SALA PENAL PRIMERA

Auto Supremo: No. 233

Fecha : Sucre, 25 de abril de 2011

Expediente : Nro. 182/08

Distrito : La Paz


VISTOS: el Recurso de Casación formulado por Fidel Aguilar Laura, impugnando el Auto de Vista de 09 de agosto de 2008, y su complementario de 30 del mismo mes y año, emitidos por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por los representantes legales de la Cervecería Boliviana Nacional contra el recurrente y otros, con acusación por la comisión de los delitos de Cheque en Descubierto, Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados en los artículos 204, 345 y 346 del Código Penal, los antecedentes del proceso; y

CONSIDERANDO: que, a efectos de la admisión del Recurso de Casación, los sujetos procesales se obligan a cumplir, inexcusablemente, los requisitos previstos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, conforme el mandato del artículo 396 inciso 3) del referido cuerpo legal, que en términos generales establece que, los recursos se interpondrán, en las condiciones de tiempo y forma que se determina en el procedimiento de la materia; así el Recurso de Casación debe ser planteado dentro de los cinco días de haber sido notificado con la Resolución de la Apelación Restringida, y sólo procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por la misma u otras Cortes Superiores o por la Sala Penal de la Corte Suprema, entendiéndose que existe contradicción cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance, siendo deber del recurrente señalar en términos precisos la contradicción existente.

CONSIDERANDO: que de la revisión del Recurso de Casación, se advierte que este fue presentado dentro de los cinco días de su notificación, por el cual denunció: 1) Que, el Auto de Vista es superficial, subjetivo y unilateral, incurre en paralogismos sin relación con el caso, al no pronunciarse sobre el motivo de apelación y fundar una decisión en la solicitud de cambio de registro de distribuidor, incidiendo en errónea aplicación de la Ley Sustantiva, vulnerando el debido proceso establecido en el AS. Nº 67 de 27 de enero de 2006. 2) Que el A-quo en la valoración de las pruebas no se sujeto a las reglas de la sana critica, puesto que sin una prueba afirmó que el recurrente se apropió de productos - (cerveza) que obtuvo para su comercialización y lo monetizó, defecto absoluto previsto en el art. 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal y establecido en el AS. Nº 316 de 28 de agosto de 2006. 3) Tampoco se pronunció, sobre la inexistencia del objeto del delito, no concurre la acreditación de los elementos constitutivos de la Apropiación Indebida y del Abuso de Confianza, contrariando al AV. Nº 351 de 23 de diciembre de 2005 (Distrito de La Paz), AV. Nº 14 de 31 de mayo de 2007 (Distrito del Beni), AS. Nº 221 de 3 de julio de 2006, ya que se llevó el juicio sólo sobre supuestos, incurriéndose en defecto de Sentencia previsto en el artículo 370 inciso 1) del Código de Procedimiento Penal, al respecto mencionó los Autos Supremos Nº 59 de 27 de enero de 2007, Nº 236 de 7 de marzo de 2007.

Por otro lado, denunció que no existe ningún medio de prueba que acredite que él recogió cerveza de la fábrica y que se apropió del mismo, puesto que el llamado código de distribuidor estaba bloqueado dos años antes, lo que no le permitía operar o recoger productos. Y refiriéndose a los puntos 2, 3, 4, 5, 6 y 7 del Auto de Vista, dice que el mismo no tiene pertinencia ni congruencia, que no existe respuesta a los fundamentos de la apelación, que es citra-petita o exsilencio, que infringe al AS. Nº 6 de 26 de enero de 2007, al Nº 8 de 26 de enero de 2007, constituyendo en un vicio absoluto contra la defensa, por lo que pide dejar sin efecto el fallo recurrido. Señala por último como más precedentes contradictorios el AV. Nº 351 de 23 de diciembre de 2005 y el AS. Nº 73 de 1 de febrero de 2004.

Que en ese entendido, si bien el recurrente mencionó diferentes Autos Supremos y Autos de Vista como precedentes, empero éste no señaló de manera clara y concisa en qué consiste los contradictorios de estos fallos con la Resolución pronunciada por el Tribunal de Apelación, por consiguiente el recurrente incumplió con este requisito de forma, ya que la mera mención de un Auto de Vista o un Auto Supremo, de ninguna manera puede constituir un precedente contradictorio como para abrir la competencia de éste Tribunal de Casación; máxime, si no se identificó algún defecto absoluto en el trámite del proceso que haga posible la admisibilidad del Recurso de Casación, sumado a ello, la no presentación de una copia de su Apelación Restringida que haga advertir que se invocó precedentes contradictorios en su momento, estas inobservancias, como sucede en el presente caso, dan lugar a la denegación de la admisión del recurso intentado, conforme a la previsión del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: la Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia en ejercicio de sus atribuciones, en aplicación de la regla establecida por el primer parágrafo del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el Recurso de Casación impetrado por Fidel Aguilar Laura contra el Auto de Vista que cursa en obrados de fojas 1014 a 1016 vuelta. Y dispone que por conducto regular se devuelva actuados al Tribunal que emitió el Auto de Vista impugnado.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.