SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 110/2012

EXPEDIENTE: La Paz 62/2012 Sucre, 11 de mayo de 2012

DISTRITO: La Paz

PARTES: Félix Ibáñez Mendoza contra Nancy Silva de Carranza y Jeannette Quintela Moreno de Terán

DELITO: daño simple


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Nancy Silva de Carranza (fs. 315 a 317) impugnando el Auto de Vista Nro. 78/2011 emitido el 20 de diciembre de 2011 (fs. 302 a 303) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de La Paz, en el proceso penal seguido por Félix Ibáñez Mendoza contra la recurrente y Martha Jeannette Quintela Moreno de Terán, por la presunta comisión del delito de daño simple, previsto y sancionado por el art. 357 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que el Juez Primero de Sentencia de La Paz por Sentencia Nro. 004/2011 de 13 de mayo de 2011 (fs. 143 a 154), declaró a la imputada Nancy Silva de Carranza autora de la comisión del delito de daño simple, imponiéndole la pena privativa de libertad de seis meses de reclusión a cumplir en el Centro de Orientación Femenina para Mujeres de Miraflores, más la multa de 30 días a razón de Bs.5.- por cada uno, y el pago de costas originadas por los gastos del juicio a favor del querellante y la habilitación del procedimiento para la reparación de daños y perjuicios a calificarse en ejecución de sentencia.

Fallo que fue impugnado mediante recurso de apelación restringida, interpuesto por la recurrente (fs. 259 a 267), mismo que fue admitido y declarado improcedente mediante el Auto de Vista Nro. 78/11 de 20 de diciembre de 2011 (fs. 302 a 303), lo cual dio origen a la presentación del recurso de casación que es caso de autos.

CONSIDERANDO: Que la recurrente al interponer el enunciado recurso de casación, argumenta lo siguiente:

1. El Auto de Vista recurrido es contrario a la Resolución Nro. 030 de 12 de noviembre de 2005 del distrito de Oruro, que establece la presunción de inocencia, que debió primar puesto que las pruebas existentes deben ser suficientes; sin embargo, en este caso ni siquiera se cumplió con establecer los elementos constitutivos del delito, siendo que en la Sentencia no se determina la acción por la que se hubiera llegado a generar el daño, entonces ¿cómo se puede llegar a una tipificación?, menos determinar la antijuricidad y culpabilidad de un hecho o acto indeterminado, debiendo en este hecho aplicarse la amplia jurisprudencia citada.

2. El Auto de Vista recurrido infringió claramente la ley sustantiva en cuanto a la calificación de los hechos reconocidos en la Sentencia, pues se llegó al extremo de que "no se determinó el hecho punible" y al no determinarse este elemento, corresponde la aplicación del principio constitucional de presunción de inocencia, más aún con la errónea valoración y tergiversación de las pruebas por el Juez inferior, debiendo aplicarse el principio in dubio pro reo porque no puede existir prueba plena de un acto indeterminado, pues en ninguno de los puntos de la Sentencia apelada se estableció el acto por el cual se infringió la ley y causado el daño, incumpliendo los arts. 115 y 116 de la Constitución Política del Estado.

Complementa su alegación invocando el Auto Supremo Nro. 195 de 15 de febrero de 1996 que casa un auto mediante el cual se anula una sentencia por no aplicarse el principio referido; para finalmente concluir solicitando se declare la nulidad del Auto de Vista recurrido y la Sentencia Nº 004/2011, por ser contrarias a la ley y la Constitución Política del Estado.

CONSIDERANDO: Que dicho recurso fue admitido mediante Auto Supremo Nro. 84 de 19 de abril de 2012 (fs. 328 a 331) y conforme a ello, corresponde emitir la resolución de fondo al tenor de los fundamentos seguidamente expuestos.

1. y 2. Respecto al Auto Supremo Nro. 195 de 15 de febrero de 1996, invocado como precedente contradictorio por la recurrente, corresponde manifestar que dicha resolución emerge de un proceso penal instaurado el año 1992, en vigencia del Código de Procedimiento Penal aprobado por el Decreto Ley No. 10426 de 23 de agosto de 1972, abrogado por la Ley 1970 de 25 de marzo de 1999, actual Código de Procedimiento Penal que, dejando atrás resabios del sistema inquisitivo reformado, se erigió sobre la base del sistema acusatorio y asumió una corriente doctrinaria penal distinta a la anterior introduciendo cambios fundamentales que han transformado radicalmente el sistema procesal penal y consecuentemente el sistema de recursos. Si a ello se suma el hecho de que el proceso penal antes de estar regulado por el Código de Procedimiento Penal, lo está por la Constitución Política del Estado que es la que establece los pilares fundamentales sobre cuya base debe estructurarse, no puede dejar de considerarse que a la fecha de interposición del recurso de casación, motivo de autos, también está en vigencia una nueva Constitución Política del Estado.

En este mismo marco, el precedente contradictorio es aquel Auto de Vista o Auto Supremo que contiene interpretación de la ley diferente a la sostenida en la resolución impugnada, en ese mérito es labor del Tribunal Supremo de Justicia uniformar jurisprudencia estableciendo la doctrina legal aplicable que pondrá fin a las interpretaciones disímiles. En el caso, esta labor es de imposible cumplimiento toda vez que el Auto Supremo invocado contiene interpretación de normas que ya no están vigentes, por ende son inaplicables al caso de autos y no constituyen precedente contradictorio en los términos de los arts. 416 in fine y 417 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida en el art. 42 num.1 de la Ley del Órgano Judicial y aplicando el art. 419 del Código de Procedimiento Penal, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Nancy Silva de Carranza (fs. 315 a 317) impugnando el Auto de Vista Nro. 78/2011 emitido el 20 de diciembre de 2011 (fs. 302 a 303) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de La Paz, en el proceso penal seguido por Félix Ibáñez Mendoza contra la recurrente y Martha Jeannette Quintela Moreno de Terán, por la presunta comisión del delito de daño simple, previsto y sancionado por el art. 357 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Magistrado Relator)

Dr. Jorge Isaac von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano