SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 234/2012

Sucre, 29 de agosto de 2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 160/2012

PARTES PROCESALES: Ministerio Público, Nancy Lourdes Ojeda Tejerina contra Mauricio Rea Suárez.

DELITO: estupro.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Mauricio Rea Suarez (fs. 272 a 276) impugnando el Auto de Vista Nro. 22 emitido el 24 de abril de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 256 a 259), en el proceso penal seguido por Ministerio Público a instancia de Nancy Lourdes Ojeda Tejerina contra el recurrente por la presunta comisión del delito de estupro, previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el Tribunal de Sentencia Segundo en lo Penal de Santa Cruz de la Sierra, pronunció Sentencia Nro. 38/2011 de 26 de septiembre de 2011 declarando a Mauricio Rea Suarez autor y culpable del delito de estupro, previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal, imponiéndole la pena de cuatro años y seis meses de presidio a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz (Cárcel Pública de Palmasola), más el pago de costas a calificarse en ejecución de sentencia.

Resolución contra la cual el acusado formuló recurso de apelación restringida (fs. 231 a 235), y el Tribunal de Alzada mediante Auto de Vista Nro. 22 de 24 de abril de 2012 (fs. 256 a 259), declaró admisible e improcedente dicho recurso, confirmando la Sentencia impugnada, dando origen a la presentación por el encausado del recurso de casación, caso de autos, con los siguientes argumentos:

1. Denuncia que el Tribunal de Sentencia Nro. 2 de Santa Cruz de la Sierra, pronunció Sentencia basada en omisiones y violaciones insertas en defectos de Sentencia dispuestos en el art. 370 del Código de Procedimiento Penal.

2. Que el Tribunal de Alzada, a tiempo de emitir el Auto de Vista Nro. 22 de 24 de abril de 2012 no consideró el defecto de sentencia acusado en el art. 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal, citando a Carrara quien define que los elementos del delito de estupro son: "la seducción, es decir el engaño que sufre la víctima siendo el engaño más común la falsa promesa de matrimonio"(sic), para Jimenez Huerta y G. de la Vega, "no todo incumplimiento de matrimonio integra el engaño, ya que puede existir razones diversas que impidan la realización de dicho acto jurídico"(sic), posteriormente dentro del mismo punto el recurrente señala que el Ministerio Público no ha podido demostrar el delito acusado ya que el Tribunal de Sentencia hubiera tomado como único hecho para condenarlo las declaraciones testificales de los testigos de cargo, quienes nunca fueron testigos presenciales del hecho así también no valoró correctamente la prueba poniendo como ejemplo el certificado médico forense señalando que ese certificado no sería prueba plena, más aun si este se realizó dos meses después de los supuestos hechos lo cual no implica la autoría del imputado. Que no existe un informe técnico científico como ser la existencia de células espermáticas o de vellos de peinado, existiendo de esta manera prueba semiplena y que en materia penal solo la prueba plena conlleva sanción. No señala o cita algún precedente contradictorio a los defectos de sentencia señalados.

3. Los Vocales de Sala Penal Primera, en el Auto de Vista impugnado no valoraron ni tomaron en cuenta el agravio formulado en el recurso de apelación restringida, respecto a los defectos denunciados con relación al art. 370 inc. 5) del Código de Procedimiento Penal, al establecer que la sentencia condenatoria impugnada si cumple con lo normado por los arts. 124 y 360 de la Ley Nro. 1970, pues contiene los motivos de hecho y de derecho en que basa su decisión, denotando que los argumentos expuestos en apelación no han sido contrastados. Sin embargo, es clara la falta de fundamentación de la Sentencia puesto que se puede evidenciar que el Tribunal de primera instancia, no ha motivado la Sentencia respecto a su participación dentro del hecho delictivo acusado ya que en toda la prueba documental de cargo no existe ningún documento que demuestre objetivamente su participación dentro del ilícito de estupro, lo cual se refleja tanto en la relación de los hechos, valoración de la prueba como en los fundamentos jurídicos. El Tribunal de Sentencia solo se basó en tratar de afirmar una supuesta relación sexual, no tomó en cuenta los otros elementos constitutivos así como no se demostró en juicio que hubiera existido seducción o engaño por parte del acusado, siendo que la inconcurrencia del engaño o seducción no configura el delito de estupro. No señala o cita algún precedente contradictorio a los defectos de sentencia señalados.

4. Valoración defectuosa de la prueba aportada al juicio, es otro de los motivos no tomados en cuenta por los Vocales y que demuestra que los mismos no actuaron con el más mínimo apego a la ley, porque acusó en apelación restringida la existencia de defecto en la sentencia previsto en el art. 370 inc. 6) del Código de Procedimiento Penal, toda vez que el Ministerio Público como acusador y titular de la carga de la prueba, no demostró la existencia del hecho ilícito de estupro y el Tribunal de Sentencia para dictar condena solo toma en cuenta las declaraciones testifícales de cargo, pese a que nunca fueron testigos presénciales y mas aún manifestaron no conocer nada respecto al hecho y lo único que sabían era por relatos de la víctima. Respecto a la prueba documental indica: "Todas estas pruebas documentales han sido introducidas y judicializadas por el Tribunal a quo en el Juicio Oral, estas pruebas documentales han sido introducidas por su lectura al juicio oral conforme se evidencia en la propia sentencia Nro. 38/2011. Con todas estas pruebas de cargo se ha podido probar fehacientemente de que mi persona haya participado en el hecho delictivo de ESTUPRO. Sin embargo el Tribunal a quo CONTRARIAMENTE A LOS HECHOS, me declara autor y culpable de ESTUPRO". No señala o cita algún precedente contradictorio a los defectos de sentencia señalados).

