SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:           Nº 352

Sucre:                           27 de agosto de 2014

Expediente:                   CH-32-09-S

Distrito:                           Chuquisaca    

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación interpuesto por Luís Delgado Arancibia, de fojas 233 a 235 vuelta, contra el Auto de Vista N° 151 de 21 de mayo de 2009, cursante a fojas 227 a 228 vuelta, pronunciado por la Sala Civil Primera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso ordinario de PAGO POR PRESTACIONES DE SERVICIO, seguido por Lucio Gómez Quiroga contra el recurrente, los antecedentes procesales, la contestación al recurso de fojas 239 a 241 vuelta, el auto de concesión del recurso de fojas 242; y,

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que, en la tramitación del proceso, el Juez de Partido Tercero  en lo Civil y Comercial de Sucre, pronuncia Sentencia de fecha 29 de enero de 2009, cursante a fojas 199 a 201 vuelta de obrados, declarando PROBADA en parte la demanda de fojas 59 a 61, subsanada a fojas 67 y probada la excepción perentoria de incumplimiento de contrato opuesta a la demanda a fojas 90 a 92, sin costas; en consecuencia se condena al demandado a pagar a favor del actor, en el plazo de 30 días de ejecutoriada que fuere la presente sentencia la suma de $us. 5151,80.- o su equivalente en moneda nacional, condena que se dispone en base a las breves consideraciones contenidas en el quinto considerando precedente; finalmente declara no haber lugar al pago de la suma de Bs. 89.735,00.- también pretendido en la demanda.

Contra la referida sentencia el demandado plantea recurso de apelación radicada en la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Distrito de Chuquisaca, la misma que emite Auto de Vista N° 151 de 21 de mayo de 2009, cursante a fojas 227 a 228 vuelta, mediante el cual confirma la sentencia de 29 de enero de 2009, de fojas 199 a 201, con costas.

CONSIDERANDO II:

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACION.- Contra el Auto de Vista, el demandado interpone recurso de casación en la forma y en el fondo, mediante memorial de fojas 233 a 235 vuelta, con los siguientes argumentos:

Refiere que la confirmación de la sentencia realizada por el auto de vista recurrido, emerge del documento cursante de fojas 1), que no tiene valor legal alguno, al no cumplir la formalidad que exige el artículo 1311 del Código Civil, conminándole a pagar el monto de $us. 5.151,80.- por una supuesta retención que éste hubiera realizado. Que el recurrente no tuvo otra opción de denunciarlo a Impuestos Nacionales, al estar evadiendo el pago de impuestos por no emitirle factura por el pago de sus servicios y que producto de esa denuncia esa institución emitió resolución determinativa en fecha 14 de febrero de 2007, obligando a Lucio Gómez Quiroga a cancelar el importe evadido, resolución determinativa que es olvidada por el ad quem. Reitera no haber realizado retención alguna de dinero, si no, fue impuestos nacionales que ha efectuado dicho descuento, así lo demostró por la documentación adjunta al proceso que tiene todo el valor legal que le asigna el artículo 1296 del Código Civil. Que al hacerse valer el documento de fojas 1), mismo que no tiene ningún valor, resulta incongruente con los términos de la demanda, pues el demandante reclama un descuento para impuestos nacionales y contrariamente se resarce un supuesto descuento que dice está plasmado en ese documento, siendo diferente lo solicitado en la demanda y lo otorgado en la sentencia, implicando un fallo ultra petita, no habiéndose realizado una correcta valoración de la prueba, razón por la cual dice, al margen de interponer recurso en la forma, lo hace también en el fondo, pidiendo que se case el auto de vista y la anulación de obrados en el fondo.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Antes de ingresar en la Resolución del recurso planteado, es necesario hacer notar que el mismo contiene deficiencias argumentativas, confusas y una contradictoria redacción, sumado a la defectuosa técnica forense empleada por el recurrente que interpone recurso de casación en el fondo y en la forma, sin la correspondiente discriminación de las supuestas denuncias por errores in iudicando e in procedendo, argumentando aparentemente denuncias de errada valoración de la prueba, sin especificar si el cuestionamiento que hace serían por errores de hecho o de derecho, asimismo, confundiendo y equivocándose al buscar una resolución suprema que al mismo tiempo case el auto de vista y la anulación de obrados en el fondo; incongruencias que en aplicación estricta de las normas procesales que rige la tramitación del recurso de casación, daría lugar a que los recursos sean declarados improcedentes, empero en consideración a los lineamientos y principios de la nueva visión de la justicia Boliviana, establecido en el orden constitucional vigente, lo establecido en la SCP 2210/2012, se pasa a considerar dicho recurso como fue interpuesto el mismo.

En ese marco y respecto a la denuncia de infracción e incumplimiento del artículo 1311 del Código Civil, debemos manifestar que

En efecto, en cuanto a la acusación que se hubiere pronunciado sentencia y esta hubiese sido confirmada por el auto de vista recurrido en base a la simple fotocopia de fojas 1, debemos dejar en claro que el artículo 1311 del Código Civil otorga a las copias mecánicas (fotocopias) igual valor que el original cuando son nítidas y su conformidad con el original auténtico y completo "se acredita por un funcionario público autorizado, previa orden judicial o de autoridad competente, o, a falta de esto, si la parte a quien se opongan no las desconoce expresamente".

Al margen de ello, lo acusado no se observó en el orden y la oportunidad establecida por ley para la realización de los actos reclamados, alegando su vulneración, que extemporáneamente se observa en el recurso, después que tanto los documentos de fojas 1 a 58, como la demanda de fojas 59 a 61, su modificación y ratificatoria de fojas 67, fueron puestos en conocimiento del demandado, para que usando la facultad prevista por los artículos 335 y siguientes y 345 y siguientes del mencionado Código Adjetivo, asuma defensa planteando excepciones previas, responda la demanda admitiendo o negándola, se pronuncie sobre los documentos acompañados y cumpla los otros requisitos establecidos en el artículo 346 del código procesal mencionado. No obstante la oportunidad que la ley le confería, el recurrente en los memoriales presentados (de excepción, contestación y otros) no opuso objeción a la prueba presentada, precluyendo su derecho y si no existió pronunciamiento sobre los documentos adjuntos, se presume el reconocimiento de la verdad de los hechos controvertidos que refieren estos documentos, tal como establece la norma del numeral 2) del artículo 346 del Código de Procedimiento Civil.

Por ese particular, se concluye que la documentación adjunta a la demanda tiene el valor legal que le reconoce dicha norma procesal que es concordante con la prevista por el artículo 399 parágrafo II numeral 4 del mismo Código, documentos que fueron considerados en su conjunto por el Juez de Primera Instancia y el tribunal de alzada de manera integral con las pruebas de descargo adjuntadas al proceso. Por otra parte, es inadmisible en casación el fundamento de una presunta falta de exposición de la petición en términos claros y positivos de la demanda, cuando no se lo hizo oportunamente conforme facultaba el numeral 4) del artículo 336 y dentro del plazo establecido por el artículo 337 ambos del Código de Procedimiento Civil, más aún si consta en obrados que la demanda cumplió ese requisito extrañado.

Con relación a no haberse tomado en cuenta la resolución determinativa, a tiempo de emitir la sentencia y auto de vista, debemos señalar que como ya se dijo, ésta como todas las pruebas conducentes fueron debidamente valoradas y apreciadas por los jueces de instancia,  dentro del marco legal establecido por el artículo 1286 del Código Civil y artículo 397 de su Procedimiento incensurable en casación.

Que, siendo el recurso de casación una demanda nueva de puro derecho, el tribunal de casación no puede reexaminar la prueba a menos que se hubiese incurrido en error de hecho o de derecho justificados con documentos auténticos como lo establece el artículo 253 numeral 3) del Código Procedimiento Civil y que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador, lo que no sucede en caso de autos.

En cuanto a la supuesta incongruencia del auto de vista recurrido, cuando el apelante no es satisfecho en todas las pretensiones que deduce como agravios, debe usar la vía señalada por los artículos 196 numeral 2) y 249 del Código Procedimiento Civil, en el plazo perentorio concedido al efecto. Si no obra de ese modo, incumple con la "carga procesal", no pudiendo alegar después en casación, cualquier omisión, por el principio dispositivo que informa a la legislación adjetiva en vigencia, máxime si el auto de vista no contiene disposición que pueda fundar al recurso. Sin embargo, revisados los antecedentes, el auto de vista se ha circunscrito, a los puntos apelados y que fueron materia de decisión en primera instancia, por lo que no es evidente la infracción de los artículos 227 y 236 del Código de Procedimiento Civil, mucho menos haberse realizado un pronunciamiento ultra petita como denuncia recién el recurrente, no pudiendo este Tribunal conocer "nuevas causas de nulidad por contravenciones que no se hubieran reclamado ante los tribunales inferiores" según prescribe el artículo 258 numeral 3) del adjetivo Civil.

Por lo antes mencionado y al no evidenciarse violación alguna en la que hubieran incurrido el Juez de Primera Instancia y el Ad quem, o vulneración de algún derecho, corresponde a este Tribunal, resolver de la forma prevista en los artículos 271 numeral 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo y en la forma interpuestos por Luís Delgado Arancibia, contenidos en el memorial de fojas 233 a 235 vuelta, con costas.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bs. 1000, que mandará hacer efectivo el Juez inferior.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.