SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 51/2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 38/2012 Sucre, 19 de marzo de 2012

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Ministerio Público, H.A.M. de Vallegrande contra Ignacio Morón Rojas

DELITO: peculado y conducta antieconómica


VISTOS: Los recursos de casación interpuestos por la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha (fs. 691 a 692 ), y el imputado Ignacio Morón Rojas (fs 704 a 705), impugnando el Auto de Vista Nro 477/2011 emitido el 20 de Octubre de 2011 (fs. 684 a 686) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz en el proceso penal seguido por el Ministerio Público y querella de la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande contra Ignacio Morón Rojas con imputación por comisión de los delitos de peculado y conducta antieconómica, previsto por los arts. 142 y 224 del Código Penal.

CONSIDERANDO: Concluido el juicio oral, público y contradictorio el Tribunal de Sentencia de Vallegrande, por Sentencia Nro 03/2011 de 9 de abril de 2011 (fs. 698 a 710) declaró a Ignacio Moron Rojas autor de los delitos de peculado y conducta antieconómica, tipificados por los art.142 y 224 del Código Penal, condenándolo a la pena de tres años de presidio a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz, así como al pago de 80 días multa a razón de Bs. 10 por día, el pago del daño civil ocasionado a la victima y al pago de costas y gastos ocasionados al Estado.

Ambas partes interpusieron recursos de apelación restringida (fs. 714 a 715 y 721 a 722) que fueron resueltos por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz por Auto de Vista Nro 477/2011 de 20 de octubre de 2011, declarándolos improcedentes y confirmando la sentencia impugnada, dando origen a los recursos de casación que es caso de autos

La parte querellante y el procesado interpusieron recursos de casación en el orden siguiente:

1.- La Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por,Armando Quiroz Rocha, alegó:

Que Ignacio Morón Rojas fue declarado autor y culpable de los delitos de peculado y conducta antieconómica, en consecuencia conforme a las reglas de aplicación de la pena establecida por el art. 45 del Código Penal, correspondía imponer al acusado la pena del delito más grave en su grado máximo de ocho años y al no haber actuado de esta manera el Tribunal de Sentencia de Vallegrande infringió la ley.

Que el Tribunal de Apelación para justificar el fallo pronunciado en el cuarto considerando, sostiene de manera errónea que Ignacio Morón Rojas no fue juzgado por el no cobro de las boletas de garantía que fueron entregadas por la empresa, llegando a establecer que este hecho no hubiese causado daño económico al Municipio; asimismo el Tribunal de Alzada al declarar improcedentes los recursos de apelación restringida, de manera ilegal favorece al acusado Ignacio Moron Rojas, puesto que al no reparar los agravios invocados en su recurso de apelación, referidos a la aplicación de la pena cuando existe concurso real de delitos, se vulnera los principios y valores de igualdad, en tal virtud invoca los Autos Supremos Nros. 240 de 17 de noviembre de 2008, 62 de 2 de febrero de 2003, 409 de 15 de octubre de 2002, 583 de 13 de noviembre de 2001, 272 de 9 de marzo de 2007, 420 de 17 de noviembre de 2008, y Nº 86 de 8 de marzo de 2002.

Finalizó pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista Nro. 477 de 20 de octubre de 2011 y se establezca doctrina legal aplicable.

2.- El procesado Ignacio Morón Rojas a tiempo de plantear recurso de casación, acusó:

La existencia de defectos absolutos en el proceso y la sentencia, denunciados ambos en la apelación restringida, misma que fue valorada erróneamente por el Tribunal de Apelación en el Auto de Vista impugnado, defectos previstos por los arts. 169 inc. 3, 370 incs. 1, 3, 4 y 6 del Código de Procedimiento Penal, respecto a la incorporación ilegal de medios probatorios al juicio, que determinaron su condena por un delito por el que no fue acusado, violando así el derecho a la defensa, al debido proceso, al principio de inocencia establecidos en los arts. 115, 116, 117, 119, 120 de la Constitución Política del Estado.

Que existe defectuosa valoración de la prueba y errónea aplicación de la ley sustantiva del art. 370 inc. 1) del Cód. de Proced. Penal, toda vez que no se cometió el delito de peculado, puesto que la base del hecho por el que se le sentenció fue el no cobro de las boletas de garantía, el mismo que no se constituye en delito como lo manifiesta el Tribunal de la causa.

Concluyó pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista recurrido.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los arts 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, las cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causar agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

CONSIDERANDO: En ese entendido analizados los recursos de casación interpuestos, se llega a establecer las siguientes conclusiones:

En cuanto al recurso de casación planteado por la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande representada legalmente por Armando Quiroz Rocha se advierte:

I.- Que el recurrente presentó el recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, adjuntando a su recurso la copia de la apelación restringida en la cual se citan precedentes contradictorios conforme determina el párrafo segundo del art. referido.

II.- Que en el recurso de casación si bien se invocan los Autos Supremos Nros. 240 de 17 de noviembre de 2008, 62 de 2 de febrero de 2003, 409 de 15 de octubre de 2002, 583 de 13 de noviembre de 2001, 272 de 9 de marzo de 2007, 420 de 17 de noviembre de 2008 y 86 de 8 de marzo de 2002, se omite señalar en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes señalados, obviando establecer el nexo de identidad o situación de hecho similar existente, limitándose simplemente a citarlos y a repetir los argumentos expuestos en su apelación restringida, cuando se debe cumplir con la debida motivación respecto a la contradicción que se alega, lo que no acontece en el caso de autos, incumpliéndose de esta manera con lo previsto por los arts. 417 y 418 del Código de Procedimiento Penal.

III En cuanto a la denuncia de la supuesta vulneración al principio de igualdad, se tiene que el recurrente tampoco señala la forma en que el Tribunal de Alzada hubiera vulnerado el mismo, resultando insuficiente simplemente mencionarla, sin que se cumpla previamente con la carga procesal de detallar con precisión y probar objetivamente cuál es el acto procesal que ha restringido el derecho o garantía vulnerado y explicar el resultado dañoso que ha sido emergente del defecto, lo que involucra incumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa procesal para la admisibilidad del recurso.

En lo que corresponde al recurso de casación planteado por Ignacio Moron Rojas se colige:

I.- Que el recurrente presentó el recurso de casación dentro el plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, anexando al mismo el Auto Supremo Nro. 025 de 4 de febrero de 2010 y el Auto de Vista impugnado, empero no se acompaña la copia de la apelación restringida que es exigida como única prueba admisible por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal.

II.- Por otra parte se advierte que en el memorial del recurso de casación, en el Otrosi 1ro se enuncia dos Autos Supremos Nros. 51 de 9 de marzo de 2010 y 025 de 4 de febrero del mismo año 2010, sin embargo los mismos son mencionados en calidad de prueba y para reforzar su pretensión jurídica, no siendo invocados expresamente como precedentes contradictorios, en ese entendido al no contar con precedente que contradiga el Auto de Vista impugnado, no se puede resolver en base a derecho objetivo la probable contradicción; no obstante a ello en el presente recurso se denuncia la existencia de defectos absolutos al tenor del art. 169 num. 3 del Código de Procedimiento Penal, toda vez de que el Tribunal de Alzada no habría valorado correctamente las acusaciones realizadas en la apelación restringida correspondiente a la incorporación ilegal de los medios probatorios, la defectuosa valoración de la prueba y errónea aplicación de la ley sustantiva en el art.370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal, aspecto que vulnera el derecho a la defensa, al debido proceso, al principio de inocencia, establecidos en los arts. 115, 116, 117, 119, 120 de la Constitución Política del Estado, violentando además disposiciones internacionales como el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, así como la Convención Americana sobre Derechos Humanos, consiguientemente al haberse detallado en el recurso cuales son los derechos y garantías vulnerados, corresponde revisar la posible existencia de aquellas violaciones denunciadas.

III.- Consecuentemente, bajo esta premisa, haciendo abstracción a los requisitos de forma, corresponde con carácter excepcional disponer la admisión del recurso de casación interpuesto a efectos de verificar la veracidad de la existencia de posibles defectos absolutos.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y la disposición contenida en el art. 418 del Código de Procedimiento Penal declara INADMISIBLE el recursos de casación interpuesto por Armando Quiroz Rocha en representación de la Honorable Alcaldía Municipal de Vallegrande (fs 691 a 692) por la falta de cumplimiento de los requisitos formales exigidos por ley; y ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Ignacio Morón Rojas (fs. 704 a 705) contra el Auto de Vista Nro. 477/2011 de 20 de octubre de 2011, dictado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz; y, dispone que por Secretaría de Sala se remita copias legalizadas de la Sentencia, el Auto de Vista y el presente Auto Supremo a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia, para que se inhiban de dictar resoluciones en las que se debaten las mismas cuestiones de derecho, hasta que se les haga conocer la resolución emergente de este recurso de casación, todo conforme prevé el citado art. 418 en su parágrafo segundo del mismo cuerpo legal.

Regístrese, notifíquese y cúmplase

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano