SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 230/2012

Sucre, 29 de agosto de 2012

EXPEDIENTE: Cochabamba 157/2012

PARTES PROCESALES: María Obdulia Escobar Nava contra Marcelo René Lobo Richter, Rosario Consuelo Vargas Revollo.

DELITO: despojo, difamación, calumnia, injuria.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Marcelo Rene Lobo Richter y Rosario Consuelo Vargas Revollo (fs. 284 a 286), impugnando el Auto de Vista Nro. 62/2012 emitido el 14 de junio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 267 a 268), en el proceso penal de acción privada seguida por Maria Obdulia Escobar Nava contra los recurrentes, por los delitos de despojo, difamación, calumnia e injuria, previstos y sancionados por los arts. 351, 282, 283 y 287 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Juzgado Segundo de Sentencia de Cochabamba, por Sentencia Nro. 22/2011 de 28 de noviembre de 2011 (fs. 225 a 233) absolvió a Marcelo Rene Lobo Richter y Rosario Consuelo Vargas Revollo de la comisión de los delitos de despojo, difamación, calumnia e injuria, previstos y sancionados por los arts. 351, 282, 283 y 287 del Código Penal, de conformidad a lo dispuesto por el art. 363 inc 2) del Código de Procedimiento Penal, ya que la prueba de cargo presentada por la querellante no es suficiente para generar en el juez la convicción sobre la responsabilidad penal de los imputados; con costas; fallo que fue objeto de recurso de apelación restringida por María Obdulia Escobar Nava (fs.246 a 249), y el Tribunal de Alzada mediante Auto de Vista de 14 de junio de 2012, anula totalmente la Sentencia absolutoria y ordena la reposición del juicio por otro Juez de Sentencia; dando origen al recurso de casación formulado por los procesados Marcelo Rene Lobo Richter y Rosario Consuelo Vargas Revollo (fs. 284 a 286), caso de autos, en el cual alegan:

a) Que existen defectos absolutos del Auto de Vista que vulnera garantías constitucionales como el debido proceso, arts 115 II, 116, 117 II, 119 de la Constitución Política del Estado con relación al art. 169 incs. 3) y 4) del Código de Procedimiento Penal, ya que en el caso presente el Tribunal de Alzada al anular la Sentencia absolutoria y ordenar la reposición de la audiencia de juicio oral por otro Juez de Sentencia, estaría vulnerando la presunción de inocencia y la seguridad jurídica entre otras, alejándose de la doctrina establecida en el Auto Supremo Nro. 4 de 11 de noviembre de 2005, puesto que como se desprende del recurso de apelación restringida, se evidencia que la querellante impugnó la Sentencia absolutoria por que estaría viciada de los defectos previstos por el art. 370 incs. 1) y 6) del Código de Procedimiento Penal en cuanto a la inobservancia de la ley sustantiva y errónea valoración de la prueba los que se encuentran considerados como vicios de la Sentencia.

b) Que el Auto de Vista entra en contradicción con el precedente señalado ya que no se circunscribe a los aspectos cuestionados en la apelación de la querellante, omitiendo resolver respecto a los dos puntos descritos por la apelante, vulnerando con ello el debido proceso, la seguridad jurídica y sobre todo la fundamentación de los puntos impugnados constituyéndose en defecto absoluto conforme el art. 169 inc. 3) de la ley adjetiva penal, por vulneración de garantías constitucionales como el debido proceso art. 116 .II, usurpación de funciones, art. 122 de la Constitución Política del Estado y 124 del Código de Procedimiento Penal.

c) Que los miembros de la Sala Penal Primera, resuelven la apelación en base a la nueva Ley del Órgano Judicial concretamente el art. 17 parágrafo I, olvidando que este mismo art. en el parágrafo II señala de forma clara y concreta que en grado de apelación, casación o nulidad, los Tribunales deberán pronunciarse solo sobre aquellos aspectos solicitados en los recursos interpuestos, es decir resolver la apelación solo con relación al escrito; en el presente caso las autoridades olvidan realizar una valoración integral de todos aquellos aspectos procesales que hacen presente al caso, así como tomar en cuenta que la suspensión de la audiencia fue atribuible a la querellante, con el fin de ampliar su acusación por otros delitos sin haber acompañado ningún documento, asimismo la querellante a través de sus abogados solicitó la suspensión de plazos procesales y que jamás se notificó al Fiscal de Distrito a fin de efectivizar el proceso investigativo por la imaginaria comisión del delito de hurto y que por tal causa no arrojó ningún resultado concreto.

Concluye pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado y se disponga se dicte nueva resolución conforme a la doctrina legal aplicable establecida.

CONSIDENRANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 de Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso contra la Sentencia por causar agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Por otra parte se tiene que de forma extraordinaria y solo ante las denuncias referidas de vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración que debe ser debidamente fundamentada y exponer de manera expresa el derecho, la acción u omisión que fuere trasgredido; puesto que ante este incumplimiento se impide abrir la competencia de este Tribunal, en merito de lo establecido en el art. 17 de la Ley Nro. 025.

En ese sentido analizando los argumentos expuestos por los recurrentes se establecen las siguientes conclusiones:

1.- Se tiene que los recurrentes presentaron recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, al mismo no anexaron la copia de la apelación restringida que es requerida por el artículo precedentemente citado; en virtud a que el ahora recurrente no apeló de la Sentencia de mérito, al serle favorable; no siéndole exigible según establecen las Sentencias Constitucionales Nros. 0191/2005 y 1401/2003.

2.- Que al producirse recién la contradicción con el Auto de Vista los recurrentes invocaron en casación como precedente contradictorio, el Auto Supremo Nro. 4 de 11 de noviembre de 2005 señalando la presunta contradicción con la resolución impugnada, cumpliendo de esta manera con lo establecido por la segunda parte del artículo 417 del Código de Procedimiento Penal.

3.- Al margen de lo mencionado, dentro del recurso de casación interpuesto se hace alusión y se denuncia la existencia de defectos absolutos en los que hubiera incurrido el Tribunal de Alzada, establecidos en el art. 169 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal, los mismos que vulneran el derecho al debido proceso, la seguridad jurídica; presunción de inocencia, usurpación de funciones, falta de fundamentación consiguientemente corresponde revisar la posible existencia de aquellas violaciones denunciadas.

Consecuentemente, el recurso de casación interpuesto cumple y reúne los requisitos de procedencia previstos por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y la disposición contenida en el art.418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Marcelo Rene Lobo Richter y Rosario Consuelo Vargas Revollo (fs. 284 a 286), impugnando el Auto de Vista Nro. 62/2012 emitido el 14 de junio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba (fs. 267 a 268), en el proceso penal de acción privada seguida por Maria Obdulia Escobar Nava contra los recurrentes, por los delitos de despojo, difamación, calumnia e injuria, previstos y sancionados por los arts. 351, 282, 283 y 287 del Código Penal.

Por Secretaría de Sala, remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

 

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas. (Presidente)

Jorge Isaac Von Borries Mendez.

ANTE MÍ. Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano.