer Laime Ponce, Martha Rut Pardo Vargas y de la misma recurrente, y por el contrario, en su parte considerativa, refirió que la facultad de valoración de la prueba, es exclusiva de los Jueces o Tribunales de Sentencia, por lo que no se puede pretender volver a valorar las pruebas que se produjeron en el juicio oral; aspecto que la parte recurrente rechaza, señalando que el Auto Supremo Nro. 88 de 18 de marzo de 2008, indicó que respecto a la defectuosa valoración de la prueba, al Tribunal de Alzada no le corresponde examinar si existe o no prueba respecto a la existencia del delito y la participación de imputado, sino la operación misma de la valoración de acuerdo a los criterios de la lógica y los principios de la experiencia. Asimismo indica que la citada Resolución es contraria al Auto de Vista recurrido, que lo invoca como precedente.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Conforme a la previsión del artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente invocado, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance. Para su admisibilidad, a tiempo de su interposición debe observarse las condiciones de tiempo y forma establecidas en los artículos 416 y 417 del citado cuerpo legal, es decir: 1. Interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.  2. Señalar, en términos precisos, la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentido jurídico diverso, especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.  3. Como única prueba admisible debe acompañar copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio debe ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

En el presente caso, del análisis de los actuados procesales, se evidencia que la parte recurrente fue notificada con el Auto de Vista impugnado, el 18 de enero de 2013 conforme diligencia cursante a fojas 265, habiendo interpuesto recurso de casación, el 28 del mismo mes y año, consiguientemente dentro del término establecido por ley, considerando que el 22 del mencionado mes, fue feriado.

La recurrente, invoca como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 88 de 18 de marzo de 2008, que está referido a la actuación del Tribunal de Alzada como tal, consiguientemente, no podría exigirse que este precedente haya tenido que ser invocado en apelación restringida, debido a que el motivo de su invocación es por causa sobreviniente. Al respecto, la recurrente observó que el Auto de Vista impugnado en su parte considerativa, señaló que no se puede pretender que se vuelva a valorar las pruebas que se produjeron en el juicio oral, siendo que el precedente invocado establece que no corresponde al Tribunal de Apelación examinar si existe o no prueba respecto a la existencia del delito y la participación del imputado, sino a la operación misma de la valoración de acuerdo a criterios de la lógica y los principios de la experiencia, llegando a ser contrario al argumento del Auto de Vista impugnado, por lo que corresponde su admisibilidad.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por María Irene Vargas viuda de Pardo en representación del fallecido acusador particular Aurelio Pardo Gonzáles (fs. 278 a 279), impugnando el Auto de Vista Nro. 18 emitido el 12 de octubre de 2012 por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 261 a 264), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Aurelio Pardo Gonzáles contra Luís Alejandro Tapia Gonzáles por los supuestos delitos de estafa y estelionato, previstos y sancionados por los artículos 335 y 337 del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado artículo 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.