SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 170/2012

Sucre, 9 de julio de 2012

EXPEDIENTE: Potosí 118/2012

PARTES PROCESALES: Ministerio Público contra Edwin Vargas Ortega.

DELITO: violación a niño, niña o adolescente.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Edwin Vargas Ortega (fs. 91 A 92), impugnando el Auto de Vista Nro. 16/2012 emitido el 6 de junio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí (fs. 78 a 81), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación a niño, niña o adolescente tipificado por el art. 308 bis de del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el recurso interpuesto tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1.- Sustanciado el caso por el Tribunal de Sentencia de Villazón de la provincia Modesto Omiste del Departamento de Potosí, dictó Sentencia Nro. 01 en fecha 10 de febrero de 2012, declarando al imputado Edwin Vargas Ortega, autor del delito de violación a niño, niña o adolescente, imponiéndole la pena de dieciseis años de privación de libertad a cumplir en el penal de Santo Domingo (Cantumarca) de la ciudad de Potosí, más pago de costas (fs. 43 a 49); 2.- La resolución de mérito fue recurrida en apelación restringida por el imputado Edwin Vargas Ortega (fs.54 a 56), recurso que fue resuelto por el Auto de Vista Nro. 16 de 06 de junio de 2012 declarando su improcedencia; 3.- Contra el referido Auto de Vista, Edwin Vargas Ortega, presentó recurso de casación (fs. 91 a 92), dando con ello lugar al análisis del cumplimiento de los requisitos de admisibilidad dentro el caso de autos.

Que el recurrente acusó que el Tribunal de Alzada emitió el Auto de Vista sin considerar elementos de vital importancia en la Sentencia de primera instancia, advirtiendo la trasgresión al debido proceso, por existir defecto absoluto previsto en el art. 169 incs. 1) y 3) del Código de Procedimiento Penal, con relación al art. 370 inc. 9) de la misma norma legal y art. 115 parágrafo II de la Constitución Política del Estado, toda vez que en la Sentencia no consta la firma del Juez ciudadano Rubén Juan Ecos Oporto, por lo que no se puede determinar si el mencionado Juez ciudadano participó o no de la deliberación para la Sentencia. Por otra parte, el Acta de juicio oral, público y contradictorio, una vez cerrado el debate, se decretó receso para la deliberación, reinstalado el acto, se obvio el informe de presencia de las partes, supuestamente por estar presentes, dejando dudas al recurrente sobre la participación de todos los jueces ciudadanos, así mismo no establece si la votación para su condena fue unánime o parcial, por cuanto no existen firmas de los jueces ciudadanos en el acta, hechos que constituyen defectos absolutos no susceptibles de convalidación y vulneración a derechos constitucionales. El recurrente consideró importante mencionar la facultad de revisión de oficio conferida a los tribunales superiores a través del art. 17 de la Ley de Órgano Judicial, citando el A.S. Nro. 373/2006 que hace referencia a esa facultad conferida por el art. 15 de la Ley de Organización Judicial. A efectos de su admisibilidad citó los Autos Supremos Nros. 169 de 05 de abril de 2008, Sala Penal Primera; 250 de 04 de junio de 2010 y 166 de 01 de abril de 2008. Concluyó solicitando se dicte resolución casando el Auto de Vista impugnado.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea presentado dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Que el acceso a los recursos se encuentra garantizado por el principio de impugnación, cuyo acceso se halla condicionado al cumplimiento de requisitos establecidos de forma taxativa en el art. 394 del Código de Procedimiento Penal (impugnabilidad objetiva y subjetiva), cuyas reglas generales se encuentran descritas en el art. 396 de la misma norma legal; así, los arts. 416 y 417 del la Ley Nro. 1970 señalan que la casación, además de ser interpuesta dentro del plazo legal y acompañar la apelación restringida en la que conste que se invocaron los precedentes citados, o que éstos sean invocados por surgir la contradicción con la emisión del Auto de Vista, debe establecerse de manera precisa la contradicción aludida; obligación ante cuyo incumplimiento sobreviene la inadmisibilidad del recurso casacional.

Por otra parte, de manera excepcional y/o extraordinaria, únicamente ante denuncias expresas de vulneración a derechos y/o garantías constitucionales que podrían acarrear defectos absolutos y la consiguiente nulidad de actos, este Tribunal, resuelve sobre la base de los derechos alegados como infringidos y las acciones u omisiones descritas como vulneratorias de esos derechos.

Analizados los argumentos expuestos por la recurrente, éste Tribunal concluye: a) El Recurso de Casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 16/2012 dictado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí dentro del plazo legal, cumpliendo así con lo dispuesto por el párrafo primero del art. 417 del Código de Procedimiento Penal; b) El impetrante omitió anexar a la casación copia de apelación restringida en la que pudiera constar la invocación de algún precedente contradictorio; sin embargo, encontrándose en obrados el memorial de Apelación Restringida original, se verificó la inexistencia de cita o invocación de resoluciones en calidad de precedentes; incumpliendo de esta manera el recurrente con lo establecido por la segunda parte del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, razón por la que el Tribunal Supremo de Justicia declara la inadmisibilidad de la casación; c) Existiendo denuncia expresa por la supuesta vulneración al debido proceso, relativo a los arts. 169 incs. 1) y 3) y 370 inc. 9, ambos del Código de Procedimiento Penal, con la finalidad de verificar si dichas denuncias tienen bases legales, corresponde la admisión del recurso de manera excepcional únicamente por ésta alegación.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Edwin Vargas Ortega (fs. 91 a 92), impugnando el Auto de Vista Nro. 16/2012 emitido el 6 de junio de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí (fs. 78 a 81), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación a niño, niña o adolescente sancionado por el art. 308 bis de del Código Penal. Por Secretaría de Sala remítase copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano