SALA CIVIL LIQUIDADORA

Auto Supremo:                   Nº 316

Sucre:                                  14 de Julio de 2014

Expediente:                           O-31-09-S

Distrito:                                Oruro

Magistrada Relatora        Dra. Ana Adela Quispe Cuba

VISTOS: El Recurso de Casación de fojas  145  a 147, interpuesto por Rómulo Villarroel Vargas, contra el Auto de Vista  Nº 106/2009 de fecha 1 de junio de 2009, cursante a fojas 139 a 141, pronunciado por la Sala Civil Primera de la que fuera Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso ordinario de DIVORCIO, seguido por Delia Virginia Zapata Campero contra el recurrente, los antecedentes del proceso, la contestación al recurso de fojas154  y vuelta, el Auto de concesión del recurso de fojas 155; y,

CONSIDERANDO I:

DE LOS ANTECEDENTES DEL PROCESO: Que durante la tramitación de la causa, el Juez de Partido  Quinto   de Familia de la ciudad de Oruro, emitió sentencia de fecha 12 de  marzo de 2009, cursante a fojas101 a 102, declarando PROBADA la demanda de fojas 5 a 6, interpuesta por Delia Virginia Zapata Campero, con costas, y como consecuencia de ello se dispone la cancelación de la partida matrimonial, asimismo se fija una asistencia familiar de Bs. 200 a favor de la demandante,  homologándose alternativamente el documento privado de fojas  18 y vuelta de obrados, y se procederá a la división del bien inmueble  en un 50 % ubicado en la Urbanización Bustillos.

Que, en grado de apelación incoada por el demandado Rómulo Villarroel Vargas, la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Distrito Judicial de Oruro, confirma  la sentencia apelada de fojas  101 a 102, con costas.


CONSIDERANDO II.-

FUNDAMENTOS DE LA IMPUGNACIÓN: Contra el Auto de Vista, Rómulo Villarroel Vargas interpone Recurso de casación en el fondo, con los siguientes argumentos:

Denuncia que  el ad quem hubiese señalado que expresamente  la parte demandante solicito se fije asistencia familiar y que el demandado  en la contestación se limitó a manifestar que no se señale  el mismo,  y guardo silencio al respecto, lo que  estaría en  previsión del artículo 346 del Código de Procedimiento Civil. Asimismo manifiesta que como fundamento de  las resoluciones emitidas, se hubiese señalado como “estado de necesidad” que el mismo  sería más propiamente una figura en materia penal, toda vez que en materia familiar tuviese lugar  la “situación de necesidad” y que se hubiese manifestado que el recurrente tiene las posibilidades económicas.

Señala  que se vulneró lo dispuesto por el artículo 143 del Código de Familia,  al regularse como  efecto  del divorcio, la fijación  de la asistencia  familiar  a favor de la demandante y que el mismo no procedería porque el divorcio se hubiese dado por culpa de la actora.

Por último, denuncia que  al resolver  el A quo con la condenación de costas  aplico erróneamente los artículos 198 y 199 del Código de Procedimiento Civil y articulo 1349 del Código de Procedimiento Civil, desconociéndose la esencia del divorcio en apoyo del artículo 131 del Código de Familia, no existiendo parte perdidosa en un divorcio   con dicha causal.

Por lo expuesto, solicita al Tribunal Supremo, case el auto de vista recurrido  y revoque la sentencia pronunciada.

CONSIDERANDO III.-

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.- Por los argumentos referidos en el recurso corresponde señalar que:

Con relación a la primera denuncia sobre la determinación asumida por el Juez respecto a la asistencia familiar fijada a favor de la demandante en la suma de Bs. 200.- con cargo  al demandado , cabe señalar que esa decisión bien puede ser modificada mediante un incidente de modificación de asistencia familiar donde se dilucidará las condiciones y necesidades tanto del  obligado  como de la beneficiaria para determinar la misma  ante el mismo Juez de primera instancia en cualquier momento del proceso. En consecuencia de lo anotado precedentemente, conforme a la jurisprudencia sentada por la ex Corte Suprema de Justicia las mismas que comparte este Tribunal Supremo debemos señalar que las determinaciones sobre asistencia familiar, por su naturaleza, no causan firmeza y son revisables en cualquier tiempo, por cuanto la asistencia tiene entre sus caracteres el ser provisional, pues, su variabilidad está sometida a los parámetros que señala el artículo 28 del Código de Familia concordante con el artículo 148 del mismo Código. Consiguientemente las resoluciones que sobre ella recaigan no son susceptibles de recurso de casación, por no estar inscritas en la previsión del artículo 255 del Adjetivo Civil, tal como lo estableció la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia y que este Tribunal Supremo comparte el mismo, así se tiene el A.S. N° 90  de 27 de abril de 2005, y el  A.S. N° 588 de 29 de noviembre de 2013; en tal virtud  lo denunciado no puede ser atendido por las circunstancias anotadas precedentemente.

En cuanto a la denuncia  sobre la imposición de costas  por el A quo, el recurrente  como parte demanda en la presente causa  lo formula  en el marco de lo previsto por el artículo 198 del Código de Procedimiento Civil, el cual es concordante con el articulo 199  idem, sin embargo  hay que tener presente en el caso de autos, que  la demanda fue declara probada  por la causal del artículo 131 del Código de Familia, en consecuencia manifestamos que “únicamente proceden las costas en primera instancia contra el demandado, cuando éste es declarado contumaz y se hubiese pronunciado sentencia condenatoria en su contra”, circunstancia que no se advierte en el presente proceso, en el que el emplazado no fue declarado contumaz en ninguna instancia del trámite de la causa, concluyéndose que no existe sustento jurídico para condenar en costas al demandado, como equívocamente dispuso el Juez de primera instancia, por lo que en el marco del articulo 198  corresponde concluir que no es pertinente la imposición de costas contra el demandado.

Todo lo relacionado nos lleva a concluir por consiguiente, que  corresponde resolver de acuerdo a lo previsto por el artículo 271 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por la disposición Transitoria Octava, los artículos 41 y 42 parágrafo I numeral 1) de la Ley del Órgano Judicial, CASA PARCIALMENTE  el  Auto de Vista N º 166/209, cursante a fojas  139 a 141 de obrados,  y deliberando en el fondo deja sin efecto las costas impuestas  en Sentencia  de fecha 12 de marzo de 2009, disponiéndose que  no corresponde la cancelación de  costas, manteniéndose firmes e incólume en lo demás  asumidas en el Auto de Vista.

Se regula el honorario profesional en la suma de Bolivianos 1.000, que mandará hacer efectivo el A-quo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase