SALA PENAL PRIMERA

EXPEDIENTE: Cochabamba 08/2012

AUTO SUPREMO Nº 13/2012 Sucre, 30 de enero de 2012

DISTRITO: Cochabamba

PARTES: Ministerio Público contra Paola Fabiola Ramirez Camacho, Alejandro Emiliano Peñafiel Calderón y David Dalio Paco Yapura

DELITO: tráfico


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público (fs. 199 a 200), impugnando el Auto de Vista emitido el 30 de marzo de 2011 (fs. 186-195) por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba en el proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Paola Fabiola Ramirez Camacho, Alejandro Emiliano Peñafiel Calderón y David Dalio Paco Yapura, por la comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al inc. m) del art. 33, ambos de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley Nro. 1008 de 19 de julio de 1988), los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO: Que el Tribunal de Sentencia Nro. 1 de la ciudad de Cochabamba, por votación unánime de los cuatro jueces que lo conforman, dictó sentencia condenatoria (fs. 98-104 vlta.) que declaró a los procesados: Paola Fabiola Ramirez Camacho autora y culpable de la comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, imponiéndole la pena de dieciocho años de presidio, a cumplir en el Centro de Rehabilitación San Sebastián (mujeres) de la ciudad de Cochabamba, con costas a favor del Estado, más una multa de doscientos días a razón de Bs. 2,00 por día; Alejandro Emiliano Peñafiel Calderón cómplice y culpable de la comisión del delito de tráfico de sustancias controladas, imponiéndole la pena de doce años de presidio, a cumplir en el Centro de Rehabilitación El Abra de Cochabamba, con costas a favor del Estado, más una multa de doscientos días a razón de Bs. 2,00 por día; y David Dalio Paco Yapura autor y culpable de la comisión del delito de tráfico, imponiéndole la pena de diez años de presidio, a cumplir en el Centro de Rehabilitación El Abra, con costas a favor del Estado, más una multa de doscientos días a razón de Bs. 2,00 por día.

Fallo apelado por los procesados, mismo que fue revocado en parte mediante el Auto de Vista de 30 de marzo de 2011 (fs. 186-195), emitido por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, cuya resolución es ahora recurrida en casación con los siguientes argumentos:

1. Que tomando en cuenta que los recurrentes no interpusieron recurso de apelación restringida por estar conformes a la sentencia que en su momento fuere pronunciada en contra de los procesados, no podían invocar precedente y menos acompañar copia alguna del recurso de apelación no interpuesto; no obstante a ello, conforme a la igualdad de oportunidad de las partes prevista en el artículo 12 del Código de Procedimiento Penal y conforme a la Resolución Nº 377 emitida el 10 de octubre último por la Sala Penal de la Corte Suprema, piden se admita el presente recurso.

2. Que el auto de vista recurrido fundamenta su resolución en sentido de que la procesada Paola Fabiola Ramirez Camacho cometió el delito de suministro de sustancias controladas en vez de tráfico de las mismas, vulnerando el principio de legalidad bajo el principio iura novit curia.

3. Que la sentencia de primera instancia hace una exacta aplicación de lo previsto en el art. 48 de la Ley Nro. 1008, de donde resulta que existiendo elementos objetivos y subjetivos del cuadro fáctico, corresponde tomar en cuenta el por qué se califica como delito de tráfico y no de suministro, conforme a los sub-principios de dichos tipos penales.

4. Que el Auto de Vista recurrido habla de "parcialidad con la querellante" (sic.), que no se tomó en cuenta la "cadena de custodia" (sic.) y otros errores propios de la transcripción por trabajar en plantillas, alegando que el tribunal de apelación dictó su resolución "a las volandas", (sic.), sin analizar, ni valorar la prueba, llegando a un resultado falso al cambiar el tipo penal por uno más benévolo y sin razón jurídica, basados en supuestos.

Merced a ello, solicitan conceder el referido recurso y se pronuncie resolución determinando si existe o no la contradicción en los términos del art. 416 de la norma procesal penal y en su caso proceda a casar la sentencia apelada.

CONSIDERANDO: Que ahora a efecto de determinar la admisibilidad del recurso de casación, resulta menester observar y cumplir con los requisitos establecidos en los arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, los cuales son: 1. Que sea interpuesto contra los Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por las demás Cortes Superiores de Justicia ahora Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ahora Tribunal Supremo de Justicia; 2. Que el recurso de casación sea interpuesto dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado; 3. Que se señale en el recurso en términos precisos la contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el o los precedentes invocados, demostrándose previamente la situación de hecho similar; 4. La invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del Recurso de Apelación Restringida, siempre y cuando hubiese interpuesto dicho recurso contra la sentencia recurrida por causarle agravio, debiendo acompañarse como única prueba admisible copia del Recurso de Apelación Restringida en la que se invocó el precedente contradictorio.

Que del contenido del recurso de casación analizado, se evidencia que el Ministerio Público recurrente no invocó precedente contradictorio alguno, debido a que no apeló de la sentencia por haber sido favorable a sus pretensiones, de lo cual se considera que ante este supuesto, si bien a los recurrentes no les es exigible la presentación de la copia del recurso de apelación restringida (inexistente); empero, aquellos no están exentos de invocar el precedente contradictorio al momento de recurrir en casación, en razón a que dicho recurso es un medio de impugnación que la ley concede a las partes con la finalidad de resolver en base al derecho objetivo la probable contradicción existente entre el fallo dictado en el caso concreto impugnado y el otro dictado por la misma Sala Penal, sea por los Tribunales Departamentales o por el Tribunal Supremo. Debiendo quedar claramente establecido que únicamente refieren la "Resolución Nº 377 emitida el 10 de octubre último por la Sala Penal de la Corte Suprema", entendemos Auto Supremo Nº 377 de 10 de octubre de 2002, cuya cita es antitécnica por no corresponder a la naturaleza del caso de autos, es más refiere la obligación del recurrente de invocar el precedente contradictorio ahora extrañado al mismo.

Que si bien los recurrentes -a momento de haber sido notificados con la sentencia- no formalizaron el recurso de apelación restringida y por lógica no adjuntaron precedente contradictorio alguno ante la inexistencia de dicho medio de impugnación; no obstante a ello, debieron invocar el precedente contradictorio extrañado a tiempo de la presentación del presente recurso de casación.

Por lo que conforme a lo oportunamente fundamentado mediante el Auto Supremo Nro. 027 de 7 de febrero de 2011 y las Sentencias Constitucionales Nro. 1401/2003-R de 26 de septiembre de 2003 y Nro. 0501/2006-R de 30 de mayo de 2006 -entre otras resoluciones- a raiz de la omisión de señalar el precedente contradictorio, que es la base y sustento legal del recurso de casación, se impide abrir la competencia de este Tribunal Supremo de Justicia para analizar y establecer la contradicción, pues ante el incumplimiento de uno de los requisitos previstos por las normas legales arriba citadas, se limita la competencia de este Tribunal.

Consecuentemente, en base a las consideraciones arriba manifestadas, corresponde declarar inadmisible el presente recurso de casación, por incumplimiento a los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal debido a que no se invocó ningún precedente contradictorio con relación al Auto de Vista que impugna el recurrente.

POR TANTO: La Sala Penal Primera del Tribunal Supremo de Justicia de Estado Plurinacional de Bolivia, en aplicación del art. 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público, impugnando el Auto de Vista emitido el 30 de marzo de 2011 por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

FIRMADO: Dr. Fidel Marcos Tordoya Rivas (Presidente)

Dr. Jorge Isaac Von Borries Mendez

ANTE MÍ. Dra. Sandra Magaly Mendivil Bejarano