SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 347/2012

Sucre, 28 de noviembre de 2012

EXPEDIENTE: Beni 241/2012

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Lizandra Aguilera Hurtado.

DELITO: suministro.

******************************************************************************************************************

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Lizandra Aguilera Hurtado (fs. 204 a 208), impugnando el Auto de Vista Nro. 016/2012 emitido el 26 de octubre de 2012 por la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia del Beni (fs. 195 a 197), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente con imputación por comisión del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionado por el art. 51 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: Que el recurso de casación tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1. Sustanciado el proceso por el Tribunal de Sentencia Nro. 1 de la ciudad de Trinidad del Departamento del Beni, pronunció Sentencia Nro. 04/2011 de fecha 28 de mayo de 2011 (fs. 172 a 181), declarando a la imputada Lizandra Aguilera Hurtado culpable del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionado por el art. 51 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, condenándola a cumplir la pena de presidio de ocho años y una multa de 1000 días a razón de 1 boliviano por día; 2. Contra la citada Sentencia la imputada formuló recurso de apelación restringida (fs. 184 a 187), resuelto por Auto de Vista Nro. 016/2012 de fecha 26 de octubre de 2012 (fs. 195 a 197), pronunciado por la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia del Beni, que lo declaró improcedente y confirmó la sentencia impugnada; 3. Con el Auto de Vista referido, Lizandra Aguilera Hurtado fue notificada el 6 de noviembre de 2012 (fs. 198) formulando recurso de casación, que es caso de autos, el 9 de noviembre de 2012 (fs. 204 a 208), alegando lo siguiente:

a) Que el Tribunal de Sentencia y el Tribunal de Alzada no han procedido a valorar la declaración de su persona donde manifestó que era consumidora, vulnerando el artículo 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal.

b) Que el Tribunal impuso una multa mayor a la solicitada por el Fiscal, infringiendo el artículo 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal.

c) Aludiendo la Sentencia Constitucional Nro. 05/05-R del 6 de junio de 2005, señala que para la calificación jurídica de un acto u omisión como delito deberá existir la exteriorización de la voluntad, que este descrito en el Código Penal, aspecto que no fue demostrado, porque se encontraba lavando ropa cuando irrumpieron los efectivos de UMOPAR y no estaba fraccionando o subdividiendo sobrecitos, infringiendo los arts. 333 y 370 inc. 6) del Código de Procedimiento Penal.

Concluye solicitando que se admita el recurso de casación, casen el Auto de Vista recurrido y se declare su absolución.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente; a menos que la sentencia fuera inicialmente favorable a la parte y el agravio hubiere surgido en apelación al dictarse el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El artículo 417 del citado adjetivo penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinara la declaración de inadmisibilidad.

CONSIDERANDO: Que respecto al plazo de interposición, de la revisión de antecedentes procesales se constata que el recurso de casación en examen fue interpuesto por la recurrente dentro del término de cinco días establecido en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal y adjuntó copia del recurso de apelación restringida, siendo éste el único medio de prueba permitido.

En cuanto a los demás requisitos, debe recordarse que el ejercicio del derecho al recurso de casación está sujeto al cumplimiento de exigencias previstas en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, dado que el motivo que lo torna procedente es único, que el Auto de Vista impugnado sea contrario a otros precedentes pronunciados por otros Tribunales Departamentales o el Tribunal Supremo, situación a partir de la cual el Tribunal de Casación dirime las interpretaciones disimiles en busca de la unificación de la jurisprudencia en la interpretación y aplicación de las normas jurídicas; a ese efecto, resulta determinante para su admisibilidad o inadmisibilidad el cumplimiento de la invocación del precedente y el contenido del recurso.

En el caso, con referencia a los puntos uno, dos y tres de su denuncia, la recurrente Lizandra Aguilera Hurtado omitió invocar precedentes contradictorios y por ende incumplió también con el requisito de señalar en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y otros Autos de Vista o Autos Supremos pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia, limitándose simplemente a repetir los argumentos que expuso en su apelación restringida cuando la naturaleza del recurso de casación es absolutamente diferente y siendo que las Sentencias Constitucionales no constituyen precedentes contradictorios por no estar contempladas dentro de los alcances de los arts. 416 y 417 de la Ley Nro. 1970; por lo que, resulta evidente que el recurso de casación adolece de los requisitos establecidos para su admisibilidad y que se constituyen en indispensables.

Consecuentemente, al no cumplir el presente recurso con los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, resulta inadmisible.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida en el art. 42 inc. 1) de la Ley Nro. 025 del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Lizandra Aguilera Hurtado (fs. 204 a 208), impugnando el Auto de Vista Nro. 016/2012 emitido el 26 de octubre de 2012 por la Sala Penal del Tribunal Departamental de Justicia del Beni (fs. 195 a 197), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente con imputación por comisión del delito de suministro de sustancias controladas, previsto y sancionado por el art. 51 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

Jorge Isaac Von Borries Mendez.

ANTE MÍ. Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.