SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 16/2013

Sucre, 7 de febrero de 2013

EXPEDIENTE: Cochabamba 11/2013

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, María Roberta Camacho Zurita en representación de Isidoro Zurita Balderrama contra Francisco Meneces Alba, Julieta Camacho Argandeña.

DELITO: falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado.

******************************************************************************************************************

       VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Francisco Meneces Alba y Julieta Camacho Argandoña (fs. 473 a 474), impugnando el Auto de Vista Ptda. Nro. 92 emitido el 9 de noviembre de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 469 a 470), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y María Roberta Camacho Zurita en representación de Isidoro Zurita Argandoña contra los recurrentes por los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, previstos y sancionados por los artículos 199 y 203 del Código Penal.

       CONSIDERANDO I:  (Antecedentes del recurso)

Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Sustanciado el mencionado proceso, el Tribunal de Sentencia Nro. 3 de la ciudad de Cochabamba, que conoció esa causa, dictó Sentencia Ptda. 93 de 3 de mayo de 2012, por medio de la cual declaró a Francisco Meneces Alba y Julieta Camacho Argandoña, autores y culpables de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado previstos y sancionados por los artículos 199 y 203 del Código de Penal, imponiéndoles a cada uno la pena de tres años de reclusión, a cumplirse en los recintos penitenciarios de “San Sebastián” varones y “San Sebastián” mujeres de la ciudad de Cochabamba.

Resolución contra la cual, los acusados interpusieron recurso de apelación restringida y el Tribunal de Alzada lo declaró improcedente, confirmando la Sentencia impugnada, dando origen al recurso que es caso de autos.

         CONSIDERANDO II: (Motivos del recurso de casación)

       Que los impetrantes Francisco Meneces Alba y Julieta Camacho Argandoña, formulan recurso de casación denunciando que el Auto de Vista impugnado viola derechos y garantías constitucionales habiendo basado su fundamento en una simple relación de los documentos, incumpliendo lo dispuesto por el artículo 124 del Código de Procedimiento Penal y por ende convalidando el defecto absoluto de la Sentencia por la cual fueron condenados, referido a la valoración de la prueba. Cita como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 410 de 20 de octubre de 2010.

Concluye solicitando se anule el Auto de Vista recurrido, disponiendo el reenvió y la realización de un nuevo juicio oral.

CONSIDERANDO III: (Requisitos de admisibilidad que debe cumplir el recurso de casación)

Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

El artículo 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO IV: (Cumplimiento de requisitos de admisibilidad en el caso de autos)

Que efectuado el análisis respectivo, se llega a las siguientes conclusiones: 

       I. El recurso de casación fue interpuesto por los impetrantes dentro del término establecido por ley, omitiendo adjuntar copia del recurso de apelación restringida, siendo éste el único medio de prueba permitido, aspecto que no incide para la consideración en cuanto a la admisibilidad o inadmisibilidad del presente recurso.

       II. Con relación a la denuncia, los recurrentes citan el Auto Supremo Nro. 410 de 20 de octubre de 2010, como precedente contradictorio, señalando que el mismo estaría referido al deber de falta de fundamentación por parte de los administradores de justicia, aspecto que no resulta evidente, toda vez que no existe Auto Supremo Nro. 410 de fecha 20 de octubre de 2010, por cuanto existen dos Autos Supremos Nros. 410 siendo uno de fecha 9 de septiembre de 2010 (declara inadmisible el recurso) y el segundo de fecha 30 de noviembre de 2010 (declara admisible el recurso), en consecuencia el precedente contradictorio invocado en casación, no puede ser tomado en cuenta al ser inexistente.

       III. Asimismo respecto a la denuncia de falta de fundamentación en el Auto de Vista impugnado, se tiene que la misma carece de motivación, puesto que los recurrentes se limitan a señalar: “el Auto de Vista de fecha 9 de noviembre del año 2012 no cumple con la disposición exigida por el art. 124 del Código de Procedimiento Penal hoy recurrido y por tanto convalidó el defecto absoluto de la sentencia…” (sic) omitiendo señalar cuál fue su denuncia en apelación restringida, señalar el punto de partida del agravio (señalar qué se denunció y cómo fue respondida su denuncia), se debe tomar en cuenta que el recurrente tiene la obligación de dar una correcta motivación a su recurso para entender de manera clara y jurídica lo que se denuncia y lo que se pretende. Así también lo señala Oscar R. Pandolfi en su libro “Recurso de Casación Penal”  al indicar que “Uno de los requisitos formales esenciales para la fundamentación adecuada del recurso de casación es la completitividad del escrito de interposición, el cual debe autoabastecer, a efectos de que el tribunal respectivo pueda, mediante su sóla lectura, interiorizarse en los alcances de la materia recurrida, esto es del proceso y de la sentencia recaída.” (página 335), similar criterio es desarrollado en la Sentencia Constitucional Nro. 1306/2011, sosteniendo lo siguiente: “De tal manera que el accionante tiene el deber de fundamentar los agravios, para que no sólo la parte contraria pueda en todo momento refutar éstos sino también para que el Tribunal de apelación pueda resolver en total orden y coherencia los agravios denunciados en los que habría incurrido el Juez ad quo.”

Que del examen efectuado, se concluye que el recurso de casación  fue interpuesto por los impetrantes en el término previsto por ley, pero no cumple con los otros requisitos exigidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

       POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida en el artículo 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Francisco Meneces Alba y Julieta Camacho Argandoña (fs. 473 a 474), impugnando el Auto de Vista Ptda. Nro. 92  emitido el 9 de noviembre de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 469 a 470), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y María Roberta Camacho Zurita en representación de Isidoro Zurita Argandoña contra los recurrentes por los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, previstos y sancionados por los artículos 199 y 203 del Código Penal.

       Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

                   Jorge Isaac Von Borries Méndez.

ANTE MÍ.    Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.