SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 393/2012

Sucre, 21 de diciembre de 2012

EXPEDIENTE: Cochabamba 225/2012

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Elba Patricia Villagra Rivera contra Juan Neptalí León Quiroz.

DELITO: estafa.

MAGISTRADO RELATOR: Jorge I. von Borries Méndez.

******************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación y nulidad interpuesto por Juan Neptali León Quiroz (fs. 513), impugnando el Auto de Vista de 2 de mayo de 2012 (fs. 506 a 507) pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Elba Patricia Villagra Ribera contra el recurrente por la presunta comisión del delito de estafa, previsto y sancionado por el art. 335 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que para los fines de emisión de la resolución que corresponda, se cuentan con los siguientes antecedentes:

1.- En mérito a requerimiento fiscal, el Juez Cuarto de Instrucción en lo Penal de la ciudad de Cochabamba, mediante Auto de Apertura de Proceso de 16 de junio del año 2000 (fs. 4), organizó proceso penal a citación directa contra Juan Neptalí León Quiroz por comisión del delito de giro de cheque en descubierto previsto por el artículo 204 del Código Penal. Se basó el referido proceso en la querella interpuesta por Elba Patricia Villagra Rivera. Continuando con el desarrollo del proceso, se pronunció Sentencia (fs. 136 a 138) declarando a Juan Neptalí León Quiroz autor del delito de giro de cheque en descubierto y condenándole a la pena privativa de libertad de tres años y un mes de reclusión.

2.- La mencionada resolución fue objeto de recurso de apelación interpuesto por el procesado Juan Neptalí León Quiroz. El Juez Cuarto de Partido en lo Penal de la ciudad de Cochabamba, mediante Auto de Vista de 19 de octubre de 2002 (fs. 155), anuló la Sentencia apelada argumentando haberse valorado sin competencia en razón a sus funciones toda vez que el Juez de Instancia no efectuó una adecuada calificación del delito acusado con relación a los hechos ocurridos, porque debía sustanciarse el proceso por el delito de estafa en sumario y no por giro de cheque en descubierto, con Sumario y Plenario.

3.- En cumplimiento de dos resoluciones, la Juez Quinto de Instrucción en lo Penal de la ciudad de Cochabamba organizó proceso penal contra Juan Neptalí León Quiroz por comisión del delito de estafa descrito y sancionado en el artículo 335 del Código Penal, el cual concluyó con Auto Final de la Instrucción (fs. 225 a 226) que dispuso el procesamiento de Juan Neptalí León Quiroz por comisión del delito de estafa. Una vez radicado el proceso en el Juzgado Sexto de Partido en lo Penal de la ciudad de Cochabamba y desarrollado el Plenario de la causa, emitió Sentencia de 25 de julio de 2003 (fs. 288 a 294) declarando al procesado Juan Neptalí León Quiroz autor del delito de estafa, condenándole a la pena privativa de libertad de dos años y seis meses de reclusión.

4.- Dicha sentencia fue objeto de recurso de apelación por la querellante y el procesado. El Tribunal de Alzada, conformado por la Sala Penal Tercera del Distrito Judicial de Cochabamba, emitió Auto de Vista de 28 de junio de 2005 (fs. 443 a 444) que en la parte resolutiva determinó anular y reponer obrados hasta fojas 192 inclusive, Auto de Vista que fue impugnado por recursos de casación interpuestos tanto por la querellante como por el procesado, emitiéndose el Auto Supremo Nro. 131 de 25 de abril de 2011 (fs. 489 a 490), disponiendo se Anule el Auto de Vista de 28 de junio de 2005, y la sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba, pronuncie nuevo fallo que corresponda, por lo cual se emite el Auto de Vista de fecha 2 de mayo de 2012, mismo que confirma en todas sus partes la Sentencia de 25 de julio de 2003, dando con ello lugar a la presentación del recurso que es caso de autos.

CONSIDERANDO: Que el impetrante formuló recurso de casación, del que se extrae y enumera sus denuncias, bajo los siguientes argumentos:

1.- Que existe interpretación errónea y aplicación indebida de la ley sustantiva, por cuanto se efectúo una doble tipificación, toda vez que conforme al Auto inicial de 16 de junio de 2000, se tipificó el delito como giro de cheque en descubierto, para posteriormente ser Sentenciado por el delito de estafa, cuando en los hechos el cheque fue girado en garantía.

2.- Que el presente proceso fue tramitado con dos procedimientos penales el Decreto Ley Nro. 10426 (Código de Procedimiento Penal de 1972) y la Ley 1970 (Código de Procedimiento Penal actual), no siendo eso conducente dentro de un sólo proceso, por lo cual se debe anular obrados hasta fs. 219.

3.- Que el Auto de Vista motivo de impugnación carece de fundamentación, toda vez que los términos son insuficientes limitándose a trascribir antecedentes y alegatos de las partes, omitiendo ver los antecedentes de esa tipificación contradictoria y por ende una sentencia hibrida.

Concluye solicitando la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo.

Que una vez dispuesta la Vista Fiscal por proveído de 1 de noviembre de 2012, el Fiscal Superior de la Fiscalía General del Estado, requiere se declare improcedente el recurso de Casación impetrado por Juan Neptali León conforme el art. 307 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal de 1972.

CONSIDERANDO: Que en relación a los fundamentos del recurso de casación, se debe considerar:

En el caso de autos, se tiene que el mismo, es tramitado de acuerdo a la disposición transitoria primera del Código de Procedimiento Penal publicado el 31 de mayo de 1999 por Ley 1970 de 25 de marzo de 1999, cual señala; "Primera.- (Causas en trámite). Las causas en trámite continuarán rigiéndose por el Código de Procedimiento Penal anterior, Decreto Ley 10426 de 23 de agosto de 1972 y la Ley 1008 del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, salvo lo previsto en las siguientes disposiciones."

Si bien el recurso fue presentado dentro del término establecido por el art. 331 del Código de Procedimiento Penal de 1972, se tiene con relación a la primer denuncia, referida "la interpretación errónea y aplicación indebida de la ley", que la misma carece de fundamento pues, si bien no señala de manera concreta el artículo y menos cuál de los incisos del art. 298 del Código de Procedimiento Penal de 1972 (causales de casación), sería el fundamento de su denuncia, se advierte que hace referencia a los incisos 2) y 3) de la norma anteriormente citada, debiendo tomar en cuenta que tanto la aplicación indebida (haberse aplicado sus preceptos a hechos no regulados por aquellas) e interpretación errónea (haberse interpretado erróneamente sus preceptos) son aspectos distintos que refieren violaciones diferentes de la ley sustantiva, por lo cual el recurrente tiene la obligación de señalar de qué manera, como surgieron las violaciones y como debió aplicarse la norma legal, debiendo diferenciar las mismas, limitándose el recurrente a señalar que en un principio se tipificó por el delito de giro de cheque en descubierto y fue Sentenciado por estafa, omitiendo dar la motivación correspondiente a su recurso, no pudiendo este máximo Tribunal de Justicia suplir de oficio o adecuar la denuncia a las dos causales de casación invocadas, así se tiene señalado en el Auto Supremo Nro. 93 de 24 de marzo de 2008, que señala; "Que el recurso de casación debe llenar los requisitos explicitados en el artículo 301 del Código de Procedimiento Penal, de manera que a más de especificarse los motivos del recurso y citarse las leyes procesales cuya inobservancia se impugne o las leyes sustantivas cuya violación se acuse por uno u otro motivo, debe indicarse en forma clara en qué consiste el quebrantamiento de las primeras y la violación de las segundas, no bastando por tanto, la simple mención o referencia a ellas";, asimismo el Auto Supremo Nro. 90 de 19 de marzo de 2008, señala; "Que efectuado el análisis de los puntos expuestos como motivación del recurso, se pudo apreciar que la cita de disposiciones legales mencionadas como infringidas no constituye señal suficiente, pues no se indicó en forma concreta cual es la disposición legal erróneamente aplicada y, además, se combinaron en el planteamiento causales de casación con causales de nulidad, manifestando en una parte que no hubo prueba alguna que justificara condena y expresando en otra que no se hizo una apreciación adecuada de los hechos para los fines de fijación de pena."

Con relación a los puntos dos y tres del recurso, se tiene que;

El recurrente plantea sus denuncias de manera genérica, no realiza la distinción del recurso de nulidad o casación omitiendo dar cumplimiento al art. 301 del Código de Procedimiento Penal de 1972, toda vez que no obstante señalar en la suma del memorial, "interpone recurso de nulidad y casación" (sic), omite invocar las causales previstas en los arts. 297 y 298 del Código de Procedimiento Penal de 1972 (causales de nulidad, causales de casación), tampoco señala algún artículo violado y menos cual sería la normativa legal que tendría que aplicarse, más aun al referir que interpone recurso de nulidad y casación, cuando en el antiguo procedimiento, al recurrir de nulidad o casación, se tiene que distinguir las causales y violaciones ya sean estas en el fondo o en la forma, limitándose el recurrente a señalar que el caso de autos fue tramitado con los dos procedimientos penales, debiendo dar motivación a su denuncia, señalando los actos procesales en los que se cometió dicha violación, que causal y numeral de los arts. 297 y 298 del Código de Procedimiento Penal de 1972, así como la falta de fundamentación de la misma, toda vez que no señala si esta es intelectiva o descriptiva, debiendo precisar cual parte dentro de la estructura de la Sentencia y el Auto de Vista carecería de fundamentación, incumpliendo en el entendimiento vertido en el Auto Supremo Nro. 305 de 1 de junio de 2000, mismo que refiere la necesidad de señalar la norma legal cuando se recurre en "casación y nulidad"; "el recurso prácticamente no señala ninguna ley adjetiva o sustantiva como conculcada, haciendo una breve relación de hechos, no siendo suficiente este aspecto, por cuanto no existe una base legal sobre la que pueda pronunciarse el tribunal, defecto que no puede ser subsanado de oficio, bajo pena de incurrir en ultra petita o extra petita, lo que determina la inadmisibilidad..." .

Por lo cual al no haber dado cumplimiento al art. 301 del Código de Procedimiento Penal de 1972, de acuerdo con el requerimiento fiscal, corresponde declarar su improcedencia.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación del art. 307 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal de 1972, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación y nulidad interpuesto por Juan Neptali León Quiroz (fs. 513), impugnando el Auto de Vista de 2 de mayo de 2012 (fs. 506 a 507) pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Elba Patricia Villagra Ribera contra el recurrente por la presunta comisión del delito de estafa, previsto y sancionado por los art. 335 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas.

Jorge Isaac Von Borries Mendez.

ANTE MÍ. Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.

?? ?? ?? ??