SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 30/2013

Sucre, 13 de febrero de 2013

EXPEDIENTE: Santa Cruz 22/2013

PARTES PROCESALES: José Simón Pérez Mamani contra Humberto Bejarano Prado

DELITO: despojo

******************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Humberto Bejarano Prado (fs. 159 a 160), impugnando el Auto de Vista Nro. 65 de 23 de marzo de 2012 emitido por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 146 a 150), en el proceso penal seguido por José Simón Pérez Mamani contra el recurrente por la presunta comisión del delito de despojo previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el mencionado proceso, el Juzgado Primero de Sentencia de la capital del departamento de Santa Cruz, que conoció esa causa, dictó Sentencia Nro. 12/2011 el 29 de septiembre de 2011, declarando al imputado Humberto Bejarano Prado, absuelto de la comisión del delito de despojo por no haberse aportado prueba suficiente (fs. 129 a 135).

Dicha Sentencia ante recurso de apelación restringida que formuló el querellante José Simón Pérez Mamani, fue anulada totalmente por el Tribunal de Alzada, ordenando la reposición del juicio por otro Juez de Sentencia llamado por ley, dando con ello origen al recurso de casación que es caso de autos.

CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

El recurrente acusa al Tribunal de alzada de errónea apreciación al considerar que el Juzgado de Sentencia, al dictar Sentencia, no tomó en cuenta lo establecido por el artículo 370 incisos 1) y 6) del Código de Procedimiento Penal y, que debido la inobservancia o errónea aplicación de la norma sustantiva no supo valorar las pruebas presentadas en la tramitación del proceso. El recurrente realiza una relación explicativa de las pruebas de cargo y descargo y añade que los Vocales extrañan la inspección ocular en el lugar de los hechos y aclaran que la misma no fue solicitada oportunamente por ninguna de las partes. Agrega que los Vocales en su fallo consideraron que el Juez de Sentencia no tomó en cuenta lo establecido por los artículos 363 y 365 del Código de Procedimiento Penal y se contradicen en partes quitándole importancia al aspecto del derecho propietario del querellado, dándole valoración al supuesto derecho real constituido por el querellante, derecho que nunca fue demostrado y mucho menos la culpabilidad del querellado en juicio. Señala también que el  Juez de Sentencia ha actuado conforme establece los artículos 173, 360 y 124 del Código de Procedimiento Penal respecto a la fundamentación de las pruebas existentes en el proceso, no pudiendo esa autoridad inventar lo inexistente para dar gusto a la parte querellante, pudiendo caer en el contexto de un delito. Cita como precedente aplicable la Sentencia Constitucional Nro. 23/2004-R de 7 de enero de 2004, de la que transcribe la parte que considera pertinente.

Concluye señalando que habiendo cumplido los requisitos señalados en el artículo 417 del Código de Procedimiento Penal, interpone recurso de casación impugnado el Auto de Vista de 23 de marzo de 2012 dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que no ha contemplado, ni revisado la valoración de las pruebas aportadas y la sana crítica aplicada en la Sentencia dictada; solicita la admisión del recurso y se disponga dar cumplimiento a lo establecido en la Sentencia de 20 de septiembre de 2011 con costas.

En el “Otrosí 1” señala respecto a las pruebas, que se remite a todos los obrados que han sido expresados en el recurso.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

El recurso de casación, es un medio impugnatorio de carácter extraordinario y formal, de naturaleza excepcional, cuya reglamentación es restrictiva y limitativa, que tiene por objeto el enjuiciamiento de la resolución de alzada, es decir, procede contra las infracciones cometidas en los Autos de Vista emitidos por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia (antes Cortes Superiores de Justicia), incurriendo en contradicción con otras resoluciones pronunciadas por Tribunales homólogos o por el máximo Tribunal Supremo de Justicia, su objetivo principal es la unificación de la jurisprudencia nacional orientando la diversidad de las interpretaciones del derecho realizadas por los distintos jueces o tribunales de instancia hacia una interpretación uniforme, enmendando las transgresiones en que éstos puedan incurrir contra la legislación; por ello, el planteamiento del recurso debe ser claro, preciso y/o específico, invocando el precedente contradictorio en el momento procesal oportuno, denunciando y estableciendo, a partir de una situación fáctica-jurídica similar, las contradicciones en que hubiera incurrido el Tribunal de Alzada a momento de resolver la apelación de la Sentencia, respecto a los precedentes contradictorios; es decir, señalar por qué el sentido jurídico que se asignó en el fallo recurrido es contrario al establecido en los precedentes invocados, precisando si se aplicaron normas distintas a las aplicadas en un caso similar o una misma norma con diverso alcance; no debe considerarse bajo ningún aspecto una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.

En cuanto al precedente contradictorio, es preciso que el impetrante ajuste su recurso a lo establecido en el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, invocando en tal calidad únicamente Autos de Vista emitidos por las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia (antes Cortes Superiores de Justicia) o Autos Supremos pronunciados por las Salas Penales de este Tribunal Supremo de Justicia (antes Corte Suprema de Justicia), para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia.

Considerando IV: (Cumplimiento de los requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que analizados los argumentos expuestos en el recurso en examen, así como verificado el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad, este Tribunal concluye:

       I. El Recurso de Casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 65/2012 de 23 de marzo de 2012 dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz dentro del plazo legal, cumpliendo así con lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

       II. Toda vez que el impetrante en primera instancia no planteó apelación restringida al haberle sido favorable la Sentencia; en casación, únicamente citó en calidad de precedente contradictorio la Sentencia Constitucional Nro. 23/2004 de 7 de enero, resolución que conforme señala el artículo 416 del Código de Procedimiento Penal, no constituye precedente contradictorio a efectos de la procedencia del recurso de casación, consecuentemente, se establece el incumplimiento de uno de los requisitos exigidos en la formalización del recurso, omisión que impide a éste Máximo Tribunal de Justicia abrir su competencia y cumplir con su labor descrita en el artículo 419 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Humberto Bejarano Prado (fs. 159 a 160), impugnando el Auto de Vista Nro. 65 de 23 de marzo de 2012 emitido por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 146 a 150), en el proceso penal seguido por José Simón Pérez Mamani contra el recurrente por la presunta comisión del delito de despojo previsto y sancionado por el artículo 351 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.