SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO: No. 110 Sucre 2 de abril de 2005

DISTRITO : La Paz

PARTES : Ministerio Público c/ Joaquín Cabrera Chura y otros.

Fabricación de sustancias controladas.

MINISTRA RELATORA: Dra. Beatriz A. Sandoval de Capobianco.


VISTOS: los recursos de casación de fs. 395 a 399 y 400 a 401 interpuestos por Rogelio Duran Jurado, Fiscal de Materia y Joaquín Cabrera Chura respectivamente, impugnando el Auto de Vista Nº 166/02 de 11 de marzo de 2002 de fs. 391-393 y vlta. dictado por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Publico contra Joaquín Cabrera Chura, Victoria Huanca Achocalla, Justino Cabrera Chura, Martín Cabrera Mendoza, Ángel Apaza Cabrera, Jacinto Cabrera Chura y Víctor Mendoza Mamani, por la comisión del delito de Fabricación de Sustancias Controladas, sancionado por el Art. 47 de la Ley 1008, los requerimientos fiscales de fs. 417 a 419 y 423 a 426, sus antecedentes, y;

CONSIDERANDO: que la sentencia de fs. 313 a 330 falla declarando a Justino Cabrera Chura (-declarado rebelde a fs. 149 a 150-), absuelto de culpa y pena del delito de Tráfico de Sustancias Controladas con relación al art. 33 inc. m) de la Ley 1008, y lo declara autor del delito de Fabricación sancionado por la 1ra. parte del art. 47 de la Ley 1008, condenándolo a la pena de 10 años de presidio a cumplir en el penal de San Pedro de esa ciudad, al pago de 500 días multa a razón de Bs. 2.- por día, más costas, daños y perjuicios ocasionados al Estado a regularse en ejecución de sentencia. A Joaquín Cabrera Chura lo absuelve del delito de Tráfico de Sustancias Controladas con relación al Art. 33 inc. m) de la Ley 1008, y lo declara autor del delito de Fabricación, sancionado por la 1ra. parte del art. 47 de la Ley 1008, condenándolo a la pena de 6 años de presidio a cumplir en el penal de San Pedro de esa ciudad, al pago de 500 días multa a razón de Bs. 1 por día, más costas, daños y perjuicios ocasionados al Estado a regularse en ejecución de sentencia. A Victoria Huanca Achocalla (-declarada rebelde a fs. 149 a 150-) la absuelve de los delitos previstos en los arts. 47 y 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley 1008 y la declara autora del delito de encubrimiento sancionado por la 2da. parte del art. 75 de la Ley 1008, a quien se le excepciona de sanción por ser esposa del procesado Joaquín Cabrera Chura. A Martín Cabrera Mendoza se le absuelve del delito de complicidad con relación a tráfico y se lo declara autor del delito de Fabricación sancionado en la 2da. parte del art. 47 de la Ley 1008, condenándolo a la pena de 1 año y 6 meses de presidio a cumplir en el penal de San Pedro de esa ciudad, al pago de 300 días multa a razón de Bs. 1 por día, más costas, daños y perjuicios ocasionados al Estado a regularse en ejecución de sentencia. A Jacinto Cabrera Chura autor del delito de Fabricación previsto en la 2da. parte del art. 47 de la Ley 1008, condenándolo a la pena de 1 año y 6 meses de presidio en el penal de San Pedro de esa ciudad, al pago de 300 días multa a razón de Bs. 1 por día, más costas, daños y perjuicios ocasionados al Estado a regularse en ejecución de sentencia. A Víctor Mendoza Mamani, autor del delito previsto en la 2da. parte del art. 47 de la Ley 1008, condenándolo a la pena de 1 año y 6 meses de presidio en el penal de San Pedro de esa ciudad, más al pago de 300 días multa a razón de Bs. 1 por día, costas, daños y perjuicios ocasionados al Estado a regularse en ejecución de sentencia. A Ángel Edwin Apaza Cabrera, absuelto del delito sancionado por el art. 48 de la Ley 1008. Confisca los dineros incautados a Jacinto Cabrera Chura $us. 600; y con referencia al inmueble situado en la calle 1ro de Mayo Nº 8 manzano Nº 35 de la zona Bautista Saavedra de la ciudad El Alto, se estará a lo dispuesto por el art. 104 de la Ley 1008. Sentencia que en apelación es confirmada con la complementación de que se procede a la incautación del inmueble ubicado en la calle 1ro. de mayo Nº 8 Manzano 35 de la zona Bautista Saavedra de la ciudad de El Alto de acuerdo al art. 71 de la Ley 1008.

Que contra el Auto de Vista mencionado Nº 166/02 de 11 de marzo de 2002 de fs. 391-393, Rogelio Duran Jurado, Fiscal de Materia, interpone el recurso de casación a fs. 395 a 399, denunciando: 1) violación por omisión de los Arts. 47, 48, 33 inc. m) y 53 de la Ley 1008, en la calificación de los hechos en cuanto a los procesados Joaquín Cabrera Chura, Victoria Huanca Achocalla y Justino Cabrera Chura, 2) Infracción directa de la 2da. parte del Art. 47 de la Ley 1008, por haberse aplicado el precepto a hechos no regulados en la norma, y por omisión de los arts. 48 con relación al 76 de la Ley 1008 en la calificación de los hechos en lo concerniente a Martín Cabrera Chura, 3) Infracción directa del Art. 244 del CPP al absolver al procesado Ángel Edwin Apaza Cabrera y violación por omisión de los arts. 48 con relación al 76 de la Ley 1008 en la calificación de los hechos, y pide al Supremo Tribunal case la resolución impugnada y los declare autores a Joaquín Cabrera Chura, Victoria Huanca Achocalla y Justino Cabrera Chura de los delitos sancionados en los arts. 47, 48 y 53 de la Ley 1008, con una pena de 15 años; a Martín Cabrera Chura y Ángel Edwin Apaza Cabrera, autores del delito previsto por el art. 48 con relación al art. 76 de la Ley 1008, sancionándolos a 6 años y 8 meses.

Que a su vez Joaquín Cabrera Chura interpone el recurso de casación de fs. 400 a 401 impugnando el referido Auto de Vista, por violación de los Arts. 47 y 33 de la Ley 1008, y pide al Supremo Tribunal case el Auto de Vista recurrido y se lo absuelva de culpa y pena.

CONSIDERANDO: que del análisis de todos los antecedentes adjuntos al proceso, se desprende que el tribunal ad quem al confirmar la sentencia de primer grado, de modo alguno incurre en la violación o quebrantamiento de leyes que acusa el Fiscal de Materia y el co-procesado Joaquín Cabrera Chura, menos ha efectuado una interpretación errónea de las normas legales, toda vez que en la especie se advierte que los Tribunales de instancia han hecho uso de la facultad que le confieren los arts. 135, 243 y 290 del CPP, de apreciar con prudente arbitrio y en su conjunto los elementos acumulados al proceso, apreciando los hechos probados en contra o favor de los procesados, aspectos que enmarcan las conductas de los procesados a los tipos penales previstos en los arts 47 y 75 de la Ley 1008, participación, calificación del delito y la fijación de la pena según la mayor o menor gravedad del hecho, con razonamiento lógico y aplicando un criterio justo.

CONSIDERANDO: que el delito es la conjunción de una conducta típica, antijurídica y culpable, la tipicidad es la acción u omisión que se subsume en un tipo penal, donde cabe el hecho realizado; y la comprobación de la comisión del delito genera como ocurrió en el caso de autos, la declaración judicial de la responsabilidad y la imposición de la pena, haciendo efectiva la potestad punitiva del Estado, mediante la fijación de una pena, por lo que la tipicidad, antijuricidad y culpabilidad integran el concepto del delito en el hecho punible; en consecuencia corresponde la aplicación del Art. 307-2 del Código Procedimiento Penal.

CONSIDERANDO: que Martín Cabrera Mendoza a fs. 421 y vlta. solicita al Tribunal Supremo la extinción de la acción penal a favor de su persona, apoyado en la Disposición Transitoria 3era. de la Ley 1970 y la Sentencia Constitucional Nº 101/04 de 14 de septiembre de 2004.

Que no siendo atribuible al órgano jurisdiccional la demora en la tramitación de la presente causa, sino a los co-procesados, como se desprende por la declaración de rebeldía de Justina Huanca Achocalla y Justino Cabrera Chura a fs. 149 a 150, suspensión de audiencias de confesión por inasistencia del abogado defensor a fs. 144 y 146, suspensión de audiencia de confesión por inasistencia del procesado y abogado defensor a fs. 154, inasistencia del abogado defensor a la audiencia de confesión de fs. 160, inasistencia de los procesados al debate de fs. 243, petición de excepción de sanción a favor de los rebeldes Justina Huanca Achocalla y Justino Cabrera Chura a fs. 303; sumado a ello tenemos la complejidad de la causa, y el numero de imputados que son siete; en consecuencia es inviable la extinción de la acción penal, por no cumplir los presupuestos previstos para la procedencia de dicha medida jurisdiccional.

POR TANTO: la Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia, en ejercicio de la atribución 1ra. del art. 59 de la Ley de Organización Judicial, en desacuerdo con el requerimiento Fiscal de fs. 417 a 419, y en aplicación del Art. 307-2 del CPP de 1972 declara INFUNDADO el recurso de nulidad deducido por Rogelio Duran Jurado, Fiscal de Materia y Joaquín Cabrera Chura a fs. 395 a 399 y 400 a 401 respectivamente. Y por otra parte de acuerdo con el requerimiento fiscal de fs. 423- a 426 declara NO HABER LUGAR a la extinción de la acción penal a favor de Martín Cabrera Mendoza.

RELATORA: Ministra Dra. Beatriz A. Sandoval de Capobianco.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García.

Dra. Beatriz A. Sandoval de Capobianco.

Sucre 2 de abril de 2005.

Proveído.- Ruth Burgos Bonilla - Secretaria de Cámara.