Invoca como precedentes contradictorios en el otrosí primero, los Autos Supremos Nros.: 474/2005 (relativo a la Doctrina Legal Aplicable en los delitos de violación y estupro), 025/2010 y 342/2006 (relativo a la motivación y fundamentación de la sentencia en primera instancia).

Concluye pidiendo por los fundamentos de hecho y de derecho expuestos precedentemente y estando demostrada la violación en que incurre el Tribunal de Alzada, admita el recurso de casación y resuelva estableciendo la doctrina legal aplicable, dejando sin efecto el Auto de Vista impugnado, ordenando en el sentido de que sin necesidad de la realización de un nuevo juicio oral y en base a las pruebas existentes se dicte nueva sentencia y sea absolutoria.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

El art. 417 de la Ley Adjetiva Penal concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos, determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.

CONSIDERANDO: Que efectuado el análisis respectivo se llega a las siguientes conclusiones:

Que si bien elrecurso de casación ha sido interpuesto en el plazo de cinco días previsto por el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, invocando en el otrosí primero a tiempo de formular el recurso de autos en calidad de precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros.: 474/2005, 342/2006 y 025/2010, no establece las supuestas contradicciones entre el Auto de Vista impugnado con relación a la doctrina legal dispuesta en los Autos Supremos invocados, consiguientemente el recurso intentado incumple con los requisitos exigidos por el art. 416 del Código citado.

Además que omite acompañar copia del recurso de apelación restringida, se observa que los precedentes invocados recién en casación, existían al momento de dictarse sentencia condenatoria contra el recurrente, de ahí que esos Autos Supremos debieron ser invocados a tiempo de interponer recurso de apelación restringida. Al respecto cabe señalar la jurisprudencia sentada por Sentencia Constitucional Nro. 1401/2003-R de 26 de septiembre, la cual instituye las siguientes sub reglas: "1ª. El precedente contradictorio, como requisito para acceder al recurso de casación a que se refiere la ley, no puede ser otro que un Auto de Vista (o Auto Supremo) preexistente, al que la Sentencia impugnada contradice, en cuyo caso será exigible la invocación del precedente contradictorio al tiempo de plantear la apelación restringida; y 2ª. Cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente anterior, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice el precedente, la invocación deberá efectuarse a tiempo de presentar el recurso de casación no al plantear la apelación restringida (...).", toda vez que no es suficiente referir y citar los precedentes contradictorios sino que esa formalidad se cumple con la carga procesal que tiene respecto a la debida motivación señalando de qué manera los precedentes muestran la contradicción con el Auto de Vista recurrido.

En cuanto a las alegaciones correspondientes a los supuestos defectos de sentencia, se observa del contenido del recurso de casación que es copia del recurso de apelación restringida, excepto lo señalado a fojas 275 vuelta, porque el recurrente señala textualmente: "Con todas estas pruebas de cargo se ha podido probar fehacientemente de que mi persona haya participado en el hecho delictivo de ESTUPRO". De todas formas el recurso interpuesto carece de argumentos intelectivos referidos a los vicios en los que estaría incurriendo el Auto de Vista impugnado, omitiendo dar cumplimiento con la carga procesal de especificar, acreditar de qué manera se han vulnerado sus derechos, cuál norma y cómo tendría que haberse aplicado ésta, que aspectos devienen en contradictorios con los vicios denunciados y en qué medida incide en la vulneración de sus derechos o garantías previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados internacionales vigentes y en el Código de Procedimiento Penal. Así también lo refiere Claria Olmedo en su libro Derecho Procesal Penal Tomo III respecto a la casación, que sostiene "En la instancia deben puntualizarse los extremos de la decisión que produce agravio, indicando concretamente las disposiciones, que se consideren violadas, en que consiste el vicio atribuido al pronunciamiento, y que normas se estiman aplicables, y en forma clara, precisa y técnica se darán las suficientes razones fundamentadoras del agravio. La instancia impugnativa de casación esta munida de importantes recaudos formales, y debe contener la expresión de los motivos para que sea admitida. Ello se debe a que se trata de un recurso eminentemente técnico". Dichos argumentos se tiene reflejados en la Sentencia Constitucional 1513/2010 la cual señala la fundamentación que debe existir a momento de deducir violaciones de derechos.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Mauricio Rea Suárez (fs. 272 a 276) impugnando el Auto de Vista Nro. 22 emitido el 24 de abril de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 256 a 259), en el proceso penal seguido por Ministerio Público a instancia de Nancy Lourdes Ojeda Tejerina contra el recurrente por la presunta comisión del delito de estupro, previsto y sancionado por el art. 309 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

Jorge Isaac Von Borries Mendez.

ANTE MÍ. Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.