SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 65/2012

EXPEDIENTE: La Paz 43/2012 Sucre, 9 de abril de 2012

DISTRITO: La Paz

PARTES: Pascual Ticonipa Quispe, Eleuteria Quispe de Ticonipa contra Beatriz Sarzuri Medina, Reyna Sarzuri Medina, Pedro Juan Tola

DELITO: injuria


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Reyna Sarzuri Medina, Beatriz Sarzuri Medina y Pedro Juan Tola (fs. 88 a 89) impugnando el Auto de Vista Nro. 222 emitido el 21 de diciembre de 2011 (fs. 79 a 81) por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso penal seguido por Pascual Ticonipa Quispe y Eleuteria Quispe de Ticonipa contra los recurrentes por la presunta comisión de los delitos de calumnia e injuria, previstos y sancionados por los arts. 283 y 287 del Código Penal, los antecedentes del proceso y;

CONSIDERANDO: Que el Juzgado Tercero de Partido y Sentencia de El Alto - La Paz por Sentencia Nro. 22/2011 de 11 de agosto de 2011 (fs. 48 a 50), declaró a los acusados Reyna Sarzuri Medina, Beatriz Sarzuri Medina y Pedro Juan Tola -ahora recurrentes- autores y culpables de la comisión del delito de injuria, condenándolos a la pena de tres meses de prestación de trabajo, que en ejecución de sentencia sería supervisada por el Juez de Ejecución Penal, más el pago de costas, daños y perjuicios. Y absueltos de la comisión del delito de calumnia.

Fallo que fue impugnado mediante recurso de apelación restringida, interpuesto por los recurrentes (fs. 61 a 64), mismo que fue rechazado y declarado improcedente mediante Auto de Vista Nro. 222/2011 de 21 de diciembre de 2011, lo cual dio origen a la presentación del recurso de casación de 6 de marzo de 2012 (fs. 88 a 89).

CONSIDERANDO: Que los recurrentes al interponer el enunciado recurso de casación en contra del Auto de Vista Nº 222/2011 de 21 de diciembre de 2011, argumentan lo siguiente:

1. El Auto de Vista recurrido no ha observado que en los puntos 1, 3 y 4 la Sentencia expresamente señala que: "TODOS LOS ACUSADOS...INSULTARON A LOS QUERELLANTES...QUE TODOS LOS ACUSADOS SON CULPABLES Y MERECEN PENA..." (sic.). En el punto 6 nuevamente expresa que: "Beatriz y Reyna Sarzuri Medina y que Pedro Juan Tola HAN COMETIDO EL DELITO DE INJURIA" (sic.).

Por lo cual acusan, que el Auto de Vista recurrido ha pasado por alto esos defectos de sentencia que fueron observados en apelación restringida, debiendo el Juez ad quo individualizar a cada uno de los acusados en relación a su conducta y participación, en relación a cada uno de los delitos acusados, lo cual constituye gravísimo defecto en la sentencia previsto en el art. 370 inc. 2) del Código de Procedimiento Penal.

2. El Auto de Vista recurrido no ha revisado que la sentencia es insuficiente y contradictoria, pues no ha analizado la conducta de cada uno de los acusados, si éste o aquél ha participado en esta o aquella circunstancia acusada, determinando de plano que se debe condenar a los procesados, motivación en la que el Juez ad quo hace una calificación jurídica defectuosa, que carece de una exposición precisa y cronológica de los hechos; por lo que, denuncian que la motivación de la sentencia es igual defectuosa por insuficiente y contradictoria, conforme al art. 370 inc. 5) del Código de Procedimiento Penal.

3. El Auto de Vista refiere sesgadamente que el Tribunal de Alzada no tiene facultades para revalorizar las pruebas producidas en juicio oral, nada más alejado de la verdad debido a que al interponerse el recurso de apelación restringida y observar este defecto en la sentencia no se pidió que se analicen y valoren las pruebas de cargo testificales, sino que se "observe si el análisis efectuado por el Juez de Sentencia, a esas declaraciones testificales fue realizada conforme a procedimiento, en qué dirección acusatoria y a cuál de los acusados se refiere, de tal modo que se identifique claramente la participación y supuesta responsabilidad penal de c/u (...)" (sic.) y no como erróneamente se ha interpretado al no entender el defecto oportunamente invocado. Y adjuntan como precedentes contradictorios los Autos Supremos Nros. 520/2003, 111/2007 y 535/2006, los que en su ratio decidendi claramente señalan: "CUANDO UN FALLO ESTÁ SUSTENTADO EN UNA DEFECTUOSA VALORACIÓN DE LA PRUEBA (...) SE DEBE ANULAR LA SENTENCIA Y DISPONER SU REPOSICIÓN" (sic.).

Por tales motivos acusan que, tomando en cuenta que el Tribunal de Alzada no analizó correctamente las causales de apelación restringida, convalida la defectuosa valoración probatoria aportada; por lo que, existe contradicción entre los Autos Supremos invocados, la Sentencia y el Auto de Vista recurrido.

Además, invocan como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 436 de 20 de octubre de 2006 que señala: "Que, si la conducta de una determinada persona agrupa los suficientes elementos constitutivos del tipo penal, para ser considerada partícipe de un hecho delictivo debe individualizarse su conducta." (sic.); acusando que, la sentencia apelada nunca individualizó, ni particularizó la conducta de cada uno de los acusados, señalando de plano el Juez ad quo que cometieron el delito de injuria, basándose la Sentencia en valoración defectuosa de la prueba, conforme el art. 370 inc. 6) del Código de Procedimiento Penal.

Concluyen impetrando se deje sin efecto el Auto de Vista recurrido a efecto de que el Tribunal de Alzada que lo dictó emita nueva resolución, conforme a la doctrina legal aplicable, por existir contradicción con los precedentes invocados.

CONSIDERANDO: Para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

Ahora bien, respecto al recurso de casación referido líneas arriba que impugna el Auto de Vista Nro. 222/2011 de 21 de diciembre de 2011, se observa que si bien aquel fue presentado dentro del plazo legal previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal y que además los ahora recurrentes, en su oportunidad interpusieron recurso de apelación restringida, por considerar defectuosa la Sentencia emitida; empero a momento de formular ambos recursos e invocar los precedentes alegados como contradictorios (Autos Supremos Nros. 520/2003, 111/2007, 535/2006 y 436/2006), señalaron éstos a efecto de alegar la presunta contradicción existente entre los mismos y las acusaciones insertas en los numerales 1. y 3. arriba descritas.

Empero, en lo referente a la denuncia inserta en el numeral 2. los recurrentes incumplen con la exigencia establecida en el parágrafo segundo del articulado antes referido, por omitir invocar precedente contradictorio a momento de fundamentar su alegación e indefectiblemente por no señalar la presunta contradicción existente entre la acusación referida y el precedente extrañado, lo cual se constituirá en la base y sustento legal del recurso de casación, para que en definitiva se logre establecer la existencia o no de la contradicción alegada.

No obstante a ello, a efecto de revisar los datos del proceso y evidenciar la existencia o no del defecto absoluto alegado por los recurrentes en el tantas veces enunciado numeral 2., corresponde a este Tribunal Supremo abrir su competencia excepcionalmente, en función del mandato supralegal contenido en los arts. 115 y 410 de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, con relación a la previsión inserta en el art. 169 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal, debiendo declararse la admisibilidad del recurso de casación interpuesto, sujeta a la presente aclaración.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la regla contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Reyna Sarzuri Medina, Beatriz Sarzuri Medina y Pedro Juan Tola (fs. 88 a 89) impugnando el Auto de Vista Nro. 222 emitido el 21 de diciembre de 2011 (fs. 79 a 81) por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, en el proceso penal seguido por Pascual Ticonipa Quispe y Eleuteria Quispe de Ticonipa contra los recurrentes por la presunta comisión de los delitos de calumnia e injuria, previstos y sancionados por los arts. 283 y 287 del Código Penal; y, dispone que, por Secretaría de Sala se remita copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese y notifíquese.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Magistrado Relator)

Dr. Jorge Isaac von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano