SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 157/2012

Sucre, 28 de junio de 2012

EXPEDIENTE: Cochabamba 112/2012

PARTES PROCESALES: Lais Toly Gutiérrez Valencia contra Lilian Julieta Aramayo Ledezma.

DELITO: cheque en descubierto.


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Lilian Julieta Aramayo Ledezma (fs.143 a 147), impugnando el Auto de Vista de 18 de mayo de 2012 (fs.138 a 140) emitido por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso penal de acción privada seguido por Lais Toly Gutierrez Valencia contra la recurrente, por el delito de cheque en descubierto previsto y sancionado por el art. 204 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes:

Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Juez Cuarto de Sentencia de la ciudad de Cochabamba, por Sentencia de 17 de noviembre de 2011 (fs.89 a 92) declaró a Lilian Julieta Aramayo Ledezma de Guzmán autora del delito de cheque en descubierto previsto y sancionado por el art. 204 del Código Penal, imponiéndole la pena de reclusión de tres años y seis meses, a cumplir en la Cárcel Pública de San Sebastián Mujeres, mas al pago de multa por cincuenta días a razón de 30 Bs. por día, mas costas, daños y perjuicios a favor de la victima, averiguables en ejecución de Sentencia; fallo que fue objeto de recurso de apelación restringida por la procesada (fs, 109 a 113), y la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, por Auto de Vista de 18 de mayo de 2012, determinó la improcedencia del recurso de apelación interpuesto y confirmó la Sentencia impugnada.

Que siendo esos los antecedentes, la recurrente formuló recurso de casación contra el Auto de Vista referido (fs.143 a 147) alegando: a) Que el Auto de Vista impugnado es incongruente; toda vez, que resuelve el recurso con base a doctrina legal respecto a la prohibición de revalorizar prueba, cuando jamás se pretendió que el Tribunal de Alzada revalorice la prueba, sino que se atacó la nulidad de la Sentencia por valoración defectuosa e incompleta de la prueba producida en juicio y la falta de motivación de la Sentencia, lo que determina de que el Tribunal de Alzada ha incurrido en una total confusión con referencia a los puntos apelados y al objeto principal del recurso, incumpliendo con la doctrina legal aplicable emitida por el Tribunal Supremo, cuando dispone que solo deben pronunciarse sobre los puntos o aspectos apelados, resultando la resolución de Vista ultra petita, ya que se pronunció sobre aspectos no apelados, contradiciendo los Autos Supremos Nros. 617 de 24 de noviembre de 2007; b) Que el Tribunal de Alzada no se pronunció como correspondía respecto a los puntos impugnados en el recurso de apelación, puesto que del análisis de los seis puntos que constituyen las razones de la decisión, ninguno de ellos se refieren a los puntos apelados, acto con el cual se violentó el principio de la debida fundamentación o motivación de las decisiones judiciales, sobre este punto citó como precedente contradictorio el Auto Supremo 431 de 15 de octubre de 2005; c) Que el Auto de Vista realiza una abundante cita de jurisprudencia, pero sin explicitar de donde proviene la deducción de que esta parte hubiese pretendido la revalorización de la prueba, careciendo en consecuencia de fundamentación, contraviniendo la doctrina señalada en los Autos Supremos Nros. 442 de 10 de septiembre de 2007, 433 de 12 de septiembre de 2007, 141 de 22 de abril de 2006, 5 de 26 de enero de 2007. Concluyó pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado, y se establezca doctrina legal aplicable, ordenando el pronunciamiento de una nueva resolución que se ciña y adecue a los aspectos apelados.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia, ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese presentado dicho recurso en contra de la sentencia por causar agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente. Por otro parte se tiene que de forma extraordinaria y solo ante las denuncias referidas de vulneración de garantías y derechos fundamentales que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de obrados, el Tribunal de Casación podrá resolver dicha vulneración que debe ser debidamente fundamentada y exponer de manera expresa el derecho, la acción u omisión que fuere trasgredido; puesto ante este incumplimiento se impide abrir la competencia de este Tribunal, en mérito de lo establecido en el art. 17 de la Ley Nro. 025.

En ese sentido analizando los argumentos expuestos por la recurrente se llega a establecer las siguientes conclusiones:

I.- Que el recurso de casación fue interpuesto dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal; al mismo se omitió acompañar la copia del recurso de apelación restringida que es exigido como única prueba admisible por el artículo precedentemente citado.

II.- De la revisión del recurso de apelación restringida que cursa en antecedentes, se advierte que la recurrente invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 314 de 25 de agosto de 2006 y 5 de 26 de enero de 2007, en lo que respecta al recurso de casación la recurrente vuelve a invocar el Auto Supremo Nro. 5 de 26 de enero de 2007, asimismo al producirse recién la supuesta contradicción con el Auto de Vista de 18 de mayo de 2012, invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 617 de 24 de noviembre de 2007, 431 de 15 de octubre de 2005, 442 de 10 de septiembre de 2007, 443 de 12 de septiembre de 2007 señalando de forma precisa la contradicción existente entre el precedente invocado y el Auto de Vista impugnado, cumpliendo de esta manera con lo establecido por la segunda parte del art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

III.- Consecuentemente, el recurso de casación interpuesto cumple y reúne los requisitos de procedencia previstos por los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la ley del Órgano Judicial y art. 418 del Código de Procedimiento Penal declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Lilian Julieta Aramayo Ledezma, (fs.143 a 147), impugnando el Auto de Vista de 18 de mayo de 2012 (fs.138 a 140) emitido por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, en el proceso penal de acción privada seguido por Lais Toly Gutierrez Valencia contra la recurrente, por el delito de cheque en descubierto previsto y sancionado por el art. 204 del Código Penal; y, dispone que, por Secretaría de Sala se remita copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano