SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO: No. 698 Sucre, 21 de diciembre de 2010

DISTRITO: Tarija

PARTES: Ministerio Público y Otros c/Tomas García Michel

DELITO: Estafa. (Declara Inadmisible)


VISTOS:el recurso de casación de fojas 178 a 184 interpuesto por Tomás García Michel, impugnando el Auto de Vista de 17 de mayo de 2008 cursante de fojas 161 a 164, pronunciado por la Sala Penal de la Corte Superior del Distrito Judicial de Tarija, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Herbert Trigo Flor y Karin Soledad Reynoso Hoyos de Trigo contra el recurrente, por la comisión del delito de estafa, previsto y sancionado por el artículo 335 del Código Penal, los antecedentes del proceso; y,

CONSIDERANDO: que luego de cumplido todo el procedimiento establecido por la Ley 1970, el Tribunal de Sentencia Primero de la Capital, en fecha 15 de diciembre de 2007 pronunció la sentencia de fojas 139 a 143 vuelta, declarando al imputado Tomás García Michel, autor y culpable del delito de estafa comprendido en el artículo 335 del Código Penal, condenándole a sufrir la pena privativa de libertad de un año y seis meses de reclusión en el penal de Morros Blancos de Tarija, más multa de sesenta días a razón de Bs. 10.- por cada día haciendo un total de Bs. 600.- a favor de la caja de reparaciones, con costas y reparación de daño civil causado a calificarse en ejecución de autos. Asimismo, en mérito al artículo 368 del Código de Procedimiento Penal se concede a favor del condenado el perdón judicial, no comprendiendo la responsabilidad civil que debe ser satisfecha en virtud del artículo 369 de la Ley Nº 1970.

Que, resolviendo la apelación restringida interpuesta por el imputado Tomás García Michel, el Tribunal ad quem expidió el Auto de Vista de fojas 161 a 164, confirmando totalmente la sentencia impugnada. Contra dicho Auto de Vista, ha recurrido de casación el imputado señalado en el exordio (fojas 178 a 184).

CONSIDERANDO: que para la admisibilidad del recurso de casación indefectiblemente deben concurrir los presupuestos contenidos en los artículos 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, requisitos que suponen legalmente cumplir con: a) interponer el recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista; b) señalar la contradicción en términos claros y precisos, tarea que entraña desglosar con fundamento la situación de hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes; y, c) haber invocado el precedente contradictorio a tiempo de formular el recurso de apelación restringida, acompañando copia del mismo.

Que, en este contexto, luego del análisis del recurso planteado, se concluye que el recurrente no cumplió con la carga procesal anteriormente descrita, limitándose a señalar la falta de resolución de las excepciones planteadas en apelación referidas a la prescripción, falta de acción y prejudicialidad, puntos resueltos por el Tribunal ad quem, también realiza una simple enumeración de los artículos 27-10); 29-2); y, 30 del Código de Procedimiento Penal y de algunos Autos Supremos, como Sentencias Constitucionales (que no constituyen precedentes), actitud que de ninguna manera suple la ausencia del precedente, que insoslayablemente debió invocarse con precisión y fundamentación, tanto en apelación restringida como en casación. De lo anotado, se concluye que el recurrente no fundamenta la asimetría jurídica del sentido jurídico de su petitorio con el Auto de Vista impugnado, cuya supuesta contradicción obliga al recurrente a fundamentarla, situación que no se da en la especie, por cuanto no es suficiente señalar que existen defectos absolutos y vicios de nulidad si éstos no se encuentran fundamentadas; habida cuenta, si el Tribunal de apelación en el análisis de autos concluye: 1) el contrato de permuta para perfeccionarse requería la aclaración de las especificaciones del lote de terreno que recién fueron insertadas el 4 de octubre de 2005, no pudiendo operar la prescripción de la acción penal por la transcurso del tiempo; 2) los medios de prueba incorporados cumplen con las exigencias de los artículos 13 y 171 del Código Adjetivo Penal; 3) no puede pretenderse prejudicialidad en la vía civil en una resolución de contrato, cuando para el negocio jurídico celebrado surgen los elementos constitutivos del tipo penal de estafa; 4) no se encuentra fundamentado la pretensión de falta de acción, puesto que el perjuicio fue causado por engaño o artificio que motivo acto de disposición patrimonial realizado por el propio sujeto pasivo en beneficio del sujeto activo, lo señalado demuestra que el Auto de Vista impugnado esta correctamente fundamentado y no existe defecto alguno que amerite violación al debido proceso.

En definitiva, era obligación del recurrente cumplir con los requisitos mínimos comunes a la admisibilidad del recurso de casación, por lo que al ser evidente su inobservancia, corresponde denegar el mismo conforme a la previsión del artículo 418 del Código de Procedimiento Penal.

POR TANTO: la Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el artículo 418 de la Ley Nº 1970, declara INADMISIBLE el recurso de casación deducido de fojas 178 a 184 de obrados.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dra. Ana María Forest Cors.

Dr. Jorge Monasterio Franco.

Ante mí: Sonia Acuña Valverde

Secretaria de Cámara de la Sala Penal Primera.

ibro de Tomas de Razón 4/2010