SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:                  Nº 425

Sucre:                                 26 de septiembre de 2014

Expediente:                         SC-92-09-S

Distrito:                                 Santa Cruz

Magistrada Relatora:        Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas 581 a 583, interpuesto por Luis Felipe Vásquez Zambrano en representación de la Empresa Agroindustrial Guapilo Limitada, contra el Auto de Vista de fecha 26 de mayo de 2009, cursante a fojas 561 y vuelta, pronunciado por la Sala Penal Primera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro la demanda de Medida Precautoria de Anotación Preventiva, seguido por Marcelino Díaz Murillo, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso de fojas 591 a 593 vuelta, el auto de concesión del recurso de fojas 599; y,

CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que durante la tramitación de la causa, la Sala Civil Segunda de la que fuera Corte Superior de Justicia de Santa Cruz dicta el Auto de Vista  de fecha 18 de agosto de 2008 cursante a fojas  487 del Testimonio de apelación revocando el auto de fecha 24 de marzo de 2008.

Que, en grado de reposición bajo alternativa  de apelación incoada por  Marcelino Díaz Murillo por escrito de fojas  525 a 527 del testimonio contra la providencia de fecha 18 de septiembre de 2008 cursante a fojas 491 vuelta, la Sala Penal Primera de la ex Corte Superior de Distrito Judicial de Santa Cruz, REVOCA la providencia apelada de  fojas 491 vuelta pronunciada por el A quo ordenando la restitución de la Medida Precautoria de Anotación Preventiva sobre las matriculas solicitadas, sin costas.

Que, el recurrente interpone recurso de casación en la forma y en el fondo contra el Auto de Vista de fecha 26 de mayo de 2009  cursante a fojas 561 y vuelta.

CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN: Contra el Auto de Vista, Luis Felipe Vásquez Zambrano en representación de la Empresa Agroindustrial Guapilo Ltda. Interpone recurso de casación, solicitando la aplicación del artículo 180-II de la Constitución Política del Estado, con los siguientes argumentos:

RECURSO EXTRAORDINARIO DE CASACIÓN EN LA FORMA(TEXTUAL): Manifiesta que la resolución recurrida no se pronunció sobre el fondo del recurso de reposición bajo alternativa de apelación planteado por Marcelino Díaz Murillo contra la resolución de fecha 18 de Septiembre de 2008 por el a quo y que alternativamente el Ad quem actuó citra petita al fallar en sentido diferente al solicitado y que dicha actuación recayó en lo previsto por el articulo 154 numeral4) del Código de Procedimiento Civil, norma que establecería como causal de nulidad el no haberse pronunciado en la resolución recurrida  en cuanto al fondo del recurso de reposición y al contrario se hubiese apoyado en fundamentos no planteados por el impugnante y por consiguiente acusa la violación del artículo 236 del Código de Procedimiento Civil.

Por lo expuesto concluye que este Tribunal Supremo ANULE la resolución recurrida y se dicte un nuevo Auto de Vista respetando el principio de congruencia.

RECURSO EXTRAORDINARIO DE CASACIÓN EN EL FONDO (TEXTUAL): Señala  la violación del artículo 256 del Código de Procedimiento Civil apoyándose en el artículo  253 numerales 1)) del Código de Procedimiento Civil, en virtud que la Sala Penal Primera no valoro, ni considero que existiría otro recurso de reposición bajo alternativa de apelación el que hubiese generado el Auto de Visa de 18 de agosto de 2008 por el que se levantaría el levantamiento de las medidas precautorias.

Refiere que con el Auto de Vista de fecha 26 de mayo de 2009 de fojas  561 y vuelta se afectaría el Auto de Vista de fecha 18 de agosto de 2008, y que la interposición del recurso de casación no impediría su cumplimiento conforme el artículo 256 del Código de Procedimiento Civil y que se hubiese atribuido efectos suspensivos a un recurso de casación que tendría base primigenia una resolución por la que se constituirían  las medidas precautorias.

Por ultimo solicita que este Tribunal Supremo de Justicia pronuncia  resolución CASANDO el Auto de Vista de fecha  18 de agosto de 2009 de fojas 561 y vuelta y deliberando en el fondo se declare firme y subsistente la providencia de fecha 18 de septiembre de 2008 pronunciado por el A quo.

CONSIDERANDO III.-

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Por los argumentos referidos en el recurso corresponde señalar que:

Según la doctrina procesal, el recurso extraordinario de casación tiene una doble función, de un lado unificar la jurisprudencia nacional; y, del otro la de proveer la realización del derecho objetivo, función que en la doctrina se ha denominado nomofiláctica o de protección de la ley. El recurso extraordinario de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho, que tiene por objeto el enjuiciamiento de la sentencia de segunda instancia.

Se debe tener presente que el recurso extraordinario de casación no constituye una tercera instancia, no todas las resoluciones de segunda instancia pueden ser impugnadas en casación, o dicho desde otra perspectiva, la legislación Civil Boliviana sigue el sistema de relación cerrada o “numerus clausus”, en cuanto las resoluciones recurribles de casación, de manera tal que dicho recurso únicamente procede contra las resoluciones enunciadas en el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil.

Por disposición del artículo 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil, el recurso de casación es improcedente en los casos previstos por el artículo 262 del mismo Código Adjetivo Civil. Por su parte el artículo citado 262 en su numeral 3) del referido Código de Procedimiento Civil, dispone que el Tribunal de segundo grado tiene el deber de negar la concesión del recurso de casación y declarar la ejecutoria de la Sentencia o Auto recurrido, entre otros, cuando no se encuentre previsto en los casos señalados por el artículo 255 Ibídem. Lo cual implica que el Tribunal de casación previamente debe efectuar un juicio de admisibilidad o de procedencia del recurso, pues la apertura de la competencia del Tribunal de casación, para ingresar a resolver sobre el fondo del recurso, depende de que el recurso supere dicho juicio.

De la revisión de obrados, se tiene que el demandante Marcelino Díaz Murillo. Interpone recurso de reposición bajo alternativa de apelación contra la providencia de fecha 18 de septiembre de 2008 cursante a  fojas 491 vuelta, el mismo que tramitado es rechazado por Auto de fecha 21 de marzo de fojas  539 a 540 y concedida la apelación en el efecto devolutivo, en conocimiento de la misma la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de  Santa Cruz (en conocimiento de la causa por haberse excusado la totalidad de vocales de las salas civiles) revoca la providencia apelada y ordena la restitución de la medida precautoria de anotación preventiva.

En cuanto al recurso de apelación en el efecto devolutivo el artículo 225 del Código de Procedimiento Civil, establece: "La Apelación en efecto devolutivo procederá en los casos siguientes: 1) De las sentencias pronunciadas en los procesos ejecutivos y de los autos que resolvieren tercerías interpuestas dentro de los procesos; 2) De las sentencias y autos definitivos dictados en procesos concursales, sumarios y sumarísimos; 3) De los autos interlocutorios que se pronunciaren durante la sustanciación de los procesos y contra los cuales la ley admitiere este recurso; 5) De las resoluciones dictadas en ejecución de sentencia". Vemos que ninguno de los artículos se ajusta a la providencia dictada por el Juez A quo, cursante a fojas 491 vuelta de obrados, es decir  no está comprendido en ninguno de los numerales del articulo 225 del Código de Procedimiento Civil, por lo que se infiere que los Tribunales de Instancia al dar curso al recurso de apelación, primero en efecto devolutivo, han dilatado innecesariamente el proceso en total perjuicio de las partes, por lo que, llama la atención que los Tribunales de Instancia hubieran tramitado el recurso de apelación primero y luego concedido el recurso de Casación, sin cumplir el Auto de Vista recurrido con los requisitos necesarios para que este Tribunal pueda aperturar su competencia, por lo que el recurso interpuesto deviene en improcedente.

Por  consiguiente corresponde resolver de acuerdo a lo previsto por el artículo 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, los artículos 41 y 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial, y los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) con relación al 262 numeral 3) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Luis Felipe Vásquez Zambrano  en representación de  la Empresa Agroindustrial Guapilo Ltda., contra el Auto de Vista de fecha 26 de mayo de 2009, pronunciado por la Sala Penal Primera de la que fuere Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, hoy Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz de folios 561 y vuelta, con costas.

Se apercibe a los vocales signatarios del fallo de segunda instancia por no haber dado cumplimiento al artículo 262 numeral 3) del Código de Procedimiento Civil.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 1.000, que mandará hacer efectivo el A-quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase

Relator: Mgdo. Dra. Ana Adela Quispe Cuba

Fdo. Dr. Javier Medardo Serrano Llanos

Fdo. Dra. Elisa Sánchez Mamani

Ante Mi Fdo. Abog. Santusa Pizarro Camata 

Registrado en Libro de Tomas de Razón: Primero