SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 106/2012

EXPEDIENTE: Oruro 75/2012 Sucre, 9 de mayo de 2012

DISTRITO: Oruro

PARTES: Ministerio Público, Laura Pally Araviri contra Marco Antonio Gonzáles Romero

DELITO: violación


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Marco Antonio Gonzáles Romero (fs. 96 a 101), impugnando el Auto de Vista Nro. 04/2011 emitido el 7 de febrero de 2012 por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro (fs. 83 a 87), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Laura Pally Araviri contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación previsto y sancionado por el art. 308 primera parte del Código Penal, modificado por el art. 2 de la Ley Nro. 2033.

CONSIDERANDO: Que recurso de casación tuvo origen en los siguientes antecedentes 1. Sustanciado el proceso por el Tribunal de Sentencia Primero de Oruro, dictó Sentencia Nro.11/2011 el 11 de agosto de 2011, declarando al imputado autor de la comisión del delito de violación, condenándolo a cumplir la pena de diez años de presidio (fs. 49 a 63); 2. Dicha Sentencia fue recurrida en apelación por el imputado, la que fue declarada improcedente por el Tribunal de Alzada (fs. 83 a 87), dando con ello lugar a la presentación del recurso que es caso de autos.

Que el recurrente acusó que el Tribunal de Alzada:a) No se pronunció de forma correcta, no analiza los reclamos realizados en la apelación restringida con respecto al defecto de la Sentencia contenido en el inc. 5 del art. 370 del Código de Procedimiento Penal, relativo a la fundamentación insuficiente y contradictoria; defecto que el recurrente manifestó haber reclamado de manera puntual, sin que fuera resuelto por el Tribunal de Alzada dentro el marco de lo dispuesto por el art. 308 del Código de Procedimiento Penal; b) No absuelve el reclamo realizado en la apelación restringida, referido a la defectuosa valoración de la prueba, bajo el argumento de que los fundamentos de la apelación restringida están dirigidos a conseguir una revalorización de la prueba; y que según el recurrente, lo que pidió fue ver si lo que hizo el inferior estaba correcto, más aún cuando el art. 15 de la Ley de Organización Judicial obliga a revisar, incluso de oficio, los actos de los inferiores, resultando incorrecto el Auto de Vista. Citó en calidad de precedentes contradictorios los A.S. Nros. 398 de 25 de junio de 2001 y 421 de 15 de agosto de 2001. Finalizó mencionando que al haberse dictado una resolución contradictoria a los precedentes jurisprudenciales emitidos por la Excelentísima Corte Suprema de Justicia, han habilitado el presente recurso; solicitando además que el Tribunal Supremo de Justicia, previa valoración de los antecedentes, administrando justicia, casando el Auto recurrido y deliberando en el fondo, le absuelva de culpa y pena de la comisión del delito de violación por el cual fue injustamente sentenciado.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

CONSIDERANDO: Que la jurisprudencia constitucional, realizando la interpretación del art. 416 del Código de Procedimiento Penal, extrajo dos subreglas con relación al momento y forma en que deben ser invocados los precedentes contradictorios, los que son: "1ª. El precedente contradictorio, como requisito para acceder al recurso de casación a que se refiere la ley, no puede ser otro que un Auto de Vista (o Auto Supremo) preexistente, al que la Sentencia impugnada contradice, en cuyo caso será exigible la invocación del precedente contradictorio al tiempo de plantear la apelación restringida; y 2ª. Cuando la Sentencia no contradiga ningún precedente anterior, sino es el Auto de Vista dictado en apelación el que contradice el precedente, la invocación deberá efectuarse a tiempo de presentar el recurso de casación no al plantear la apelación restringida" (SC 1401/2003-R, de 26 de septiembre).

En ese sentido, este máximo Tribunal ha dejado establecido que la casación es un recurso de carácter formal que está sujeto a los requisitos y presupuestos establecidos legalmente en función a su finalidad que es la de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal en los fallos judiciales, ofreciendo protección jurídica y la igualdad de los ciudadanos ante la ley; esta labor es conocida en la doctrina como nomofiláctica, por lo que su objetivo es el de uniformar la jurisprudencia, para ese efecto, el Tribunal Supremo de Justicia, ante la interposición de un recurso, resuelve en base al derecho objetivo la probable contradicción existente entre el fallo impugnado, con otro dictado por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia o las Salas Penales de las Cortes Superiores de Distrito (Tribunales Departamentales de Justicia), desplegando así su labor de unificación de criterios; consiguientemente, la obligación impuesta al recurrente de invocar el precedente contradictorio en el momento oportuno; es decir, a tiempo de formular el recurso de apelación restringida o en su caso a tiempo de presentar el Recurso de Casación, precisando en forma fundamentada la situación de hecho similar y estableciendo el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes, no constituye una mera formalidad; sino, la exigencia primordial de inexcusable cumplimiento por constituir el eje de acción a través del cual se desarrolla la competencia atribuida al máximo Tribunal; consecuentemente, se debe entender que, el incumplimiento de los requisitos de admisibilidad en el momento y forma ya establecida, tiene como efecto que el Tribunal de Casación declare inadmisible el recurso; en ese sentido, la S.C 0332/2011-R, haciendo un análisis interpretativo del art. 418 del Código de Procedimiento Penal, ha dejado sentado que: "Es importante considerar que el Tribunal de casación al momento de admitir o rechazar un recurso de casación, debe verificar la concurrencia de los requisitos formales de modo, lugar y tiempo; es decir, que debe verificar si la acción ha sido planteada dentro de plazo, si reúne la forma y los requisitos expresados en la Ley Adjetiva Penal; además, verificar si quien recurre en casación ha presentado el o los precedentes contradictorios y si corresponde a un hecho similar al fallo impugnado; ese es el sentido de la norma contenida en el art. 418 del CPP".

Conforme las consideraciones precedentes, analizados los argumentos expuestos en el impugnaticio casacional, este máximo Tribunal advierte que el recurrente presentó el recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, anexando al mismo la copia de apelación restringida, en la que si bien citó varios Autos Supremos, no se encuentran invocados los Autos Supremos Nros. 398 de 25 de junio de 2001 y 421 de 15 de agosto de 2001, que recién fueron invocados a momento de interponer el recurso casacional, incumpliendo así con el requisito procesal señalado en el segundo párrafo del art. 416 del Código de Procedimiento Penal, pues conforme lo desglosado precedentemente, el momento de oportuno y válido para invocar dichos precedentes, era en el recurso de apelación restringida por ser preexistentes al momento de impugnar la Sentencia, ya que van a atacar la misma, correspondiendo consecuentemente aplicarse la 1ª sub-regla señalada, deviniendo el recurso en inadmisble.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida en el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Marco Antonio Gonzáles Romero (fs. 96 a 101), impugnando el Auto de Vista Nro. 04/2011 emitido el 7 de febrero de 2012 por la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro (fs. 83 a 87), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y Laura Pally Araviri contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación previsto y sancionado por el art. 308 primera parte del Código Penal, modificado por el art. 2 de la Ley Nro. 2033.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Magistrado Relator)

Dr. Jorge Isaac von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano