SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:           Nº 351

Sucre:                           27 de agosto de 2014

Expediente:                   LP-75-09-A

Distrito:                           La Paz    

Magistrada Relatora: Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación en el fondo de fojas 122  á 123 y vuelta interpuesto por Carla Marisol Callejas Escalier y Maria Rosalba Callejas Escalier, contra el Auto de Vista Nº A-15/2009 cursante a fojas 119 y vuelta, de fecha 28 de enero de 2008, pronunciado por la Sala Civil Cuarta de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso fenecido de DIVORCIO seguido por Ismael Carlos Callejas contra Marisol Escalier Flores, los antecedentes del proceso, y el auto de concesión del recurso de fojas 126 vuelta; y,

CONSIDERANDO I:        

ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que en  el fenecido proceso de divorcio  Teresa Mónica Barrera Mamani en representación legal  de Ismael Carlos Callejas plantea incidente de cesación de asistencia familiar, mismo que es resuelto por auto de fecha 13 de octubre de 2007 declarando probada la demanda de Cesación  de Asistencia Familiar que correspondía a favor de las hijas Carla Marisol y Mayda Rosalba Callejas Escalier, manteniéndose firme y subsistente la asistencia familiar asignada  a favor del hija  Guadalupe Cielo Callejas.

Las demandadas Carla Marisol Callejas Escalier y Mayda Rosalba Callejas Escalier plantean incidente de nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo, resuelto el mismo por auto de fecha 9 de septiembre de 2008, mismo que declara improbado el incidente interpuesto.

Que, en grado de apelación incoada por las recurrentes, la Sala Civil Cuarta de la Corte Superior de Distrito Judicial dela Paz, confirma  la resolución recurrida  con costas. 

CONSIDERANDO II.-

HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN: Ante la resolución de Vista, las recurrentes interponen recurso de casación en el fondo, con argumentos que se resumen inmediatamente:

Indica que,  en la demanda de cesación de Asistencia familiar su padre en calidad de demandante hubiese señalado como domicilio real de ambas en la Avenida Final Bs. As., Callejón 4 Nº 39 y que en dicho domicilio nunca fueron notificadas y que los actuados se  hubiesen realizado en distintos domicilios conforme se evidenciarían de las diligencias de fojas 394 a 402 de obrados y que las mismas  serian nulas de pleno derecho.

Asimismo denuncia que ante  tal irregularidad se prosiguió la causa  con la citación mediante edictos y que el a quo infringió el artículo 68 del Código de Procedimiento Civil al declarar la rebeldía, argumentando que nunca fueron citadas con la demanda de cesación de asistencia familiar, infringiéndose  asimismo lo dispuesto por el articulo 124 parágrafo IV del Código de Procedimiento Civil.

Así también, dice haberse violado el artículo 90 del Código de Procedimiento Civil y ante la violación y aplicación indebida de la Ley, plantea recurso de casación en el fondo contra la resolución recurrida, con la argumentación de que se hubiese sometido a indefensión sin respetar el debido proceso, al no haberse nombrado defensor de Oficio.

Por último, solicita a este Tribunal Supremo  se resuelva el recurso  ANULANDO OBRADOS hasta el vicio más antiguo.


CONSIDERANDO III.-

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN: El recurso de casación se equipara a una demanda nueva de puro derecho y por la trascendencia jurídica que éste encierra se encuentra sometido a las reglas intrínsecas y extrínsecas que hacen a su procedencia, el recurso interpuesto muestra una deficiente estructuración al plantearlo en el fondo así se tiene que deducir por su solicitud en la parte final del memorial solicitando la  nulidad de obrados. No obstante a estas imprecisiones y la falta de técnica jurídica para interponer esta impugnación extraordinaria, se tiene que el recurso de casación ha sido interpuesto contra una resolución de vista pronunciada dentro de una demanda incidental sobre cesación de asistencia familiar e ingresando a su análisis se tiene:

Que, el recurso de casación debe necesariamente basarse a lo dispuesto por el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil en sus diferentes numerales y cuidar que estas Resoluciones contra las cuales procede el recurso de casación no sean dictadas en ejecución de Sentencia, como ocurre en el presente caso en concreto.

Que, de la revisión del testimonio de apelación se establece que dentro el proceso de divorcio que cuenta con Sentencia definitiva ejecutoriada,  la Juez Tercero de Partido de Familia de la ciudad de La Paz, dentro de la demanda incidental de cesación de asistencia familiar seguida por Carla Marisol Callejas Escalier y Mayda Rosalba Callejas Escalier,  dictó Auto de fecha 09 de septiembre de 2008 declarando improbada el incidente  de nulidad interpuesto por las recurrentes, cuya Resolución  fue apelada   y en conocimiento del Tribunal de Alzada la misma fue confirmada mediante Auto de Vista de fecha 28 de enero de 2008, Resolución que al haber sido  pronunciada en ejecución de Sentencia,  en cuanto a su impugnación debe sujetarse a lo previsto por el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto  en esta etapa del proceso cualquier decisión que pronuncie el Juez de Primera Instancia, podrá ser apelada solo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior, consiguientemente el Auto de Vista dictado por el Tribunal de Alzada ciertamente no se encuentra comprendido en ninguna de las previsiones contempladas en el artículo 255 del Código de Procedimiento Civil.

Que, para pronunciar resolución en el sub lite, se debe tener en cuenta los artículos 213 parágrafo II y 262 numeral 3) del adjetivo civil, complementado este último  por el artículo 26 de la Ley Nº 1760 (Ley de Abreviación Procesal Civil y Asistencia Familiar). El citado artículo 213 parágrafo II determina: "Sólo cuando la ley declare irrecurrible una resolución será permitido negarse al examen del recurso o someterlo a conocimiento del juez correspondiente"; el artículo 26 de la referida Ley Nº 1760, manda: "Cuando el recurso no se encuentra previsto en los casos señalados por el artículo 255".

Que, el articulo 225 numeral 5) concordante con el artículo 518 del Código de Procedimiento Civil, establecen que las Resoluciones dictadas en ejecución de Sentencia podrán ser apeladas sólo en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior, de modo que, en aplicación de las normas adjetivas señaladas, se establece que es una potestad reglada de que el Órgano Judicial tiene la obligación de sujetar sus actuaciones dentro del marco establecido por ella, estando impedido de salirse de los marcos señalados en la ley, la misma que señala taxativamente qué Resoluciones son recurribles de casación, evidenciándose de este modo que la Resolución recurrida en el caso en análisis no está inmersa entre ellas, en consecuencia el recurso en examen deviene en improcedente.

Razón por la que corresponde dar aplicación a lo previsto por los artículos 271 numeral 1) y 272 numeral 1) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO.- La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el parágrafo I numeral 1) del artículo 42 concordante con la disposición transitoria octava de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, así como el parágrafo II del artículo 8 de la Ley 212 de Transición del Órgano Judicial declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fojas 122  a 123  vuelta interpuesto por Carla Marisol Callejas Escalier y Mayda Rosalba Callejas Escalier, sin costas.

Se apercibe al Tribunal Ad quem a dar estricta observancia de lo dispuesto por el artículo 262 numeral 3) con relación al artículo 518 del Código de Procedimiento Civil.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.