SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 27/2012

EXPEDIENTE: Santa Cruz 19/2012 Sucre, 16 de febrero de 2012

DISTRITO: Santa Cruz

PARTES: Ministerio Público contra Mario Sejas Flores y Edwin Vasquez Gonzáles

DELITO: transporte


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Edwin Vásquez Gonzáles (fs. 397 a 401), impugnando el Auto de Vista Nro. 96 emitido el 23 de diciembre de 2011 (fs. 384 a 387) por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente con imputación por comisión delito de transporte de sustancias controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

CONSIDERANDO: Que el recurso de referencia tuvo origen en los siguientes antecedentes: 1.- El Tribunal Primero de Sentencia de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, dictó la respectiva resolución el 4 de agosto de 2011 (fs. 347 a 356) por medio de la cual declaró a Edwin Vásquez Gonzáles, autor del delito de transporte de sustancias controladas, y por ello lo condenó a la pena de ocho años de presidio. 2.- Habiendo el imputado interpuesto recurso de apelación restringida contra esa resolución, tal recurso fue declarado admisible e improcedente por el Tribunal de Alzada, dando origen al recurso que es caso de autos.

Que el impetrante formuló su recurso de casación, sosteniendo lo siguiente: a) Vulneración de los derechos a la seguridad jurídica, a la defensa y al debido proceso al no haber sido notificado con la acusación fiscal ni con el auto de apertura de proceso, siendo obligado sin notificación alguna para su persona a asistir a la audiencia de constitución extraordinaria de tribunal. b) Insuficiente producción probatoria, por parte del Ministerio Público que no puede ser suplida por el Organo Jurisdiccional presumiendo su culpabilidad en vez de su inocencia, contrario al precedente contradictorio A.S. Nro. 474 de 8 de diciembre de 2005. Que la prueba documental carece de valor alguno y no debe ser considerada como tal, pues debieron ser exhibidos ante el recurrente para que los reconozca e informe sobre ellos, lo cual no existió, violando los artículos 167, 169, 170, 370 y 396 (sin especificar el cuerpo legal del cual forman parte). El Informe Pericial Toxicológico no debió ser valorado, porque se encontraba viciado por defectos absolutos, al no haber sido presentado en audiencia para ser avalado, contradicho, refutado o cuestionar a la persona que lo realizó, vulnerando el art. 14 num. 3, inc. e) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; por lo que, conforme al art. 169 inc. 3) y 413 del Código de Procedimiento Penal solicita se anule totalmente la Sentencia, por vulnerar derechos y garantías constitucionales al obtener la prueba y pide se dicte sentencia absolutoria a su favor, para luego expresar por qué recurrió en apelación restringida. d) Que la sentencia se basó en hechos inexistentes y no acreditados, con valoración defectuosa de la prueba documental, pericial y testifical, sumada a la "presión del Ministerio" utilizada en contra de los jueces técnicos, donde personeros del gobierno central decían: "me encuentro en Santa Cruz mi hermano en un juicio de 1008 el jefe nos mandó ya que aquí en Santa Cruz ocurren cosas increíbles la fiscalía no gana juicios y los jueces los sueltan nomás..." (sic.).

Concluye alegando que, no se lo dejó asumir defensa en audiencia de juicio oral para excluir la prueba ilícita antes mencionada, constando en la grabación su pedido; por lo que solicita: se excluya la prueba pericial referida al informe de toxicología, más las pruebas documentales no exhibidas, más la testifical no ratificada por el investigador, debiendo anularse la sentencia por ser lesiva e inconstitucional y dictarse una nueva por otro Tribunal.

CONSIDERANDO: Para la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1) Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2) Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3) Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4) La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del Recurso de Apelación Restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso en contra de la sentencia por causarle agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente.

Ahora bien, el solicitante planteó su recurso de casación en el término previsto por ley y a su vez invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo Nro. 474 de 8 de diciembre de 2005, empero, dicha resolución no se constituye en precedente legal contradictorio por emerger de un caso correspondiente al antigüo Código de Procedimiento Penal; por lo cual, su invocación no se adecua a los requisitos requeridos para la admisibilidad del presente recurso.

Con relación al Auto Supremo Nro. 479 de 8 de diciembre de 2005, no establece en forma clara y precisa el sentido jurídico contradictorio de dicho fallo en relación al Auto de Vista impugnado.

Finalmente, respecto a las alegaciones correspondientes a los supuestos defectos absolutos acusados por el recurrente con carácter genérico, es menester indicar que no se cumplió con la carga procesal de especificar y acreditar que el recurrente efectuó a través de los mecanismos legales pertinentes su reclamo relativo al informe toxicológico, sin demostrar además en qué medida dicho aspecto incide en la vulneración de sus derechos o garantías previstos en la Constitución Política del Estado, las Convenciones y Tratados internacionales vigentes y en el Código de Procedimiento Penal, para que aquel defecto alegado se constituya en absoluto.

Que por lo expuesto quedó claro que el impetrante presentó su recurso sin cumplimiento de los requisitos exigidos para el efecto por el art. 416 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia de Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 42 numeral 1 de la Ley del Órgano Judicial y art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por el procesado Edwin Vásquez Gonzáles (fs. 397-401) impugnando el Auto de Vista Nro. 96 emitido el 23 de diciembre de 2011 (fs. 384-387) por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra el recurrente con imputación por comisión delito de transporte de sustancias controladas, previsto y sancionado por el art. 55 de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano