SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:                Nº 634

Sucre:                        12 de diciembre de2014

Expediente:                        LP-188-11-S

Distrito:                        La Paz

Magistrado  Relator :      Dr. Javier Medrano Serrano Llanos

VISTOS:        el  recurso  de  casación en   la  forma y  en   el  fondo interpuestos por  el Gobierno Municipal de La paz  a través de su representante        legal  Vladimir Gutiérrez Ramírez a  nombre del Alcalde Municipal de  La Paz,  Luis  Antonio Revilla Herrero, de fojas  296  a 303 vuelta, contra el Auto de Vista N° 262/11 de 27 de mayo de  2011, pronunciado por  la  Sala  Civil Segunda de la entonces Corte Superior del  Distrito Judicial  de  La  Paz,  en  el proceso sobre mejor derecho de  propiedad y  acción negatoria, seguido por  Constancio Quispe Mamani y  Florencia Ventura de Quispe contra  el  Gobierno Municipal de  La  Paz,  el  Auto  que concede el mismo de fojas  306,  de los  antecedentes procesales; y,

CONSIDERANDO:   que,  el Juez   Séptimo de  Partido en  lo Civil y Comercial de  La Paz,  pronunció la  Sentencia N° 300/2009  de 11 de agosto (fojas 221  a 230  vuelta), declarando improbada la demanda  principal y  probada  en  parte   la  demanda reconvencional sobre mejor derecho propietario y  acción negatoria, sobre ,el inmueble ubicado en  la  zona  el  Gramadal, actual Urbanización Amor de  Dios, final  Seguencoma Bajo  de esa  ciudad, con  una   superficie de  123.136 m? e improbada la acción de nulidad de Escritura Pública, cancelación de partidas y pago  de daños y perjuicios, sin costas por  ser juicio doble.

Deducida  la   apelación  por    Constancio   Quispe   Mamani  y Florencia  Ventura   de   Quispe,  así    como  por    el   Gobierno Municipal de La Paz, la Sala  Civil Segunda de la entonces Corte Superior del  Distrito Judicial  de  La paz  mediante  Auto  de  Vista N°  262/11   de   27de    mayo  de   2011    (fojas 286   a  287   vuelta), aprobó y confirmó la  Sentencia  N° 300/2009,   sin  costas.

Esta    resolución   superior   dio   lugar   al   recurso   de   casación interpuesto    por    el   Gobierno   Municipal   de    La   Paz,    en    los términos expresados  en  su  memorial de fojas  296  a 303 vuelta.

CONSIDERANDO II: de   los  Fundamentos    del  Recurso   de Casación:  que,  el Gobierno Municipal de La paz  en  su  recurso de casación en  el fondo y en  la forma de  12 de  agosto de  2011 (fojas 296  a  303  vuelta), citando los  artículos 253  inciso 1) y 254   inciso  7)  del   Código de   Procedimiento Civil, señaló  lo siguiente:

Con relación   al  recurso  de casación  en  la forma:   se habría vulnerado el artículo 192 inciso 3) del  Código de Procedimiento Civil, existiendo contradicción e  incongruencia en  el  Auto  de Vista, puesto que  en  su  considerando segundo señala que  de acuerdo a  los  antecedentes  el  mejor derecho propietario por principio de   prioridad  en   el   registro  le   asiste  al   Gobierno Municipal de  La Paz,  lo que  hace  conducente a la  demanda de acción  negatoria,  pero   en   la   parte    dispositiva  del   fallo   se confirmó y aprobó el fallo del Juez  a quo,  negándose la nulidad de escritura pública, cancelación de partidas y el pago  de daños y   perjuicios,  siendo  que   por   lógica consecuencia  se   debía pronunciar  al  declararse  el  mejor  derecho propietario  de  la municipalidad, sosteniendo que  los  1204 m2 motivo del caso  de autos,   se   encontrarían   dentro  de   la   superficie  global  de propiedad del  Municipio de  La Paz  de  123.136 m2,  por  lo que mal  se mantendría la vigencia de un  doble registro del mismo.

No existe pronunciamiento alguno en el Auto  de Vista recurrido respecto a  los  extremos de  su   acción reconvencional por  los cuales se arribó a negar, dejar  sin efecto la Escritura Pública N° 438/2003   de   19  de   noviembre, refiriéndose de   forma muy somera y  subjetiva a  dicha acción reconvencional de  nulidad, pagos de  daños y perjuicios, pero  nada   respecto a  las cancelaciones de partidas.

Con relación  al  recurso de casación  en  el fondo:  señaló que tanto  en  el fallo de primera instancia como en  el de segunda se dejó  pendiente una   resolución sobre el  registro de  propiedad inscrito a favor de los demandantes, pese  a que  el mismo ya fue declarado  inexistente,  lo  que   infringiría el   artículo  237   del mismo Código.

Denuncia la  violación del  artículo  115.II de  la  Constitución Política del  Estado,  ya  que   el  Auto   de  Vista recurrido  sería inefectivo, pese  a reconocer la titularidad del  derecho subjetivo a favor del  Gobierno Municipal de  La Paz  sobre mejor derecho propietario y  la  acción negatoria no   dilucidó la  controversia existente, debiendo haber mantenido como correspondía el reconocimiento único  y   exclusivo de   dicha  institución  como titular,  toda   vez  que   en  primera como en   segunda  instancia asumieron por  su  turno y  orden pleno convencimiento de  las pretensiones jurídico-procesales de  fojas  54  a  60  de  obrados, aspecto que  debió motivar a ser  declaradas probadas a su  favor sus  acciones reconvencionales.

Así indicó la  violación del  artículo 984  del  Código Civil, en  el entendido de  que  fue  la actitud dolosa de la parte   demandante para   apropiarse indebidamente e  ilegalmente de  la  propiedad municipal, más   aun   cuando registró en  forma indebida a  su favor el mismo a través de un  doloso proceso de usucapión, con lo  que   se  habría  ocasionado un   daño   evidente sobre  dicha entidad edilicia, lo que  debería ser  resarcido a  través del  pago de daños y perjuicios.

Por  todo   lo expuesto  solicitó se  declare  probadas   las   acciones reconvencionales    sobre:    nulidad    de    la    Escritura     Pública 438/2003 de  19 de  noviembre de  2003; cancelación  de  partidas de las  matrículas  de  folios reales N° 2010990075242,  Asiento A­ l  de  28  de  mayo de  2004   y  2010990005837   a  nombre  de  los demandantes;                y,  el pago   de  daños y perjuicios  cuyo  monto  será determinado        en   ejecución  de  sentencia,   con   costas  en   ambas instancias.

CONSIDERANDO III: de  los  Fundamentos     de  la  Resolución: que,  del análisis y cotejo del  recurso de  casación se  llega  a las siguientes conclusiones:

En  cuanto    al   recurso    de   casación     en   la  forma:  previo a ingresar al  caso  concreto, es  preciso revisar lo previsto en  el artículo 254   inciso 4)  del  Código de  Procedimiento Civil, en cuanto al  recurso de  casación en  la  forma, sostiene que  este procederá  "...por  haberse  violado las   formas  esenciales  del proceso, cuando  la   sentencia  o  Auto  recurrido  hubiere  sido dictado. (...).  4) Otorgado más  de 10 pedido por  las  partes o sin haberse pronunciado   sobre   alguna   de    las    pretensiones deducidas en  el proceso y reclamadas oportunamente ante  los tribunales inferiores".

Es  así  que  de  la  lectura  del  recurso de  casación en  la  forma cursante  de  fojas  296   a  303  vuelta, se  advierte que  la  parte recurrente denuncia la falta  de congruencia en  el Auto  de Vista recurrido puesto que  en  su  considerando segundo señala que de  acuerdo a los  antecedentes el mejor derecho propietario por principio de   prioridad  en   el  registro  le   asiste  al   Gobierno Municipal de  La Paz,  10 que  hace  conducente a la  demanda de acción negatoria,  pero   en   la   parte    dispositiva  del   fallo   se confirmó y aprobó el fallo del Juez  a qua,  negándose la nulidad de escritura pública, cancelación de partidas y el pago  de daños  y    perjuicios, así    como   también    extraña    la     falta     de pronunciamiento en  el Auto  de  Vista  recurrido respecto a  los extremos de su  acción reconvencional por  los cuales se arribó a negar dejar  sin  efecto la  Escritura Pública N° 438/2003  de  19 de  noviembre; sin   embargo, plantea  el  mismo en  base   a  la previsión del artículo 254  inciso 7) del Código de Procedimiento Civil, siendo que  debió haberlo hecho conforme a 10 establecido en  el artículo 254  inciso 4) del  mismo cuerpo legal, por  10 que no corresponde a este  Tribunal Supremo de Justicia  resolver el mismo, correspondiendo al respecto declarar su  improcedencia.

Sobre  el  recurso  de  casación  en  el fondo:   antes   de ingresar al caso  de  autos, es  necesario remitirnos a 10 establecido en  el artículo 253  inciso 1) del  Código de  Procedimiento Civil, base del  recurso de  casación objeto de  estudio, teniéndose que  este procederá cuando la  sentencia recurrida  contuviere violación, interpretación errónea o  aplicación indebida de  la  ley.  En  ese sentido, el  Gobierno Municipal de  La  Paz  en   su   recurso  de casación  en   el  fondo sostiene  que   las   pretensiones  jurídico­ procesales  de  fojas   54  a  60  de  obrados  debieron motivar a declarar a su  favor  todas   las  acciones reconvencionales. Es  así que,   remitiéndonos  a   dichos  actuados,   se   advierte  que   la entidad edilicia recurrente a tiempo de presentar el memorial de fojas 54 a 60 (demanda reconvencional)sostiene que conforme a la previsión del  artículo 1538.1del Código Civil, se  evidenciaría que   el  mejor derecho propietario respecto  del  bien   inmueble objeto de autos  10 tendría el Gobierno Municipal de La Paz.

Ahora bien,   conforme a  10 manifestado  y  de   acuerdo  a  lo señalado en  el  Auto  de  Vista  recurrido,  el  Tribunal ad  quem concluyó:  "   el   mejor  derecho  propietario  por   principio  de prioridad en el registro, ha  asistido al Gobierno Municipal de La Paz,        conforme  la    prueba   acreditada   en    obrados,   siendo inoponible erga    omnes a   partir   del  año 1985,  Y  por    ello conducente        a  la  demanda   sobre  acción  negatoria  (entendemos accesoria a la pretensión    principal)   toda     vez    que    guarda concordancia con  el  presupuesto   incurso  en  el  Articulo  1538-1 del  Código Civil  (... ) quedando  por  ello  establecido  el  señorío  y derecho        absoluto   sobre   la   cosa,  y   además,    oponiéndose    o negándose  a  los  derechos  y acciones  alegados por  el  adversario derrotado,  declarándose su inexistencia"   (sic).

Razonamiento a partir del cual  y conforme a lo denunciado por la parte    recurrente,  existiría  una    violación del   mencionado artículo 1538.1 del  citado Código, ya  que  el  mismo prevé que: "Ningún derecho  real   sobre  inmuebles  surte    efectos  contra terceros sino  desde el momento en que  se hace  público", en  ese sentido si  bien  el Tribunal de  segundo grado sostiene que  se tiene        establecido por   el  Juez    de   la   causa  que   el   derecho propietario del  bien   inmueble objeto del  caso   en   revisión le asiste  al  Gobierno Municipal de  La  Paz,  por  lo  que   la  parte demandante habría quedado derrotada y consiguientemente su derecho alegado inexistente; empero, pese  a dicha aseveración, aprueba y confirma la  Sentencia del Juez   a quo,  es  decir, solo declara        probada   la    demanda   reconvencional  sobre   mejor derecho propietario y  acción negatoria, y  no  así  respecto a  la nulidad de transferencia y cancelación de partidas, mismas que guardan        relación  estrecha  respecto  al   derecho  "inexistente" aseverado tanto   por  el Tribunal ad  quem como por  el  Juez   a quo,   a  partir  de  lo  que   este   Alto  Tribunal concluye que   los alcances del señalado artículo 1538.1del Sustantivo Civil no fue aplicado en   su   dimensión  real,   puesto  que   como  se   tiene referido sostiene como inexistente el derecho propietario de  la parte derrotada-demandante,  manifestando  que   el  mismo  le asiste al Gobierno Municipal de La Paz desde el año  1985 y que sería "inoponible erga   omnes"  (sic)   frente  a   terceros,  sin embargo, confirmó el  fallo  del  Juez   a  quo  en  base   al  citado artículo 1538.1,apartándose de los alcances de esa  norma, en el sentido de que  todo  derecho real  sobre inmuebles surte   efectos contra terceros  desde  el   momento  de   hacerse  público,  en consecuencia se  debe  proceder a la nulidad de la transferencia efectuada        a   favor  de   los   ahora  demandantes   respecto  al inmueble objeto de  autos en  la  Escritura Pública N° 438/2003 de  19 de  noviembre, y  por  consiguiente la  cancelación de  las partidas correspondientes a favor de los últimos nombrados.

Lo precedentemente  expuesto  hace    la   transgresión   de   la garantía a  la  tutela judicial efectiva, denunciada  por  la  parte recurrente, misma que  se  encuentra establecida en  el artículo 115  de  la  Constitución Política del  Estado, por  cuanto el fallo pronunciado  por   el  Tribunal de  segundo grado va  contra  el ejercicio de   los   derechos  de  la   entidad  edilicia demandada, como también la infracción de los  artículos 190,  236  Y 237  del Código de    Procedimiento  Civil   denunciados   por    la   parte recurrente,  mereciendo en  ese   sentido que   el  Auto   de  Vista recurrido sea  casado únicamente al respecto.

Finalmente, merece recordar que  de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 85  del  Código Civil, "...los bienes del  Estado, de  los Municipios, de las  Universidades y otras  entidades públicas, se determinan y regulan por  la  Constitución Política del  Estado y las  leyes especiales que  les  conciernen...", asimismo, el artículo 137  de  la  Constitución Política del  Estado (abrogada), imperativamente disponía que  los  bienes del  patrimonio de  la Nación constituyen propiedad pública, inviolable, siendo deber de todo  habitante del territorio Nacional respetarla y protegerla; así,   el  artículo 339.   II de   la  actual  Constitución Política del Estado prevé que  los  bienes de patrimonio del  Estado y de  las entidades  públicas  constituyen   propiedad  del  pueblo  boliviano, inviolable,  inembargable,   imprescriptible   e  inexpropiable,   por otro  lado  el  artículo  59  inciso  7) de  la  Constitución   Política del Estado  (abrogada),  establecía  dentro  las  atribuciones   del  Poder Legislativo la  de  autorizar  la  enajenación  de  bienes  nacionales, departamentales,    municipales,   entre    otros,  y  de  todos  los  que sean   de  dominio público, inserto  en  nuestra  actual  Constitución Política del  Estado  en  el  artículo  158  inciso  13)   estableciendo que    es   atribución   de   la   Asamblea   Legislativa  Plurinacional aprobar  la enajenación  de bienes de dominio público del  Estado, a    cuya     razón,   todos   los    bienes   que    son     del    Estado    se encuentran    protegidos   debido   a   la   función   social   que    les caracteriza.

Del  razonamiento  citado,  corresponde  emitir fallo  conforme a la previsión  de  los   artículos   271   incisos  1) Y 4),    272   Y 274   del Código de Procedimiento  Civil.

POR TANTO: la Sala  Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, con  la facultad conferida por  el artículo 42  inciso 1) y disposición transitoria  octava de  la  Ley  del  Órgano Judicial, conforme los  articulo 271  incisos 1) y 4), 272  Y 274  del  Código de Procedimiento Civil, declara:

1º IMPROCEDENTE  el   recurso   de   casación   en   la   forma interpuesto por  el Gobierno Municipal de  La Paz  que  cursa   de fojas 296 a 303 vuelta.

y con relación al recurso de casación en el fondo.

2° CASA PARCIALMENTE  el Auto de Vista  N° 262/11  de 27 de mayo de 2011,  cursante de fojas 286  a 287 vuelta, pronunciado por  la  Sala  Civil  Segunda de  la  entonces  Corte Superior del Distrito Judicial de  La Paz;  y deliberando en  el fondo...declara nulas  la Escritura Pública N° 438/2003  de  19 de noviembre, de compra venta de los lotes  de terreno signados con  los N° 7, 8, 9 y 10, con una  superficie de 301  m2 cada  uno,  haciendo un  total

de superficie de  1.204 m2,  suscrito por  Remigio Achara Condori a  favor de  Constancio Quispe Mamani y  Florencia Ventura de Quispe; disponiéndose la cancelación en Derechos Reales de la matrícula de folio real  2010990075242, Asiento A-1  de  28  de mayo de  2004, registrado a nombre de los últimos nombrados, manteniendo en  lo demás incólume la  Sentencia N° 300/2009 de   11  de  agosto, de  fojas  221   a  230  vuelta,  sin  costas.  Sin responsabilidad por ser excusable.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.