SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 248/2012

Sucre, 17 de septiembre de 2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 172/2012

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Victor García Morales contra Willy Cuellar Rojas.

DELITO: homicidio.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Víctor García Morales (fs. 146 a 153), impugnando el Auto de Vista Nro. 44/2012 emitido el 26 de julio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 138 a 142), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y el recurrente contra Willy Cuellar Rojas con imputación por comisión del delito de homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el Juzgado Segundo de Instrucción Mixto del Municipio de Camiri, Provincia Cordillera, Departamento de Santa Cruz, por Sentencia Nro. 68/2011 de 22 de noviembre de 2011 (fs. 104 a 107), en estricta aplicación de los arts. 373 y 374 (procedimiento abreviado), con relación al art. 365, todos del Código de Procedimiento Penal, declaró al imputado Willy Cuéllar Rojas autor y culpable de la comisión del delito de lesión seguida de muerte, conforme al art. 273 del Código Penal, condenándolo a la pena de tres años de reclusión, a cumplirlos en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz (Palmasola).

Fallo que fue objeto de recurso de apelación restringida, interpuesto por el querellante (fs. 117 a 120), resuelto mediante Auto de Vista Nro. 44/2012 emitido el 26 de julio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 138 a 142), declarado admisible e improcedente, lo que posteriormente dio origen a la presentación del recurso de casación que es caso de autos.

Que el recurrente formuló recurso de casación con los siguientes argumentos:

1. Inobservancia de la ley adjetiva porque no se procedió conforme a los arts. 325 y 327 del Código de Procedimiento Penal, toda vez que en la Audiencia Conclusiva (fs. 98 a 103) no se dispuso la producción de la prueba por parte del Fiscal y en la Sentencia no consta el hecho de que si aquél produjo y/o judicializó o no las pruebas.

2. Errónea aplicación de la ley sustancial, porque no se señalan los elementos probatorios o constitutivos que adecuan la conducta del imputado al delito de lesión seguida de muerte, o sea, falta tipicidad, debido a que sólo se produjo la muerte de la víctima, sin que haya lesión alguna que fuera atendida previo a su deceso y además el estado de ebriedad del imputado no era igual que el del occiso, existiendo errónea calificación de los hechos, porque la Sentencia se basó en hechos inexistentes, en contradicción entre la parte considerativa y dispositiva, apreciación de la prueba policial fue defectuosa, contradicción y ausencia de fundamentación de la Sentencia, conforme al art. 370 inc. 6) del Código de Procedimiento Penal, lo que amerita la nulidad del procedimiento abreviado.

3. Errónea aplicación del art. 350 del Código de Procedimiento Penal, porque la Juez interpretó las declaraciones informativas policiales de los testigos, debiendo haber sido el Fiscal quien demuestre la credibilidad de las mismas.

4. Inobservancia del art. 355 del Código de Procedimiento Penal, porque las pruebas literales debieron ser introducidas por su lectura, debiendo el Fiscal haber adjuntado todos los elementos probatorios, expresando lo que pretendía demostrar con cada unos de ellos; sin embargo, en audiencia no se produjo la grabación de la reconstrucción que fue ordenada por la Fiscal, con ello se tiene que la Juez no pudo conocer la magnitud de los hechos objeto del procedimiento abreviado, debiendo anularse la Sentencia.

Finalmente concluye pidiendo se aplique el trámite de ley y apreciados que sean las inobservancias y errores cometidos, se resuelva conforme a derecho.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Ahora bien, respecto al recurso de casación referido líneas arriba, se evidencia que el recurrente omite hacer referencia que impugna el Auto de Vista Nro. 44/2012 de 26 de julio de 2012 emitido por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 138 a 142). Además, tomando en cuenta que el recurrente -conforme refiere expresamente a fs. 146- "He sido notificado el día martes 7 de agosto de 2012", en cumplimiento a la formalidad dispuesta por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, éste tenía el plazo de cinco días para interponer su recurso de casación, vale decir que el cómputo para ejercer el derecho a impugnar se vencía a las veinticuatro horas del día martes 14 de agosto 2012, conforme al art. 130 del referido adjetivo penal. De tal manera, resulta evidente que el recurso de casación analizado, al haber sido interpuesto el 15 de agosto de 2012 -según boleta, timbre y cargo de recepción de fs. 145, 146 y 153- fue presentado fuera del plazo legal previsto en el art. 417 del Código de Procedimiento Penal. Al margen de ello, analizados los fundamentos descritos en el recurso de casación, se evidencia que el recurrente transcribe la totalidad de sus fundamentos oportunamente expresados en su apelación restringida y omite invocar precedente contradictorio alguno, lo que a su vez genera que posterior e indefectiblemente se omita señalar la presunta contradicción existente los precedentes extrañados y el Auto de Vista que igualmente omitió impugnar, incumpliendo lo dispuesto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia de Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación de los arts. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Víctor García Morales (fs. 146 a 153), impugnando el Auto de Vista Nro. 44/2012 emitido el 26 de julio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 138 a 142), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y el recurrente contra Willy Cuellar Rojas con imputación por comisión del delito de homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

Jorge Isaac Von Borries Mendez.

ANTE MÍ. Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.