SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:                Nº 406

Sucre:                                19 de septiembre de 2014

Expediente:                        SC-83-09-S

Distrito:                                Santa Cruz

Magistrada Relatora:        Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS:

El Recurso de Casación en el fondo de fojas 560 a 561, interpuesto por Karin Purita Vargas Sánchez, contra el Auto de Vista de fecha 6 de abril de 2009, cursante a fojas 556 y vuelta, pronunciado por la Sala Civil Segunda de la que fue la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro el proceso ordinario sobre mejor derecho propietario, acción negatoria, reivindicación y entrega de motorizado, mas pago de daños y perjuicios seguido por la recurrente contra la empresa ANSAL Ltda. representada por Paul Sedran Leonhart y Otros, el Auto de concesión de folios 566, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO.-

Tramitada la causa, el Juez Primero de Partido en materia Civil y comercial de la Capital Santa Cruz, pronunció la Sentencia en fecha 27 de febrero de 2008, cursante a fojas 498 a 506 que declaró PROBADA la demanda de fojas 316 a 317 interpuesta por Karin Purita Vargas Sánchez en referencia al mejor derecho propietario, pago de daños y perjuicios, reivindicación y entrega del motorizado , camión marca Mercedes Benz color blanco, placa 596-XHF e IMPROBADA la acción negatoria sin costas, ordenándose a la Empresa ANSAL Ltda., representada por Paul Sendran Leonhart la entrega del motorizado a Karin Purita Vargas Sánchez  en plazo de cinco días a partir de la ejecutoria de la presente resolución al tenor de lo dispuesto por el artículo 514 y 515 del Código de Procedimiento Civil, así como la cancelación de $us. 8.143.-  Así mismo se ANULA los Autos de fecha 20 de agosto de 2004 dictado dentro el proceso que sigue la empresa ANSAL Ltda., en contra de Samuel Flores que declara improbada la tercería de dominio excluyente interpuesta por Karin Purita Vargas Sánchez, así como el Auto de Vista de fecha 21 de julio de 2005 dictado por la Sala Penal Primera  que confirma la resolución de A quo.        

Deducida la apelación por Paul Sedran Leonhart, la Sala Civil Segunda de la que fue la Corté Superior de Justica de Santa Cruz, hoy Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz emitió el Auto de Vista N° 102/2009 en fecha 6 de abril de 2009, ANULANDO la sentencia de fecha 27 de febrero de 2008 corriente de fojas 498 a 506, disponiendo que el juez origen  dicte nueva resolución en apego a los determinado del artículo 190 del Código de Procedimiento Civil.

De la revisión de obrados a fojas 558 se evidencia que los justiciables fueron debidamente notificados con el Auto de Vista N° 102/2009 de fecha 6 de abril de 2009, es así que Karin Purita Vargas Sánchez, fue notificada con la referida resolución en fecha 26 de junio de 2009, y como consecuencia de ello en fecha 30 de junio de 2009, interpone recurso de Casación en el Fondo, es decir que el recurso fue presentado dentro del término establecido en el artículo 257 del Código de Procedimiento Civil, el mismo que se pasa a considerar a continuación.

CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION:

Denuncia que el Auto de Vista N° 102/2009 incurre en errónea apreciación e interpretación del contenido de la demanda causal contenida en el artículo 253 numerales 1) y 3) del Código de Procedimiento Civil  interpone recurso de casación en el fondo, siendo que se demandó mejor derecho propietario, acción negatoria, reivindicación más pago de daños y perjuicios dentro los términos y alcances del articulo 366 II del Código de Procedimiento Civil, que dispone que las tercerías de derecho excluyente interpuesta en ejecución de Sentencia no tienen el valor de cosa juzgada y podrán ser anuladas o modificadas por otro proceso ordinario a formalizarse en el plazo de 30 días  de ejecutoriado el Auto que rechace la tercería.

Que la demanda busca que se anule la resolución que rechaza la tercería de derecho excluyente dictada dentro el proceso de reparación de daños  emergentes del proceso penal, acompañándose fotocopia legalizada de dichas resoluciones junto a la demanda. 

Al dictar el Auto de Vista en su apartado 1 hace cita del inc. 4) del artículo 254 de la ley adjetiva que sanciona con nulidad de obrados la violación de las formas esenciales del proceso al incluir en la parte dispositiva de la sentencia aspectos no demandados, en su apartado 2 llega a la conclusión que los Autos dictados en primera instancia  y segunda instancia por la Sala Penal Primera de las Corte Superior Distrito no estaban demandados y en consecuencia se ANULA la Sentencia disponiendo se dicte una nueva Sentencia con apego a lo determinado en el artículo 190 del Procedimiento Civil.  

Esta determinación incurre en error de hecho en la apreciación de la demanda, los antecedentes procesales y la Sentencia  incurriendo en error de derecho, al dar una incorrecta aplicación de normas contenidas en el artículo 254 numeral 4) y 190 ambos del Código de Procedimiento Civil. Por lo que en apoyo del articulo 253 1) y 3)  del Código de Procedimiento Civil interpone recurso de Casación en el Fondo  en contra del Auto de Vista de fecha 6 de abril de 2009 y deliberando en el fondo  en aplicación del artículo 271  4) del Código e Procedimiento Civil se dicte Auto Supremo Casando el Auto de Vista impugnado y mantenga la Sentencia de primera instancia.       

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.-

La jurisprudencia sentada por este Tribunal, estableció que el recurso de casación constituye una demanda nueva de puro derecho utilizada para invalidar una Sentencia o Auto Definitivo en los casos expresamente señalados por ley, pudiendo presentarse como recurso de casación en el fondo, recurso de casación en la forma o en ambos efectos, de acuerdo a lo estatuido por el artículo 250 del Código de Procedimiento Civil, en coherencia con lo establecido en los artículos 253 y 254 del mismo cuerpo legal.

En ese orden, es menester precisar que la finalidad del recurso de casación en el fondo es la de unificar la interpretación de las normas jurídicas de nuestro país creando la jurisprudencia correspondiente, en tanto que la finalidad del recurso de casación en la forma, es la de anular la resolución recurrida o un proceso cuando al ser dictado en su sustanciación, se violan formas esenciales sancionadas con nulidad por la ley, por ello, la interpretación de las leyes que regulan las nulidades debe ser uniforme. En ambos casos, son de inexcusable cumplimiento los requisitos establecidos en la norma del artículo 258 del Código de Procedimiento Civil, es decir, que se debe citar en términos claros, concretos y precisos las leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, que están expresamente previstos en la ley; por consiguiente, los mismos no están sujetos a capricho de las partes; y menos, del juzgador.

En el caso que se analiza la recurrente en la síntesis de su escrito interpone recurso de casación en el Fondo sin embargo de manera confusa, contradictoria, incongruente e imprecisa, sin cumplir la carga procesal obligatoria establecida en el artículo 258 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, acusa una incorrecta aplicación, aplicación indebida de los artículos 254 - 4 y 190 ambos del Código de Procedimiento Civil sin fundamentación alguna, aparentemente esta incorrecta aplicación o aplicación indebida relacionada al recurso de casación en el fondo, porque en su parte in fine de su escrito se solicita se dicte Auto Supremo  Case el Auto de Vista. Por las razones anotadas tomando en cuenta la solicitud expresa como es su Recurso de Casación en el Fondo este tribunal aboca su consideración y análisis del mismo conforme se interpuso. 

Así del análisis del recurso de casación, se advierte que su interposición es errónea, puesto que fue planteado en el fondo, cuando debió ser planteado solo en la forma, en atención a la naturaleza jurídica que caracteriza a cada uno de los recursos señalados y principalmente, a que la resolución de Vista impugnada anuló obrados, siendo evidente, en consecuencia, que el tribunal de alzada no ingresó al análisis del fondo de la problemática que motivó el trámite del presente litigio, situación que impide que este Supremo Tribunal realice el referido análisis.

En la litis, se tiene que el Auto de Vista recurrido Nº 102/2009 de fecha 6 de abril de 2009, de fojas 556 y vuelta, ANULA obrados hasta la Sentencia de fecha 27 de febrero de 2008 corriente a fojas 498 a 506, resolución de segunda instancia que no se ha pronunciado sobre el fondo del recurso de apelación planteado, es decir, sobre los agravios de la Sentencia en cuanto a lo resuelto por supuesta infracción de la ley, por lo que de acuerdo a la finalidad que tiene el recurso de casación en el fondo, que es de invalidar una Sentencia de primera instancia o Auto de Vista de segunda instancia que procede cuando el juez o tribunal ha infringido la ley decisoria del conflicto al resolverlo, constituyéndose así en un recurso extraordinario de puro derecho y excepcional, que se encuentra sujeto a los requisitos establecidos por el artículo 253 del Código de Procedimiento Civil en sus tres numerales, no se abre la competencia de este Tribunal para resolver el recurso de casación en el fondo interpuesto por el recurrente.

Al respecto la Sala Civil de este Máximo Tribunal, en el Auto Supremo Nº 166 de fecha 21 de agosto de 2012 señaló que: “En el caso de Autos, la recurrente no comprendió la naturaleza de la resolución de alzada, que al ser anulatorio, como es lógico, no resolvió el fondo del litigio, en cuyo mérito contra esa resolución no es posible plantear "RECURSO DE CASACIÓN DE FONDO", toda vez que el Tribunal Ad quem al haber anulado obrados no emitió criterio sobre el fondo del asunto, es decir no emitió sentencia de segundo grado, en consecuencia, resulta incoherente que la recurrente pretenda que este Alto Tribunal declare improcedente el auto de vista recurrido y se pronuncie sobre el fondo del litigio, pues, ello supondría fallar en per saltum. En forma reiterada y uniforme este Supremo Tribunal, al resolver casos similares, se pronunció en sentido que, al no existir apelación resuelta, no puede resultar recurso de casación en el fondo; correspondiendo, contra un auto de vista anulatorio, sólo recurso de casación en la forma. Por las razones expuestas, el "RECURSO DE CASACIÓN DE FONDO" interpuesto deviene en improcedente”.

En el entendido que el Tribunal Supremo es de puro derecho como lo es también la impugnación extraordinaria, ese extremo hace que este Tribunal no puede suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurre un recurrente; en consecuencia, al no haberse cumplido con la carga legal prevista, se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado, al que se castiga conforme disponen los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, los artículos 41 y 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial, y los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 2) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo interpuesto por Karin Purita Vargas Sánchez, contenida en el escrito de folios 560 a 561, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 200 que mandará hacer efectivo el A-quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase