SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 64/2012

EXPEDIENTE: La Paz 44/2012 Sucre, 9 de abril de 2012

DISTRITO: La Paz

PARTES: Jorge Mauricio Galindo Canedo y Henry José Ruíz Weisser en representación de la Sociedad Industrial Molinera S.A. "SIMSA" contra Julia Asunta Sillerico Negañez

DELITO: apropiación indebida y abuso de confianza


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Julia Asunta Sillerico Negañez (fs. 244 a 246), impugnando el Auto de Vista Nro. 003/2012 emitido el 24 de enero de 2012 por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicial de La Paz (fs. 236 a 241) en el proceso de acción penal privada a querella de Jorge Mauricio Galindo Canedo y Henry José Ruiz Weisser en representación de la Sociedad Industrial Molinera S.A. "SIMSA" contra la recurrente por la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida y abuso de confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Que dicho recurso tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1.- Sustanciado el caso por el Juzgado Tercero de Sentencia en lo Penal de la Capital del Departamento de La Paz dictó Sentencia Nro. 021/2011 de 22 de septiembre de 2011 declarando a Julia Asunta Sillerito Negañez autora de los delitos de apropiación indebida y abuso de confianza; 2.- La acusación particular y Julia Asunta Sillerito Negañez (imputada) interpusieron recurso de apelación restringida contra dicha sentencia, las que fueron declaradas improcedentes por el Tribunal de Alzada, confirmando por lo tanto la Sentencia impugnada por ambas partes (fs. 236 a 241); dando con ello lugar a que la inculpada presente el recurso que es caso de autos.

Que la recurrente acusó que el Tribunal de Alzada: a) Dictó una resolución carente de fundamentación, la que es insuficiente y contradictoria; b) Desconoce sus derechos a tal punto que el Vocal convocado, quien además escuchó los alegatos en audiencia, no suscribe el Auto de Vista, sino es otro Vocal.

Finalizó señalando, que apela en Casación impugnando el Auto de Vista, instancia donde fundamentará con mayores elementos de convicción su inocencia, la anulación del juicio y otros aspectos.

CONSIDERANDO: Para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: a) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; b) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado; c) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; d) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañar como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

CONSIDERANDO: Que el principio de impugnación en los procesos judiciales, se halla garantizado por la Constitución Política del Estado en su Art. 180 parágrafo II; garantía judicial contenida también en el art. 8 nral.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y el art. 14 nral. 5) del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; garantía que para hacerse efectiva, a momento de interponer los distintos recursos legales, debe efectuarse de conformidad a lo establecido por el art. 396 numeral 3) del CPP, observando las condiciones de tiempo y forma; en ese entendido, es preciso hacer hincapié en que el objetivo del recurso de Casación es el de uniformar la jurisprudencia, para ese efecto, el Tribunal Supremo de Justicia, ante la interposición de un recurso, resuelve en base al derecho objetivo la probable contradicción existente entre el fallo impugnado, con otro dictado por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia o las Sala Penales de las Cortes Superiores de Distrito (Tribunales Departamentales de Justicia), desplegando labor de unificación de criterios, con la finalidad de otorgar seguridad jurídica a las partes en pro al derecho a la igualdad, no debiendo considerarse bajo ningún aspecto que constituye una nueva oportunidad de revisión del fallo, por lo que la obligación impuesta al recurrente de invocar el precedente contradictorio a tiempo de formular el recurso de Apelación Restringida o en su caso a tiempo de presentar el Recurso de Casación, precisando en forma fundamentada la situación de hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes, no constituye una mera formalidad, sino es una exigencia primordial de inexcusable cumplimiento por constituir el eje de acción a través del cual se desarrolla la competencia atribuida al máximo Tribunal; consecuentemente, se debe entender que, la inexistencia de los elementos de similitud tiene como efecto que el Tribunal de Casación declare inadmisible el recurso.

De forma extraordinaria y sólo ante las denuncias referentes a la vulneración de garantías y/o derechos fundamentales, que podrían devenir en defectos absolutos y la consiguiente nulidad de actos, el Tribunal de Casación podrá resolver dichas vulneraciones; al efecto, las denuncias deben ser expresas (art. 17 parágrafo segundo de la LOJ), las que también deben encontrarse debidamente fundamentadas, exponiendo el derecho que reclama como transgredido y la acción u omisión que considere vulneratoria a ese derecho; el incumplimiento de estos requisitos por parte del impetrante, impide abrir la competencia del Tribunal de Casación ante denuncias al respecto.

Bajo las consideraciones precedentes, éste máximo Tribunal arribó a las siguientes conclusiones: a) El Recurso de Casación fue interpuesto contra el Auto de Vista Nº 03/2012 dictado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de la ciudad de La Paz dentro plazo legal, cumpliendo así con lo dispuesto por el párrafo primero del art. 417 del CPP; b) La recurrente, no invocó ningún precedente contradictorio que considere sea contrario al Auto de Vista que impugna, tampoco acompañó copia del recurso de apelación restringida en la que se hubiese invocado algún precedente, por ello, el recurso incumple la exigencia contenida en el párrafo segundo del artículo precitado, además de lo dispuesto por el art. 416 parte in fine de la misma normativa legal; es decir, adolece del requisito de establecer con precisión la contradicción existente entre un Auto de Vista o Auto Supremo emitido por alguna Sala Penal con relación al Auto de Vista que se impugna, impidiendo así a éste Tribunal cumplir con los fines y objetivos desglosados anteriormente, de lo que se extrae que la formulación del recurso resulta defectuosa, pues no cumple con los requisitos que el ordenamiento jurídico exige para ello; contrariamente, el memorial se encuentra redactado en términos generales e imprecisos, con total desconocimiento de la norma legal, ignorando los fines y objetivos del Recurso de Casación ya mencionados; no expresó las razones por las que considera que el recurso carece de fundamentación y mucho menos explicó cual es la contradicción a la que hace referencia; tampoco señaló la normativa o los derechos que cree fueron vulnerados por el tribunal de alzada, esto con la finalidad de verificar la existencia o no de defectos absolutos, puesto que la sola enunciación resulta insuficiente para entender las pretensiones de la impetrante, por ende esa omisión no puede ser suplida de oficio por éste Tribunal por ser el sustento legal para su admisibilidad.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida en el art. 42 num. 1 de la Ley del Organo Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Julia Asunta Sillerico Negañez, impugnando el Auto de Vista Nro. 003/2012 emitido el 24 de enero de 2012 por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz (fs 244 a 246) en el proceso de acción penal privada a querella de Jorge Mauricio Galindo Canedo y Henry José Ruiz Weisser en representación de la Sociedad Industrial Molinera S.A. "SIMSA" contra la recurrente por la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida y abuso de confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del Código Penal.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Magistrado Relator)

Dr. Jorge Isaac von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano