SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 163/2012

Sucre, 4 de julio de 2012

EXPEDIENTE: Cochabamba 116/2012

PARTES PROCESALES: Daniel Soriano Lea Plaza en representación legal de Wilfredo Zurita Mejía contra Wilson Remberto Sahonero Ampuero.

DELITO: calumnia.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Daniel Soriano Lea Plaza representado legalmente por Wilfredo Zurita Mejia (fs. 407 a 411); impugnando el Auto de Vista emitido el 25 de mayo de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Cochabamba (fs. 401 a 404), en el proceso penal de acción privada seguido por el recurrente contra Wilson Remberto Sahonero Ampuero, por el delito de calumnia, previsto y sancionado por el artículo 283 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Juzgado Primero de Sentencia de Cochabamba, por Sentencia Nro. 10/11 de fecha 11 de noviembre de 2011 (fs. 362 a 367), declaró a Wilson Remberto Sahonero Ampuero autor y culpable del delito de calumnia, previsto por el art. 283 del Código Penal, imponiéndole la pena de dos años de reclusión, con costas y reparación del daño civil a favor del acusador particular, y en función a lo previsto por el art. 368 del Código de Procedimiento Penal se le concedió el perdón judicial.

El querellado interpuso recurso de apelación restringida contra dicha Sentencia (fs. 374 a 383) que fue resuelta por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Cochabamba, por Auto de Vista Nro. 42/12 de 25 de mayo de 2012, anulando totalmente la Sentencia pronunciada y ordenando la reposición del juicio por el Juez de Sentencia siguiente en número.

Que siendo esos los antecedentes, el querellante formuló recurso de casación contra el Auto de Vista referido (fs. 407 a 411) alegando:

a) Que al responder la apelación restringida, denunció que la misma fue interpuesta fuera del plazo señalado por el art. 408 del Código de Procedimiento Penal, de manera que al sentir del art. 126 del mismo cuerpo legal, la Sentencia quedó ejecutoriada, sin embargo el Auto de Vista impugnado no se pronunció sobre este hecho, al respecto citó como precedentes contradictorios a los Autos Supremos Nros. 177 de 27 de mayo de 2005 y 344 de 17 de septiembre de 2002 en cuanto a las resoluciones judiciales y su ejecutoria y refirió los Autos Supremos Nros. 553 de 1 de octubre de 2004, 574 de 4 de octubre de 2004, 353 de 29 de agosto de 2006, 409 de 20 de octubre de 2006, 210 de 28 de marzo de 2007, 316 de 19 de marzo de 2009 y 508 de 11 de octubre de 2007.

b) Que la Sala Penal Primera solo estaba encargada de establecer vicios de juicio, de modo que la apelación restringida no es un mecanismo para revalorizar la prueba, siendo el Auto de Vista de 25 de mayo de 2012 excesivo, pues incurre en actos ilegales que vulneran el derecho a la seguridad jurídica y un claro cuestionamiento a la sana critica de la juzgadora, puesto que la fundamentacion fue clara y precisa de modo que no debió ser revalorizada por el Tribunal de Alzada.

c) El Auto de Vista recurrido es contradictorio ya que indica que no tiene suficiente fundamentacion puesto que no se precisó de que manera se llega a la conclusión de que el director del periódico La Voz fue instrumento del acusado que denote la ínter cambiabilidad que son factores decisivos para fundamentar el dominio de la voluntad en estos casos, sin embargo en el punto II de la resolución indica "llevan a la conclusión inequívoca de la participación de Wilson Remberto en las publicaciones como autor intelectual, utilizando el periódico la Voz"

d) Que no es evidente la falta de fundamentación de la Sentencia al ser claros y precisos, que no existen defectos en la Sentencia en cuanto a la supuesta vulneración del inc. 6) del art. 370 del Código de Procedimiento Penal, ya que no se violó ninguno de los requisitos universales sobre la valoración de la prueba, conteniendo una adecuada fundamentación probatoria descriptiva, asimismo el presente caso fue llevado con todas las Garantías Constitucionales sin que en momento alguno se haya creado defectos absolutos o relativos previstos en los arts. 167, 169 y 170 del Código de Procedimiento Penal, tampoco fueron oportunamente reclamados.

Concluyó pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir con las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 de Código de Procedimiento Penal, las causales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por loas Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrando previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso contra la sentencia por causar agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente. Por otro parte se tiene que de forma extraordinaria y solo ante las denuncias referidas de vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración que debe ser debidamente fundamentada y exponer de manera expresa el derecho, la acción u omisión que fuere trasgredido; puesto ante este incumplimiento se impide abrir la competencia de este Tribunal, en mérito de lo establecido en el art. 17 de la Ley Nro. 025.

En ese sentido analizando los argumentos expuestos por el recurrente se llega a establecer las siguientes conclusiones:

I.- Que el recurrente presentó el recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, al mismo no se anexó la copia de la apelación restringida que es requerida por el artículo precedentemente citado; en virtud a que el ahora recurrente no apeló de la Sentencia de mérito, al serle favorable; no siéndole exigible según establecen las Sentencias Constitucionales Nros. 0191/2005 y 1401/2003.

II.- Que en el recurso de casación se citaron distintos Autos Supremos como precedentes contradictorios; sin embargo, es preciso manifestar que muchos de los señalados no cumplen con lo dispuesto por la segunda parte del art. 417 del Código de Procedimiento Penal, toda vez; que no señalan la contradicción existente con el Auto de Vista impugnado, ya que solo son transcritos, cuando el recurrente debió invocarlos de manera especifica y señalar en términos precisos la contradicción existente con el Auto de Vista recurrido, estableciendo la situación de hecho similar; no obstante a ello se advierte que los Autos Supremos Nros. 117 de 27 de mayo de 2005 y 344 de 17 de septiembre de 2002 si establecen y señalan esta contradicción, cumpliéndo de esta manera con lo establecido por la segunda parte del artículo anteriormente citado, los mismos que se constituirán en base y sustento legal del recurso de casación, para que se logre establecer la existencia o no de la contradicción manifestada.

III.- En cuanto a la denuncia de la supuesta vulneración al derecho a la seguridad jurídica, se tiene que el recurrente no señaló la forma en que el Tribunal de Alzada hubiera vulnerado el mismo, resultando insuficiente simplemente mencionarla, sin que se cumpla previamente con la carga procesal de detallar con precisión y probar objetivamente cuál es el acto procesal que ha restringido el derecho o garantía vulnerado y explicar el resultado dañoso que ha sido emergente del defecto.

IV.- De lo expuesto precedentemente al haberse invocado precedentes contradictorios, se tiene que el recurso de casación cumple y reúne los requisitos de procedencia previstos por los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Daniel Soriano Lea Plaza representado legalmente por Wilfredo Zurita Mejia impugnando el Auto de Vista emitido el 25 de mayo de 2012 por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba. Remítase por Secretaría de Sala, copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano