SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO: No. 010-I Sucre 4 de enero de 2007

DISTRITO: Cochabamba

PARTES : Norma Saavedra de Mejía c/ Mario Alanes Jiménez y otra.

Estafa y otros.


VISTOS: el recurso de casación de fojas 74 a 76, opuesto por Mario Alanes Jiménez y Rosa Margarita Merida Juchani, impugnando el Auto de Vista de 7 de noviembre de 2006 corriente de fojas 71 y 72, pronunciado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso penal de acción privada seguido por Norma Saavedra de Mejía, contra los dos recurrentes, por el delito de estafa, estelionato y alzamiento bienes o falencia civil, previstos y sancionados en los arts. 335, 337 y 344 del Código Penal; y,

CONSIDERANDO: que para la admisibilidad del recurso de casación se deben cumplir los requisitos formales exigidos por los Arts. 416 y 417 de la Ley Nº 1970, debiendo el recurrente interponer el recurso de casación dentro del plazo de los cinco días de haber sido notificado con el Auto de Vista objeto de la impugnación, precisando hechos similares y estableciendo la contradicción de una o más normas sustantivas y adjetivas, aplicadas en el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado.

CONSIDERANDO: que el Juez de Sentencia Nº 4 de Cochabamba, en fecha 20 de junio de 2005, fojas 52 a 54, dicta sentencia declarando a Mario Alanes Jiménez y Rosa Margarita Mérida de Alanes, autores y culpables de la comisión de los delitos previstos en los arts. 335 y 344 del Código Penal, imponiéndoles la pena máxima de tres años de reclusión, absolviéndoles de la comisión del delito de estelionato previsto en el art. 337 del referido Código Penal, sancionándoles además con cien días multa, a razón de Bs. 3 por cada día.

Contra la citada resolución, los procesados interpusieron conjuntamente el recurso de apelación restringida corriente de fs. 58 a 61, impugnación que la Sala Penal Primera de la Corte Superior de Cochabamba, a través del Auto de Vista de 7 de noviembre de 2006, saliente a fojas 71 y 72, declaró improcedente.

CONSIDERANDO: que los co-procesados Mario Alanes Jiménez y Rosa Margarita Mèrioda Juchani, recurren de casación alegando lo siguiente:

1. Que en el recurso de apelación restringida, advirtieron que la sentencia vulneró el Art. 1466 del Código Civil, así como refiere una valoración defectuosa de las pruebas y contradicciones señaladas en los Arts. 407, 370-1 y 6, y 169 del Código de Procedimiento Penal. En suma, que el recurso de apelación restringida se centra en que en una obligación netamente civil, su cumplimiento esta regulado por el Código Civil, máxime si demostraron que como deudores cancelaron los intereses quedando por cancelar únicamente el capital. Agregan que a tiempo de suscribirse el contrato de préstamo es cierto que se ofreció el inmueble como garantía de la obligación, mismo que se encontraba con hipoteca a favor de una institución bancaria, cual confiesa la propia parte civil, por lo que se los puso en venta y con el producto de la venta remanente debería cancelarse la obligación, empero dicha cuantía apenas alcanzó para cubrir el pago de la institución bancaria.

2. Que la sentencia fue resultado de una valoración defectuosa de las pruebas. Así, para la tipificación del Art. 335 del Código Penal, debe cumplirse con los elementos material u objetivo, y subjetivo o premeditación, situaciones que no concurren porque: a) la querellante tenía pleno conocimiento de que el inmueble se encontraba con hipoteca, por tal motivo el inmueble se encontraba con un letrero de "casa en venta", por lo que no hubo intención de estafar, máxime si el resultado de la venta estaba destinado para cubrir el pago del Banco y con el saldo cancelar la obligación; b) era de pleno conocimiento de la parte civil que el único patrimonio conyugal era el inmueble, y a su venta ellos se replegaron a Capinota, su lugar de origen, hecho que no puede ser considerado como ocultación de bienes, por lo que la Sentencia y al Auto de Vista recurrido infringieron los arts. 124, 173, 194 y 359 del Código de Procedimiento Penal.

3. Finalmente refieren la contradicción en la sentencia y la resolución recurrida, señalando que la sentencia fundamenta que "no se ha demostrado el pago de los intereses", sin embargo se tiene que la misma querellante ha confesado que "si se le ha pagado los intereses", con el valor probatorio que le otorga el art. 404-II del Código de Procedimiento Civil, habiéndose infringido por tanto lo dispuesto por el art. 370 del Código de Procedimiento Penal.

Piden por tanto se case la resolución impugnada y revoque la sentencia de primera instancia declarándoles absueltos de pena y culpa, y en su caso disponer que la querellante recurra para el cobro de la obligación a la vía llamada por Ley.

CONSIDERANDO: que Mario Alanes Jiménez y Rosa Margarita Mérida Juchani, interpusieron su recurso absolutamente fuera del término de los cinco días que prescribe el Art. 417 de la Ley Nº 1970, al constar que fueron notificados el 7 de noviembre de 2006, fs. 72 vuelta, e interpusieron su recurso recién el 2 de diciembre del mismo año, cual sale del cargo sentado a fs. 76 vuelta. Adicionalmente, a tiempo de interponer el recurso de apelación restringida y el propio recurso de casación no especifican y menos acompañan precedente contradictorio alguno que permita establecer el sentido jurídico distinto que le hubiere dado la Corte de Alzada ante una situación de hecho similar, limitándose a la cita de disposiciones legales que hacen al sistema de juzgamiento civil ya resueltas en su momento por el Tribunal de Sentencia, consiguientemente, no concurren las condiciones esenciales previstas en el ordenamiento adjetivo penal abrir la competencia del Tribunal Supremo de Justicia para la admisión del recurso, por lo que el recurso deviene en inadmisible, conforme el Art. 418 del mismo cuerpo legal.

POR TANTO: la Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia, en sujeción del Art. 59 numeral 1) de la Ley de Organización Judicial, Art. 50 inc. 1), segunda parte del Art. 417 y primera parte del Art. 418 de la Ley 1970, declara INADMISIBLE el recurso de casación planteado por Mario Alanes Jiménez y Rosa Margarita Merida Juchani, de fojas 74 a 76, por no cumplir con los requisitos estatuidos por ley.

Regístrese y devuélvase actuados al Tribunal de Alzada.

Fdo. Dr. Carlos Jaime Villarroel Ferrer.

Dr. Wilfredo Ovando Rojas.

Sucre 4 de enero de 2007

Proveído.- Abog. Sandra Magaly Mendivil Bejarano - Secretaria de Cámara de la Sala Penal Primera.