SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 36/2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 26/2012 Sucre, 29 de febrero de 2012

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Ministerio Público contra Benita Rodas Flores

DELITO: transporte


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Benita Rodas Flores (fs. 476 a 477), impugnando el Auto de Vista Nro. 58/2011 emitido el 14 de septiembre de 2011 (fs 467 a 470) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente por el delito de transporte de sustancias controladas, sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: Que el Auto de Vista impugnado fue pronunciado en atención al recurso de apelación restringida (fs. 450 a 456) que interpone la imputada, confirmó la Sentencia condenatoria (fs. 421 a 426) dictada al término del respectivo juicio oral por el Tribunal Segundo de Sentencia de la ciudad de Santa Cruz que declaró a la recurrente, autora del delito de transporte de sustancias controladas, imponiéndole la pena de ocho años de presidio a cumplir en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz, mas el pago de 500 días multas a razón de un Boliviano por día y costas a favor del Estado que serán calificados en ejecución de sentencia.

Que la recurrente planteó su recurso con los siguientes argumentos: a) Las pruebas de cargo en ningún momento mencionan que se encontró sustancia controlada camuflada y envuelta en un edredón en el interior de su maleta de equipaje como expresa la sentencia, toda vez que las pruebas Nros. 1 y 2 indican claramente que la cocaína fue encontrada en una cobertura de plástico con logotipo carving, en cuyo interior existía un edredón de color café, es decir que la cocaína indicada no se encontraba en la maleta de equipaje donde llevaba su ropa y pertenencias, por lo que el Tribunal no llegó a entender que la sustancia controlada no estuvo en su maleta personal como lo dice el informe de intervención policial y el acta de apertura y requisa de maletas; b) Durante el proceso no se ha probado que cometió el delito de transporte de sustancias controladas, toda vez de que no se llegó a demostrar de quien era la sustancia controlada, las pruebas no fueron insertas al juicio de forma legal, incurriendo en el defecto previsto por el art. 370 inc 4) del Código de Procedimiento Penal, asimismo las pruebas fueron valoradas en forma defectuosa por no haberse tomado en cuenta que la cocaína no fue encontrada en la maleta de equipaje donde llevaba su ropa y pertenencias; c) Se quebrantó el procedimiento penal, violando e interpretando mal el Código de Procedimiento Penal en su art. 8 al haber demostrado que los indicios y pruebas no son suficientes para imponerle la pena de ocho años, dado el quebrantamiento de la ley y considerando su buena fe, debían sancionarla por tentativa que es lo que mas le favorece, pues no se observó el principio "INDUBIO PRO - REO".

Finaliza pidiendo, se enmienden los errores procesales cometidos y dicten fallo en aras de equidad y justicia que favorezca su libertad.

CONSIDERANDO: Que para la admisibilidad del recurso de casación, se debe cumplir las condiciones formales previstas en los art. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes con la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Señalar en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia por causar agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del recurso de apelación restringida en la que se invocó el precedente.

En ese sentido analizado los argumentos expuestos por la procesada se establecen las siguientes conclusiones:

I.- Que la recurrente si bien presentó el recurso de casación dentro el plazo de los 5 días previsto por el art. 417 del Código de Procedimiento Penal, solo adjunto a su recurso el Auto de Vista impugnado, omitiendo anexar la única prueba admisible, como es la copia de la apelación restringida en la que se debió invocar el precedente contradictorio, conforme determina el parágrafo segundo del referido artículo.

II.- Que en el recurso de casación no se invocó precedente contradictorio y al no contar con precedente que contradiga el Auto de Vista Impugnado no se puede resolver en base a derecho objetivo la probable contradicción existente, por lo que el Tribunal de Casación no puede ingresar a considerar el recurso deducido al no contar con este requisito establecido por ley.

III.- Consecuentemente, si bien la procesada interpuso recurso de casación dentro del término previsto por ley, no se cumplieron con los requisitos previstos por los art. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, lo que deviene en inviable.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de sus atribuciones, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1 de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación de la disposición contenida en el artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Benita Rodas Flores (fs. 476 a 477), impugnando el Auto de Vista Nro. 58/2011 emitido el 14 de septiembre de 2011 (fs 467 a 470) por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Santa Cruz en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra la recurrente por el delito de transporte de sustancias controladas, sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.-

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano