SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 104/2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 71/2012 Sucre, 4 de mayo de 2012

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Ministerio Público, Defensoría de la Niñez y Adolescencia contra Edmundo Ríos Monzón

DELITO: violación a niño, niña o adolescente


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Edmundo Ríos Monzón (fs. 135 a 138), impugnando el Auto de Vista Nro. 459 emitido el 5 de septiembre de 2011 por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz (fs. 130 a 132) en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de violación a niño, niña o adolescente, previstos y sancionados por el art. 308 bis relativo al art. 310 incs. 2), 3) y 4), ambos del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que dicho recurso tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1. Sustanciado el caso por el Tribunal de Sentencia Nro. 2 de Santa Cruz de la Sierra, la autoridad de mérito, dictó Sentencia Nro. 11/2011 (fs. 100 a 105) declarando a Edmundo Ríos Monzón autor y culpable del delito de violación a niño, niña o adolescente con las agravantes establecidas en el art. 310 incs. 2), 3) y 4) del Código Penal, condenándole a veinte años de presidio sin derecho a indulto; 2. Edmundo Ríos Monzón interpuso recurso de apelación restringida contra dicha Sentencia, la que previa admisión fue declaradaimprocedente por el Tribunal de Alzada (fs. 130 a 132), dando con ello lugar a la presentación del recurso que es caso de autos.

Que el recurrente acusó que el Tribunal de Alzada:a) Dictó un fallo violando el principio del debido proceso, además de vulnerar derechos y garantías constitucionales: b) Incurrió en fallos procedimentales formales previstos en el Código Penal adjetivo al no considerar los elementos probatorios enunciados en los actuados del proceso penal que derivó en la Sentencia de primera instancia, que constituye el único documento considerado para el Tribunal de Apelación: c) Ignoró el mandato del art. 73 del Código de Procedimiento Penal que establece que los fiscales formularan sus requerimientos y resoluciones de manera fundamentada y específica, pues el Ministerio Público nunca fundamentó adecuadamente y mucho menos demostró que el recurrente hubiera cometido el delito de violación agravada, pues la escasa prueba aportada no acredita la existencia de los elementos subjetivos del tipo penal, quedando claramente establecido que él no es el sujeto activo del delito que se le atribuye; d) No analizó los antecedentes procesales, pues no advirtió la errónea aplicación de la Ley Sustantiva en que incurrió el Tribunal de Sentencia, quien quebrantó los principios de personalidad de las penas y el de culpabilidad (art. 13 del Código Penal); de igual manera aplicó erróneamente el art. 20 de la misma normativa legal, toda vez que el representante del Ministerio Publico no logró demostrar que su persona cometió el delito de violación. Citó los arts. 6, 72, 73, 124, 173 y 365 de la Ley Adjetiva penal y los arts. 13 y 308 del Código Penal, disposiciones legales que a su entender fueron erróneamente aplicadas. Con estos argumentos, solicitó se case el Auto de Vista recurrido y deliberando en el fondo, resuelvan aplicando correctamente las normas legales que corresponden.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1. Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2. Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3. Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4. La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

CONSIDERANDO: Que conforme ya ha sido expresado por este máximo Tribunal, la casación es un recurso de carácter formal que está sujeto a los requisitos y presupuestos establecidos legalmente en función a su finalidad que es la de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal en los fallos judiciales, ofreciendo protección jurídica y la igualdad de los ciudadanos ante la ley; esta labor es conocida en la doctrina como nomofiláctica, por lo que su objetivo es el de uniformar la jurisprudencia, para ese efecto, el Tribunal Supremo de Justicia, ante la interposición de un recurso, resuelve en base al derecho objetivo la probable contradicción existente entre el fallo impugnado, con otro dictado por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia o las Salas Penales de las Cortes Superiores de Distrito (Tribunales Departamentales de Justicia), desplegando así una labor de unificación de criterios; en este entendido, la obligación impuesta al recurrente de invocar el precedente contradictorio a tiempo de formular el recurso de apelación restringida o en su caso a tiempo de presentar el Recurso de Casación, precisando en forma fundamentada la situación de hecho similar y estableciendo el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes, no constituye una mera formalidad, sino es una exigencia primordial de inexcusable cumplimiento por constituir el eje de acción a través del cual se desarrolla la competencia atribuida al máximo Tribunal; consecuentemente, se debe entender que, la inexistencia del o los precedentes contradictorios tiene como efecto que el Tribunal de Casación declare inadmisible el recurso.

Por otra parte, de forma extraordinaria y sólo ante las denuncias referentes a la vulneración de garantías y/o derechos fundamentales, cuyas consecuencias procesales tengan connotaciones de orden constitucional, y que como consecuencia podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de actos; el Tribunal de Casación resuelve dichas denuncias, las que deben ser expresas (art. 17 parágrafo segundo de la Ley del Órgano Judicial), debiendo encontrarse debidamente fundamentadas, identificando plenamente la garantía constitucional o el derecho que reclama como transgredido, así como la acción u omisión que considere vulneratoria a ese derecho o garantía, detallando con precisión el daño sufrido (principio de trascendencia); cuya relevancia se encuentre vinculada al orden constitucional; el incumplimiento de estos requisitos por parte del impetrante, impide abrir la competencia del Tribunal de Casación ante denuncias al respecto.

Bajo las consideraciones precedentes, éste máximo Tribunal ha arribado a las siguientes conclusiones: a) El Recurso de Casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nro. 459 dictado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz dentro plazo legal, cumpliendo así con lo dispuesto por el párrafo primero del art. 417 del Código de Procedimiento Penal; b) El recurrente, en la interposición del recurso de casación (fs. 135 a 138), en total desconocimiento del art. 416 párrafo primero del Código de Procedimiento Penal (procedencia del recurso de casación), omitió invocar algún precedente que considere es contrario al Auto de Vista que impugna, tampoco acompañó copia del recurso de apelación restringida en la que se hubiese invocado alguna resolución en calidad de precedente contradictorio, por ello, el recurso incumple la exigencia contenida en el párrafo segundo del art. 417 de la normativa legal precitada, además de lo dispuesto por el art. 416 en sus párrafos segundo y tercero de la Ley Nro 1970; es decir, padece del requisito de establecer con precisión la contradicción existente entre un Auto de Vista o Auto Supremo emitido por alguna Sala Penal con relación al Auto de Vista que se impugna, impidiendo así a éste Tribunal cumplir con los fines y objetivos desglosados anteriormente, de lo que se extrae que la formulación del recurso resulta defectuosa, pues no cumple con los requisitos que el ordenamiento jurídico exige para ello; negligencia ante la cual, este Tribunal de Casación, se ve imposibilitado cumplir con su labor nomofiláctica, haciéndose aplicable en consecuencia, lo dispuesto por el último párrafo del art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

Respecto a la denuncia concerniente a la vulneración al debido proceso y a los derechos y garantías constitucionales del recurrente, que conforme prevé la normativa legal, pueden devenir en defectos absolutos, resulta insuficiente, ya que incumple los requisitos establecidos para este tipo de alegaciones, pues la simple mención de las supuestas vulneraciones no brindan la información necesaria para que este Tribunal entienda las pretensiones del impetrante y resuelva conforme a derecho, pues es imprescindible que el recurrente, además de identificar el derecho o garantía que cree fue le fue vulnerada por el Tribunal de Alzada, detalle el agravio, así como el daño sufrido, en la forma ya señalada; consiguientemente, ante el incumplimiento de los requisitos para éste tipo de alegaciones, la denuncia deviene en inadmisible.

Finalmente, el recurrente, a momento de plantear la casación, debe tener presente que este recurso no implica una instancia adicional de revisión de la sentencia, sino, un recurso extraordinario que tiene por objeto el enjuiciamiento de la resolución de Alzada, y no del caso concreto que le dio origen; razón por la que procede únicamente contra los Autos de Vista y no contra las Sentencias; cuyo objetivo principal, tal cual ya ha sido expresado, es la unificación de la jurisprudencia nacional y no propiamente la de dilucidar los hechos objeto del litigio; en síntesis, el Tribunal de Casación tiene como objetivo orientar la diversidad de las interpretaciones del derecho realizadas por los distintos jueces o tribunales de instancia hacia una interpretación uniforme, así como enmendar las transgresiones en que éstos puedan incurrir contra la legislación; por ello, el planteamiento del recurso debe ser claro, preciso y/o específico, no dejando lugar a interpretaciones erróneas respecto a la pretensión del recurrente, denunciando las contradicciones en que hubiera incurrido el Tribunal de Alzada a momento de resolver la Apelación de la Sentencia, sobre la base de los precedentes contradictorios, salvo que se introduzca dentro de la vía recursiva el cuestionamiento referente a defectos absolutos; cuestionamiento que debe ser realizado en la forma ya señalada

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida en el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Edmundo Ríos Monzón (fs. 135 a 138), impugnando el Auto de Vista Nro. 459 emitido el 5 de septiembre de 2011 por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz (fs. 130 a 132), en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra contra el recurrente por la presunta comisión del delito de violación a niño, niña o adolescente, previstos y sancionados por el art. 308 bis relativo al art. 310 incs. 2), 3) y 4) del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Magistrado Relator)

Dr. Jorge Isaac von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano