SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 24/2013

Sucre, 8 de febrero de 2013

EXPEDIENTE: Santa Cruz 19/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, H.A.M. de Vallegrande contra Ignacio Morón Rojas

DELITO: peculado, conducta antieconómica

******************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha (fs. 740 a 744), impugnando el Auto de Vista Nro. 61 de 4 de mayo de 2012 y Auto complementario Nro. 104 de 4 de junio del mismo año emitidos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 726 a 731 y 736 a 737), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y la recurrente contra Ignacio Morón Rojas por la presunta comisión de los delitos de peculado y conducta antieconómica, previstos y sancionados por los artículos 142  y 224 del Código Penal.

CONSIDERANDO I: (Antecedentes del recurso de casación)

Que el recurso de casación tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el mencionado proceso, por el Tribunal de Sentencia de Vallegrande de la provincia de Vallegrande del departamento de Santa Cruz, que conoció esa causa, pronunció Sentencia condenatoria Nro. 03/2011 de fecha 9 de abril de 2011 (fs. 698 a 710), declarando al imputado Ignacio Morón Rojas autor y culpable de los delitos de peculado y conducta antieconómica, previstos y sancionados en los artículos 142 y 224 del Código Penal, imponiéndole la pena de tres años de presidio a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz (Cárcel Pública de Palmasola), así como al pago de 80 días multa a razón de Bs. 10 por día, el pago del daño civil ocasionado a la víctima y al pago de costas y gastos ocasionados al Estado.

Contra la citada Sentencia ambas partes interpusieron recursos de apelación restringida (fs. 714 a 715 y 721 a 722) que fueron resueltos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz por Auto de Vista Nro. 477/2011 de  20 de octubre de 2011, declarándolos admisibles e improcedentes, dando origen a los recursos de casación interpuestos por la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha (fs. 691 a 692 ), y el imputado Ignacio Morón Rojas (fs. 704 a 705) que fueron resueltos por la Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia mediante Auto Supremo Nro. 62/2012 de 4 de abril de 2012, dejando sin efecto el Auto de Vista recurrido y ordenando que la misma Sala Penal pronuncie nueva resolución conforme a la doctrina legal señalada. 

Posteriormente, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz pronunció el Auto de Vista Nro. 61 de 4 de mayo de 2012 que declaró admisible y procedente la apelación restringida interpuesta por el imputado Ignacio Morón Rojas y anuló totalmente la Sentencia ordenando la reposición del juicio; con relación a la apelación restringida interpuesta por el querellante declaró admisible e improcedente, y; el auto complementario de 4 de junio de 2012 que declaró no ha lugar a la solicitud de complementación, aclaración y enmienda impetrada por el querellante Armando Quiroz Rocha, con los cuales la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha fue notificada en su domicilio procesal el 30 de mayo y 1 de noviembre de 2012, respectivamente (fs. 733 y 738) formulando el recurso de casación, motivo de autos, el 9 de noviembre de 2012 (fs. 740 a 744).

CONSIDERANDO II: (Motivo del recurso de casación)

Que la entidad recurrente, en el memorial del recurso de casación, alega lo siguiente:

       Aludiendo los Autos Supremos Nros. 019/2012-RA de 16 de febrero de 2012 y 639 del 20 de octubre de 2004 señala que el Tribunal de Alzada a tiempo de pronunciar el Auto de Vista de 4 de mayo de 2012 y auto complementario de fecha 4 de junio de 2012 realizó interpretación errónea de los alcances del Auto Supremo Nro. 62/2012 de 4 de abril de 2012, invocando como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 217 del 16 de agosto de 2008, 100 del 25 de febrero de 2011 y 256 del 6 de mayo de 2011 que no habrían sido observados por el Tribunal de Alzada.

Concluye solicitando la admisión del recurso planteado y se dicte resolución dejando sin efecto el Auto de Vista Nro. 61 de 4 de mayo de 2012 y auto complementario de fecha 4 de junio de 2012, conminando a que el Tribunal de Alzada cumpla con la doctrinal legal aplicable establecida en el Auto Supremo Nro. 217 de 16 de agosto de 2008 y luego pronuncie resolución conforme a la doctrina legal aplicable contenida en el Auto Supremo Nro. 100 del 25 de febrero de 2011.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación y se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el artículo 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el artículo 396 de la misma norma legal; así, los artículos 416 y 417 de la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista, debe establecerse de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso de casación.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad para el caso de autos)

Que analizados los argumentos expuestos por la entidad recurrente, éste Tribunal Supremo concluye:

I. El recurso de casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 61 de 4 de mayo de 2012 y el auto complementario de 4 de junio de 2012 emitidos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz dentro del plazo legal establecido para su presentación, encontrándose cumplido lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

II. La entidad recurrente omitió anexar copia del recurso de alzada en el que conste la invocación de precedentes contradictorios, sin embargo, encontrándose en antecedentes la apelación restringida original, se pudo verificar que para respaldar sus fundamentos, citó los Autos Supremos Nros. 240 de 17 de noviembre de 2008, 62 de 2 de febrero de 2003, 409 de 15 de octubre de 2002, 583 de 13 de noviembre de 2001, 272 de 9 de marzo de 2007, 420 de 17 de noviembre de 2008 y 86 de 8 de marzo de 2002.

En casación precisó los Autos Supremos Nros. 019/2012-RA de 16 de febrero de 2012, 639 de 20 de octubre de 2004, 217 de 16 de agosto de 2008, 100 de 25 de febrero de 2011 y 256 de 6 de mayo de 2011; que conforme el análisis de admisibilidad realizado respecto a las resoluciones citadas, se determina:

En la denuncia inserta en el único punto, la entidad recurrente mencionó los Autos Supremos Nros. 019/2012-RA de 16 de febrero de 2012, 639 de 20 de octubre de 2004, 217 de 16 de agosto de 2008, 100 de 25 de febrero de 2011 y 256 de 6 de mayo de 2011 transcribiendo parte de la doctrina legal aplicable contenida en ellos y sobre los cuales la entidad recurrente expresó la contradicción en el que el Auto de Vista impugnado incurrió con relación a dichos fallos; por lo que, corresponde a éste Tribunal admitir el presente recurso a efecto de verificar la existencia de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los Autos Supremos Nros. 019/2012-RA de 16 de febrero de 2012, 639 de 20 de octubre de 2004, 217 de 16 de agosto de 2008, 100 de 25 de febrero de 2011 y 256 de 6 de mayo de 2011.

Por lo expuesto, se concluye que corresponde admitir el recurso de casación formulado por la entidad recurrente, en razón de los fundamentos expresados.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha (fs. 740 a 744), impugnando el Auto de Vista Nro. 61 de 4 de mayo de 2012 y Auto complementario Nro. 104 de 4 de junio del mismo año emitidos por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 726 a 731 y 736 a 737), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y la recurrente contra Ignacio Morón Rojas por la presunta comisión de los delitos de peculado y conducta antieconómica, previstos y sancionados por los artículos 142 y 224 del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado artículo 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

       Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.